El clon de Groupon más importante comienza: Google Offers

Google Offers

Google ya permite suscribirse a su nuevo servicio de descuentos en algunas ciudades de Estados Unidos (Google Offers), por lo que ya podemos dar por puesto en marcha el que va a ser el clon más importante de GroupOn. Y presumo que lo será porque, aunque ya hay alternativas de cierto éxito basadas en el mismo modelo de envío de grandes descuentos en servicios por correo como LivingSocial, LetsBonus u Offerum, es Google quien más amenazado ve su negocio, Adwords, por la aparición de una alternativa para los pequeños negocios y servicios que no sólo deriva tráfico sino clientes finales.

Claro que, aunque Google ya tiene una relación comercial consolidada con millones de negocios, es cuestionable que le sirva su estrategia de automatización para aquellos más «offline» y que ahora abrazan el modelo GroupOn. Los sitios de descuentos están siendo muy intensivos en contratación de equipo comercial y eso no encaja en la estrategia de «escalar con máquinas» de Google.

Relacionado: Groupon para la venta low cost en lugar de para la promoción

Google Offers, Google a por el modelo Groupon

Google Offers

Hemos comentado varias veces la gran amenaza que supone modelo GroupOn para Google y su AdWords, algo de lo que parecen ser conscientes en la compañía del buscador: primero intentaron comprar GroupOn y ahora se disponen a lanzar su propio clon «Google Ofertas» (Google Offres en Estados Unidos, exclusiva que ha lanzado Mashable). En los detalles que se han filtrado tenemos que, a priori, se trata de un producto casi idéntico al que ofrecen a día de hoy los «groupones»: ofertas diarias que se envían por correo, posibilidad de contratar en 24 horas, de utilización del cupón de descuento durante un tiempo limitado, etc…

Google Offers supondrá que aceptan un modelo bastante más agresivo que AdWords de cara al soporte publicitario: el cliente – en este caso el establecimiento – no paga cuando el usuario hace click y visita su web, paga sólo cuando va a su restaurante y consume. A eso hay que sumar que el modelo GroupOn es más intensivo en mano de obra – muchos comerciales locales – y que la expansión internacional es más complicada, lo que abre las puertas a un nuevo ciclo de compras. Probablemente Google tire de chequera para crecer rápido y comprar los «número 2» del mercado de los groupones en cada país (los número uno se los ha ido quedando Groupon como en el caso CityDeal, a excepción de algunos casos como el de LivingSocial en Estados Unidos) y también sucederá que muchos de los clones aparecido tenderá a desaparecer por concentración de la demanda.

Queda por ver como aprovechan sus servicios para apoyar Google Offers, parten de un sistema de pago (CheckOut), de una relación comercial con millones de establecimientos y de una gran capacidad de empaquetar servicios (publicidad AdWords, Google Maps, Google Apps). La pregunta es cómo de replicable es la posición de GroupOn, que ahora se enfrentará a su decisión de rechazar los 6000 millones de dólares ofrecidos por Google. En todo caso, una de las diez sorpresas tecnológicas del 2010 se confirma en toda su dimensión:

Groupon perfila un modelo alternativo a Adwords para la publicidad por objetivos en internet. Y por eso tenemos a este servicio de cupones descuento en boca de todo el mundo, rechazando ofertas de Google y con valoraciones de inversión por las nubes.