Google Plus y la indexación de los usuarios

entrada en Google Plus

Buena pieza en NYT sobre Google Plus y su valor estratégico más allá de la interacción de sus usuarios en la parte «red social»:

Google dice que Plus tiene 540 millones de usuarios activos mensuales, pero casi la mitad no visita la red social.

«Google Plus te da la oportunidad de ser uno mismo, y le da a Google el entendimiento de lo que eres», dijo Bradley Horowitz, vicepresidente de gestión de producto para Google Plus.

Además, ahora es tan importante para Google que la compañía requiere inscribirse para utilizar algunos de los servicios de Google, como comentar en YouTube. El impulso se está haciendo con tanta fuerza que se ha molestado a algunos usuarios y creado preocupaciones en temas de privacidad y antimonopolio, incluyendo a la Comisión Federal de Comercio. Larry Page, presidente ejecutivo de Google, ligó bonificaciones a los empleados en toda la compañía para su éxito y nombró a Vic Gundotra, un alto ejecutivo de Google, para dirigirlo.

Un buen balance es que Google Plus no ha ido tanto de crear una red social sino de «indexar» al usuario, de agregar todo el conocimiento que Google era capaz de captar a través del correo, los mapas, Youtube y el resto de servicios. Con todo esto sobre la mesa y bien integrado, ¿pueden empezar a compararse con lo que Facebook es capaz de recolectar? En muchos casos, podría ser.

Relacionado: La plusificación de Google y la autarquía

Google Plus en Gmail

Google Plus en el buscador

Anuncio de Google sobre una mayor integración de Gmail y Google Plus: ahora es posible enviar correos a gente que sigamos en Google Plus sin necesidad de tener su dirección de email (y por tanto, empezaremos a poder recibir correos de gente u organizaciones con sólo que nos sigan en dicha red).

Parece una funcionalidad interesantísima para poder escribir a toda esa gente fantástica que hemos conocido en Google Plus. Ironías aparte, Google permite hacer opt-out de la funcionalidad, es decir, se activa por defecto, podemos configurarla a posteriori. Es una tendencia muy marcada que ya comentamos, el movimiento del opt-in al opt-out: esto último de activar y luego que si alguien quiere que lo quite asegura una tasa de adopción mucho mayor y suele ser sinónimo de que estratégicamente interesa al proveedor.

Y en esas sigue Google con Google+. Aunque pueda empeorar la experiencia de uno de sus productos estrella como Gmail, todo sacrificio parece poco con tal de empujar lo que ellos ven como su futuro.

Relacionado: Si me interesa lo que compartes no me quiero comunicar contigo (Google+ y Hangouts)

Si me interesa lo que compartes no me quiero comunicar contigo (Google+ y Hangouts)

Hangouts Google Plus

Hoy hemos tenido una larga – muy larga – presentación de Google en su I/O 2013 en el que ha habido muchas novedades (véase resumen con enlaces). Una de ellas ha sido la esperada unificación de las herramientas de comunicación Google en lo que han llamado Hangouts, como la funcionalidad de videoconferencia integrada en Google Plus.

En el anuncio están los enlaces para descarga en iOs, Android y la tienda de Chrome. Por supuesto la unificación lleva aparejada una fuerte integración de lo que era hasta ahora su chat (Talk, Messenger), la mensajería móvil (pide número de teléfono y confirma con SMS) y Google Plus de forma que uno puede empezar la conversación a partir de un nombre, un correo, un número de móvil o un círculo.
Sigue leyendo «Si me interesa lo que compartes no me quiero comunicar contigo (Google+ y Hangouts)»

¿Se comerá Google Plus a Blogger?

Hoy anuncian en el blog oficial de Google la integración – opcional de momento – de Plus en los comentarios de Blogger. Como todo lo relacionado con su red social, muy bien ejecutado técnicamente y con un planteamiento que salva parte de los problemas de los comentarios de Facebook: como puedo elegir con qué círculos comparto no tengo por qué molestar a mis seguidores o, al menos, puedo elegir a quien creo que interesan mis comentarios.

El caso es que al calor del debate del cierre de Reader y la desconfianza respecto a servicios de Google, el valor de Blogger para ellos está en entredicho (véanse los comentarios de Milleiro). No descartaría que el proceso final sea que acabe engullido dentro de Google Plus, del que le separan tanto detalles tradicionales de los blogs (publicación en abierto por defecto, URL única, RSS) como el interfaz para publicar (el de Plus es mucho más simple y está fantásticamente diseñado)

Google+ Sign-In, el «Facebook Connect» de Google

google  plus sign in

Hace unos años apuntábamos que Facebook Connect era un producto clave en el futuro de la web, era el primer intento de proveedor de identidad online que tenía serias posibilidades de acabar siendo muy relevante, otorgando una posición de poder a Facebook. Ciertamente les ha ayudado a crecer y a integrarse con muchas experiencias a lo largo de la web, algo que ayuda a entender la aparición de Google+ Sign-In

En el anuncio se adivina el intento de Google de quedarse con lo mejor de Connect. Por un lado la propuesta de valor para el usuario (ahorrar registros nuevos y el tiempo de gestión que llevan), por otro para el sitio/aplicación que lo integra, que además de incrementar el número de usuarios con actividad (menos barrera de registro), éstos comparten automáticamente con sus contactos las acciones y, por lo tanto, pueden traer más tráfico.

Un punto interesante es que con Google+ Sign-In intentan evitar uno de los efectos más indeseados por muchos usuarios que no es otro que la sensación de «spamear» a los contactos por la automatización del envío de acciones, algo que era muy patente en el sistema de comentarios de Facebook. La idea es que se seleccione con qué círculo se comparte cada acción (véase cómo funciona Google+ para entender bien esta parte).

El caso es que hay un incentivo que Facebook mantiene y Google+ no tiene aún, la capacidad de dar visibilidad y traer tráfico y nuevos usuarios, que es uno de los motivos clave por el que tantos servicios integran Facebook Connect. De momento han conseguido atraer a algunos partners como Fitbit o Shazam, aunque barrunto que la mayoría probará con varios sistemas – también Twitter está en esta batalla – porque hay una variable que también se debe tener en cuenta, ¿de quién se fía el usuario como sistema de identificación?

¿Tiene valor la información que posee Facebook como para hacer un buscador?

Facebook Graph Search ejemplo

Habemus Graph Search, el planteamiento de buscador de Facebook que en castellano han traducido por la confusa expresión «búsqueda gráfica» en lugar de la más precisa «búsqueda en el grafo».

Lo que han puesto sobre la mesa es la posibilidad de hacer consultas sobre personas, sitios, intereses y fotos con varios filtros que intentan poner en valor la información que tiene Facebook sobre los usuarios: qué han contado de si mismos en su perfil, dónde dicen que han estado, cuáles han comentado que son sus intereses / qué le gusta y cuándo y en qué fotos aparecen.

¿Qué tipo de consultas plantea Facebook que podremos hacer? «Gente que sea arquitecta en Valencia que sea amiga de un contacto», «Restaurantes en Gijón que les guste a contactos que vivan en Asturias», «Solteras en Cádiz que sean amigas de amigos y les guste patinar», «Juegos de PC a los que hayan jugado mis amigos»…

El planteamiento por tanto no está ligado a construir un buscador tipo Google sino más bien competir desde la información que tiene Facebook y que es cerrada y por tanto inaccesible para la araña de quienes construyen buscadores para la web: las relaciones entre la gente, los intereses declarados, el perfil del usuario.
Sigue leyendo «¿Tiene valor la información que posee Facebook como para hacer un buscador?»

Seis gigantes de internet luchando por la foto de tu almuerzo y tu gato

Foto móvil snapseed

¿Quién nos iba a decir hace años que la gran lucha entre los gigantes de internet iba a estar tan ligada a ser el servicio de publicación de fotos de gatos, pies, playas y almuerzos y comidas varias?

Descontando la broma, lo que tenemos es que gran parte del «pegamiento social» en la red gira hoy por hoy alrededor de las fotos y que esta es la vía a través de la cual mucha gente está encontrando su espacio de expresión personal. Seis gigantes, por tanto, buscando las cámaras móviles que disparan, las fotos compartidas y los ojos que miran, y son…

  • Facebook / Instagram: es quien parte de mejor posición y quien lo ha tenido más claro desde hace años. Si hay algo en el centro de la experiencia Facebook es el compartir fotos personales, la compra de Instagram les aseguraba además no perder el tren móvil y desplazarse de «lo puramente personal y privado» a la «expresión personal y creativa». Es el que mejor ha conseguido sobrepasar el rol de «hosting de fotos de móvil» para ser realmente centro de la participación e interacción para muchos usuarios. Su punto débil es que comercialmente Facebook apuesta por una canción que no suena bien ni en teoría ni en la práctica.
  • Twitter: con su búsqueda del rol de centro de la distribución de información, Twitter se ha encontrado que un caso de uso muy habitual es utilizarlo para compartir las fotos de Instagram… algo a lo que si sumamos su interés en controlar la experiencia y empujar el cliente propio, tenemos la apuesta por añadir filtros propios y almacenamiento de las fotografías de sus usuarios. Ha llegado a denegar el acceso a Instagram a la funcionalidad «encuentra a tus amigos de Twitter», y desde Facebook le respondieron. Como puntos débiles señalaría dos, uno es que la arquitectura de la información / experiencia de usuario no está centrado en la experiencia de compartir, ver y comentar fotos; el otro es que todavía le queda camino para ser percibido como un servicio de fotografía además de «microblogging».
  • Flickr: que no estaba muerto, que estaba de parranda. Tras mucho tiempo perdido en si mismo, Yahoo parece que coge alguna dirección y el móvil va a ser una prioridad. Flickr se ha renovado en iOs para añadir filtros y entre las nuevas condiciones de Instagram y el cariño de la vieja escuela, está teniendo cierta tracción. Puntos débiles tiene muchos, pero destacaría dos: su modelo freemium impone limitación fuerte al uso de la cuenta gratuita y el retraso en volcarse en el móvil se paga, la versión Android es pobre y la gente no los percibe como relevantes en este contexto.
  • Google: ¿Qué pinta Google en esta lista? Bueno, tienen Google+ que ofrece una experiencia realmente buena para almacenar y compartir fotografías, con mucho espacio gratis en la nube y con integración en Picasa. ¿algo más? Una espléndida aplicación llamada Snapseed, gratuita y de lo mejor que se puede encontrar para editar imágenes en iOs y Android. Aún así, están bastante lejos de sus competidores… aunque la funcionalidad de auto subida de fotos a la nube de su aplicación Google+ es otro valor a considerar en esta guerra.
  • Dropbox: Cada vez está más claro que la gente de Dropbox quiere ser más que puro almacenaje y sincronización. Compraron AudioGalaxy para la música y ahora se han hecho con Snapjoy, una herramienta de organización de fotos con vocación de gestión de «todas las nubes». Tiene puntos fuertes (ya almacena muchas de nuestras imágenes, la funcionalidad de subida automática), pero está muy lejos todavía del momento de hacer la instantánea.
  • Microsoft / Skydrive: tiene una posición parecida a Dropbox, aunque con menos adopción todavía pero con la ventaja competitiva de la integración fuerte en los sistemas operativos Windows. Merece la pena probarlo como servicio de sincronización y almacenamiento, en fotografía para compartir todavía están lejos.

Va a ser uno de los temas del 2013, con varias claves: quien controla el sistema que está utilizando el usuario, el cliente de fotografía dentro de ese sistema, «la nube» donde se almacena y el espacio donde consigue visibilidad y distribución. Cada uno de los actores es fuerte en distintos eslabones de la cadena y cada uno puede presionar al resto haciéndose fuerte en lo que controla… aunque es posible que quien se exceda en esta parte pueda perder a su vez valor para el usuario. Servidor usaría Flickr, pero su cliente Android no es demasiado competitivo…

Quo vadis Google+?

entrada en Google Plus
Hace unas semanas se publicó un informe de Comscore demoledor con Google Plus, 3.3 minutos de media por usuario al mes. El diagnóstico es de coma profundo para una red que, si atendemos a lo que venimos comentando sobre Google Plus, ha supuesto una apuesta total de Google tanto en la priorización del desarrollo de producto (que está a un gran nivel) como en las integraciones que han hecho para impulsarla.

Servidor sigue observando que, a pesar de que en lugar de crecer las interacciones en mi círculo, han decrecido, sigo teniendo más comentarios y respuestas que en Twitter la mayoría de las veces. A pesar de esto último, mi uso ha ido declinando a replicar los posts de Error500, compartir algunos enlaces según voy navegando que también dejo en otros canales sociales y utilizar Google Plus como espacio para «twits largos» cuando estos no versan sorbe tecnología, como por ejemplo meterme en el charco del repago (¿Irá en esa línea la compra de Posterous por parte de Twitter?)

Sea como fuere, incluso quienes tenemos un perfil muy «tecnológico» que encaja mejor en el público captado por Google Plus, hemos bajado mucho la presencia o abandonado la plataforma. Ya sea por problema de demanda (las mejoras de G+ respecto a Facebook o Twitter, sobre todo respecto al primero, no justifican al usuario a migrar), ya sea porque no han acertado con los incentivos para su primera generación de usuarios (integrar en el buscador no ha sido suficiente), lo cierto es que tanto los estudios como la percepción personal es de mucho menor uso.

¿Qué queda ahora para Google Plus? El último ex-empleado en publicar por qué me fui de Google dibuja una empresa obsesionada con Facebook y la web social, con Google Plus como una apuesta total pero imposible de ganar. No estoy de acuerdo con algunas de sus observaciones (yo no creo que Facebook vaya a ser el gran referente social), pero quizás sí con su visión de que lo social puede suponer para Google lo que internet para Microsoft: una nueva etapa a la que llega tarde y en la que le quedan muchos años en los invertir millones y millones con un pronóstico muy poco optimista sobre los resultados.

Relacionado: Las diez estaciones en el vía crucis de Google Plus

Más integración del buscador con Google Plus: pregunta a tus amigos

preguntas en google a google plus

Dos nuevos episodios del culebrón «la total apuesta de Google por Google Plus«. Por un lado cierran Picnik abierto a la web y lo van a integrar en su servicio de redes sociales; por otro, un movimiento más en la integración en el buscador, esta vez en forma de servicio de preguntas y respuestas.

La idea es que al final de los resultados de búsquedas, antes de ir a la siguiente página de resultados, Google te sugiera si «quieres preguntar a tus amigos en Google Plus». Al margen de otras consideraciones, resulta un movimiento brillante: cuando analizamos la tendencia en sitios de preguntas y respuestas, un tema a subrayar era como empiezan a desplazar al buscador como fuente de información. Google te invita a hacerlo a «tus amigos» (más bien contactos), buscando conquistar la plaza que ahora tiene Twitter.

El debate, claro, está en que sólo invita a preguntar en Google Plus cuando podría hacerlo en twitter, quora, todoexpertos o, por qué no, Motorpasión. De nuevo, funcionalidad útil, pero que lo sería más si la estrategia de Google no fuese potenciar su servicio de redes sociales en lugar del que aporte más valor real para el usuario a día de hoy.

Más información en SEL

La plusificación de Google y la autarquía

Google Plus en el buscador

A la hora de analizar el anuncio de la integración de Google Plus en el buscador hay que partir del hecho de que llevan años personalizando los resultados (en base al historial de búsquedas que conocen por cookies y perfil de usuario), que es algo opcional y que en cualquier caso se puede desactivar sin problemas. El modo «van a romper el mundo», «el nuevo coco de la privacidad» o «se han cargado el buscador» están poco justificados en este caso.

Donde sí pondría el foco es en la preocupante tendencia hacia la autarquía que parece estar adoptando Google. Hace dos años ya se planteaban hacer el buscador social, pero afrontaban la tarea de una forma muy diferente: integraban tus contactos de un montón de servicios y la actividad allí. Lo que han hecho ahora es lo mismo, pero basados sólo en Google Plus, de forma que lo compartido allí por ti y tus contactos aparecerá en los resultados de búsqueda de forma preferente.

Mejorar Google Plus antes que mejorar las búsquedas

Mi perfil en Google Plus tiene casi 6000 seguidores, la mayoría de los cuales sólo probó el servicio y no lo utiliza apenas. El servicio de redes sociales de Google tiene una tasa de abandono alta, aunque mantiene una actividad significativa y para temas tecnológicos funciona razonablemente bien (por ejemplo, recibo más respuestas e interacciones que en Twitter).

Es por eso que difícilmente estemos ante una mejora de los resultados de búsqueda como primera consecuencia del movimiento. Más bien el efecto inmediato es que se le da un empujón a Google Plus, con el que la apuesta es completa, al reforzar que la actividad ahí influye en los resultados de los contactos (algo que ya empezaron con el botón +1).

Autarquía completa… o no

La tentación para Google es que esta búsqueda personalizada se circunscriba sólo a sus servicios. Ahora es Google Plus, pero en el futuro tendrá sentido que sea también en Google Docs, en su espacio de ficheros en la nube, en Gmail, en Picassa… ir hacia el concepto de Greplin en lo personal y para lo abierto apoyarse en el grafo social de Google Plus.

Creo que sería un error y es una ventana de oportunidad para otros. Difícilmente van a conseguir ser el proveedor de todo lo relevante personal y socialmente para el usuario, si quieren seguir siendo el mejor buscador en esas dos claves, van a necesitar renunciar a la autarquía.

Relacionado: Las diez estaciones en el vía crucis de Google Plus

Actualización: tal como ha comentado Javier Arias y como explica Matt Cutts la integración de redes de terceros mediante XFN y FOAF sigue vigente. Por tanto, me toca «envainarla» y rectificar, la parte de recomendaciones tipo «tus contactos han compartido» sí que siguen recogiendo información de otras redes, la búsqueda en el contenido propio sí que parece que tomará preferencia por Google Plus. En SEL tienen algunos ejemplos de como G+ altera los resultados, sobre todo de búsquedas de personas.