Fin de la aventura de Google como vendedor de teléfonos con el Nexus One

Google Nexus One

Google abandona la venta directa del Nexus One, poco después de anunciar que no habrá Nexus «Two». En definitiva, su aventura como vendedor de teléfonos ha terminado, al menos de momento. Lejos quedan las expectativas de «revolucionar la comercialización» que quedaron en la venta directa del terminal libre (como otros muchos fabricantes) y de posicionar a Nexus One como alternativa de mercado al iPhone.

¿Fracaso? Depende de cuáles fueran sus objetivos reales. Ciertamente se han encontrado con problemas que no han sabido manejar (soporte) y comercialmente ha quedado por detrás de otros Android como Milestone. Donde sí ha funcionado bien el movimiento es a la hora dinamizar y hacer buen marketing de la plataforma Android, que sí que puede competir con Apple como sistema que va en decenas de teléfonos, más que convertir a Google en un fabricante. En España lo seguirá comercializando Vodafone.

Nexus One finalmente a través de operadoras. Vodafone en España

Google Nexus One

El Google Nexus One ya está en España y lo comercializa Vodafone, siguiendo el modelo clásico de distribución por operadora de telefonía que subvenciona los terminales a cambio de contratos de permanencia. Aunque en un principio se apuntó a que Google pretendía «revolucionar» como se venden teléfonos saltándose a las telecos, lo cierto es que no hizo nada que no se hubiese hecho antes: venderlo libre desde una tienda online propia a un precio sin subvencionar. Tras encontrarse que lo del servicio postventa y soporte directo a clientes no es lo suyo, han renunciado finalmente a venderlo directamente y están llegando a acuerdos como el que tienen con Vodafone.

La clave, en mi opinión, es que Google no ha encontrado ingresos suficientes en las actividades del usuario para poder subvencionar ellos el Nexus One. Eso sería lo que podría permitir un cambio en el modelo de distribución, que con el dinero que hacen por publicidad y venta de aplicaciones, les saliese a cuenta descontar una cifra importante del precio. Como esto parece que no lo hace ni quien mejor exprime un terminal en ingresos por usuario tras la venta – Apple – y además es una contraindicación (quien gasta más luego en aplicaciones y servicios en el móvil también es quien está dispuesto a pagar una cifra mayor de entrada), todo indica que seguiremos comprando terminales a las operadoras de telefonía… aunque muchas veces hacer cuentas nos podría llevar a concluir que comprarlo libre y escoger una operadora low-cost sale más rentable.

Relacionado: Más artículos sobre Nexus One

Más información en XTK Móvil: Nexus One desde hoy en España con Vodafone: disponibilidad y precios.

Motorola Milestone y por qué se vende más que Nexus One

Motorola Milestone

Llevo unas semanas probando el Motorla Milestone, el primer móvil con Android con teclado físico que llega a mis manos. Esta es la configuración que a priori me resulta más interesante como terminal para este año, por encima de las propuestas de móvil sólo con teclado táctil u otras opciones que, teniendo teclado físico como Nokia N97 o varias Blackberrys, pero cuyo sistema operativo está varios pasos por detrás. Mis sensaciones, sin ánimo de análisis en profundidad como el de Xataka Móvil es la de que el Milestone es un señor terminal, cuyo teclado no es lo mejor del mercado, pero que cumple aún teniendo una curva de aprendizaje mayor que la de otros.

Y es que en el teclado está, en mi opinión, la clave de la propuesta de valor de Motorola Milestone. En el resto de parámetros cumple con lo que se espera en un smartphone de gama alta a día de hoy: gran pantalla, bien en multimedia y cámara, Android como una plataforma más que solvente para la experiencia de usuario, aplicaciones y la web. Si el Dext me mereció un aprobado alto, Milestone llega al notable sin problemas, Motorola está resucitando gracias a Android. En ese sentido, resulta interesante comparar sus ventas con las del Nexus One en Estados Unidos: según Flurry hablamos de 135000 de teléfono de la marca Google frente a más del millón que ha cosechado Milestone (Droid allí).

¿Razones? Haberlas hay y muchas: de marketing como la elección del canal de ventas, con Motorola apostando por el modelo tradicional de venta a través de operadora y haciendo la publicidad y la comunicación que hay que hacer para un teléfono en contraposición a la estrategia de Google; pero también hay razones asociadas al planteamiento del producto, Nexus One es muy buen teléfono, pero es el mismo tipo de dispositivo que está construyendo todo el mundo (de hecho HTC Desire parece haberle superado ya), mientras que Milestone sí que aporta un elemento diferencial gracais a su teclado.

Nexus One y el futuro de Android para el usuario profesional

Google Nexus One

Aunque la mayoría de las veces el análisis del Nexus One se realiza en comparación con el iPhone, quizás merezca la pena ampliar un poco el escenario de la competencia y empezar a pensar en Android para el usuario profesional que hoy día elige Blackberry. Vayamos por partes, llevo un par de semanas probando el Nexus One de Google y, en mi opinión, estamos ante el mejor Android del mercado y también como el terminal que mejor ejemplifica la competencia por construir un iPhone con esteroides. Este teléfono lo es: mueve el sistema con una fluidez estupenda, está dotado con una pantalla de precisión notable (aunque todavía mejorable) y en términos de usabilidad viene acompañado de algunas funcionalidades muy bien resueltas, como la gestión de notificaciones.

Una visión más a fondo podemos encontrarla en el análisis de Susana en Xataka Móvil, a mi me ha interesado más el aspecto «integrador del universo Google» del terminal. Aunque Android por especificaciones buscó desde el primer momento el mercado de consumo – priozando la pantalla táctil y el navegador web frente a temas como el soporte de Exchange – Nexus One es un ejemplo de cómo Google puede entender el teléfono móvil como un «caballo de troya» en el mercado corporativo, con vistas a conseguir que su línea de negocio de aplicaciones sea empujada desde ahí. Si unimos el éxito fulgurante de RIM y sus Blackberrys en los últimos años, con la cada vez mayor demanda de aspectos del mercado de consumo en el corporativo (algo que desde RIM han cuidado a su ritmo, incluyendo desde cámara hasta reproductor de música o el recién anunciado nuevo navegador web) y sin olvidarnos que los terminales que mueven Android son de precio medio / alto, tenemos que el mercado inmediato tras empezar a disputar al de «usuarios geeks avanzados» debería ser el de profesionales.

El mercado corporativo no es plaza fácil, los departamentos de TI no suelen estar «locos por administrar lo último», más bien al contrario. Además propuestas como Nexus One se quedan cortas, se echa en falta lo que para mí configuraría una de las propuestas más atractivas del mercado a día de hoy: un Android con teclado físico. Hay uno en el mercado – Milestone de Motorola – que va a ser el próximo en pasar por mis manos, a primera vista el teclado no está todo lo bien resuelto que me gustaría.

Nexus One, buen marketing para Android

Google Nexus One

Google ha anunciado por fin su teléfono Nexus One, tras haber generado unas expectativas sólo al alcance de Apple. ¿El resultado? Satisfacción para los que esperaban un gran terminal a la altura de los mejores del mercado, decepción para los que pensaran que el movimiento iba a «revolucionar las telecomunicaciones». Respecto a lo primero, hay análisis sobre las características del teléfono e información sobre su precio y comercialización en Xataka, TechCrunch, Engadget, Xataka Móvil. El veredicto es que Google Nexus One es el mejor terminal con Andorid del mercado y que gracias a la marca «Google» va a vender mucho más que si se ofreciese bajo la de HTC.

No hay mucho más. El teléfono se podrá comprar subvencionado por operadora o libre directamente a Google, como casi cualquier otro (hay excepciones, por ejemplo iPhone en la mayoría de países). Nada de precio más barato por consumo de publicidad en el móvil, nada de precios de escándalo, nada que permita saltarse a los operadores imprescindibles para las comunicaciones de voz y datos. Un buen terminal Android que competirá con los de los fabricantes – a los que Google trata de cuidar ofreciéndoles fabricas los teléfonos que ofrece con su marca – y que también venderá también a través de los operadores, únicos capaces de ponerlos en el mercado a un precio accesible a cambio de contratos de permanencia.

El Google Nexus One se queda en una buena operación de marketing: en la compañía del buscador quieren que Android suba su cuota de mercado y han puesto más carne en el asador. De momento, no va más allá de eso, quizás apuntar a una constante en algunos de los últimos movimientos de Google es su deseo de no depender de intermediarios: Chrome para saltarse a navegadores y sistemas operativos, Google Voice y Gizmo para intermediar a su vez a las operadoras, teléfono propio para que la marca visible y las aplicaciones preinstaladas para los clientes sean las suyas y no las del fabricante… a largo plazo esta estrategia es una amenaza para todos estos que ahora son socios comerciales suyos. Pero eso es pensando en un hipotético largo plazo, a día de hoy Nexus One es un teléfono sobresaliente a precio de mercado, sólo eso.

Relacionados: Android como el Windows de los dispositivos móviles, La lucha por ser el interfaz en el internet móvil y la búsqueda por localización. Tendencia 2010.