Sony cambia de estrategia para dar soporte MP3

Sony EricssonEl mercado de las tiendas de música online y de los reproductores portátiles está que arde. Cada vez son más grandes entre las empresas tecnológicas que hacen por entrar en ambos, véanse por ejemplo Yahoo comprando MusicMatch o Microsoft con MSN Music. Sony causó una gran expectación, tanto al presentar Connect, su tienda de música online, como cuando puso a la venta su nuevo Walkman. Sin embargo, este último movimiento de Sony acabó siendo un gran bluf ya que permite el uso del formato MP3 (también WAV o WMA), pero convertido al formato propietario de Sony, el Atrac 3. Esta tarea hay que realizarla antes de pasar las canciones al reproductor, siendo tediosamente lenta.

Ahora, siguiendo el ejemplo del Ipod de Apple, Sony ha decidido dar soporte nativo al formato MP3 en sus próximos reproductores portátiles. Como cuentan en News.com, Sony planea que incluso este soporte sea posible en los reproductores que ya están en el mercado, mediante una actualización del software. Probablemente a MP3 le siga el formato WMA, cada día más popular en los reproductores musicales.

De conseguirlo sería un punto más a favor del Walkman de Sony, que a pesar del detalle del formato Atrac3, tiene una buena relación calidad-precio.

Opera y Mozilla plantean el futuro de las aplicaciones Web

OperaLa W3C ha abierto un grupo de trabajo de cara a afrontar la problemática y la estandarización de las aplicaciones web que se ejecutan en el lado del cliente, dentro del propio navegador. Como tales podemos clasificar multitud de páginas de juegos, multimedia, chats, calendarios o mapas, basadas en diferentes estándares, muchos de ellos propietarios y ligados a una plataforma específica. Este grupo que ha creado la W3C tiene la misión de proponer los estándares en un ámbito que afronta numerosas problemáticas para ello, entre ellas la decisión de la «compatibilidad hacia atrás» con los navegadores actualmente en funcionamiento, qué mecanismo de seguridad han de articular o qué APIS (librerías) precisan estas aplicaciones web.

El grupo está abierto a todos los que quieran participar, habiéndose recibido numerosas propuestas. Una de las más interesantes es la conjunta proveniente de Opera y la fundación Mozilla. En ella, los desarrolladores de estos dos navegadores proponen que los estándares que se elaboren para el marco de trabajo de las aplicaciones web (es decir para los navegadores) sean compatibles con Internet Explorer 6, por razones obvias del mercado. Además remarcan que rechazan la creación de estándares distintos para navegadores de PC y para otros dispositivos más pequeños y de menor capacidad de procesamiento como los teléfonos móviles. Por supuesto, exigen que lo desarrollado se mantenga como un estándar abierto, disponible para la utilización de quien quiera hacerlo. Todo un conjunto de consideraciones que se pueden leer con más detalle en el «paper de Opera y Mozilla«.

¿Y Microsoft que dice? Pues es rápido de leer, que ellos han hecho XAML y Avalon y que vienen a hablar de lo suyo.

Microsoft plantea como estándar contra el spam a Caller ID

Si hasta hace unos días podíamos hablar de la guerra contra el spam, ahora ya podemos hacerlo sobre la guerra por la guerra contra el spam. Así, durante esta semana, Yahoo propuso como estándar contra el spam su DomainKeys, envíandolo como propuesta a la IETF, ahora es Microsoft la que hace lo mismo, pero con su tecnología Caller ID. Al igual que DomainKeys, Caller ID trata de autenticar el servidor emisor del correo, de manera que el spammer no pueda atribuirse un servidor distinto al que realmente utiliza. Por tanto, se trataría de una tecnología perfecta contra el «pishing», el hacerse pasar por otro para engañar al receptor del correo, e indirectamente también contra el spam, en tanto en cuanto, se podría trazar con mucha precisión el origen del spam y de esta manera filtrar los servidores fuentes del mismo. Al contrario que la propuesta de Yahoo, en Caller ID no hay firma digital de los correos ni uso de clave pública. En Caller ID, los servidores de correo compartirán un identificador (no será a través de DNS como hasta ahora) que los distinga unívocamente, de manera que el servidor receptor pueda reconocer si el emisor es dicho servidor o cualquiera de los motores SMTP que incorporan los modernos gusanos y virus. De igual forma, los servidores detectados como fuente masiva de spam, podrán ser mucho más fácilmente filtrados por los administradores del resto.

¿Cuál propuesta sería más eficiente? Es difícil saberlo, ambas parten del mismo concepto siguiendo un camino diferente. ¿cuál tiene más posibilidades de imponerse en el mercado? Tanto Caller ID como DomainKeys se articulan como un plugin en el servidor de correo, de forma transparente al usuario y no habría problema alguno para que convivieran en el mismo. Ahora bien, parece muy complicado que los administradores de estos sistemas utilicen de forma redundante dos tecnologías que hacen lo mismo. Es más, hay una tercera alternativa llamada SPF, con cierta penetración en el mercado. News.com comenta el apoyo de AOL a SPF, pero AOL también afirma estar «testeando» Caller ID de Microsoft. Es más, Microsoft, según cuenta InfoWorld ya trabaja en una especificación que integre Caller ID y SPF.

Sea quien sea el que resulte vencedor, me llaman poderosamente la atención dos factores. Uno es el fracaso de la unión que sellaron tanto Yahoo como Microsoft y AOL para consensuar un estándar común en la lucha contra el spam. Otra, es la vía mediante la cual estos gigantes plantean la estandarización de una tecnología a adoptar por software de terceros que funciona en los servidores de correo. No se trata de esbozos ni trabajos abiertos al desarrollo, sino de estándares ya terminados que, eso sí, permiten ser implementados por cualquiera. En definitiva, el problema del año en Internet es el SPAM y, entiende uno, seguirá siéndolo por aquello del «divide y vencerás».

Sony Connect, el ITunes de Sony

Sony Connect es la apuesta de la casa Sony por desbancar a ITunes de la supremacía en la venta de música por Internet. Ahora que la tienda de Apple cumple un año, Sony decide presentarle competencia, coincidiendo con los problemas de seguridad de ITunes y con Ipod. Aunque parezca que esto viene a ser una competencia real en el mercado de la venta de música por Internet, no es tal. La realidad es que Sony Connect, al igual que hacen Napster o RealNetworks, ofrece precios muy similares a los de Itunes (a 99 centavos la canción), con el añadido de ofrecer los contenidos en nuevo formato incompatible con el resto.

Hasta ahora la lucha era entre el ACC de Apple e IPod contra el formato WMA de Microsoft utilizado entre otros por Napster. Apple ya ha rechazado abrir sus formatos ante las peticiones de RealNetworks. Sony abunda en esta tendencia al presentar su música en un formato sólo reproducible en el nuevo MiniDisc Hi-MD Walkman, nueva línea con la que Sony pretende relanzar el MiniDisc.

Parece que al final el formato con administración de derechos de autor va a ser el de Microsoft, que además se renueva con la puesta en marcha del proyecto Janus, del que ya hablamos por aquí hace más de un mes.

Más información : ZdNet

Microsoft patenta el uso de XML en procesamiento de texto

El pasado 24 de Abril en Nueva Zelanda Microsoft presentó la patente «Word processing document stored in a single XML file that may be manipulated by applications that understand XML», que fue registrada con el número 525484. En una traducción aproximada – y desconociendo el contenido que no ha trascendido hasta el momento -se puede concluir que Microsoft ha patentado «el procesamiento de textos almacenados en un fichero XML individual que podrían ser manipulados por aplicaciones que entiendan XML». ¿Y qué procesador usa XML para almacenar textos?
OpenOffice. Aunque el ataque parece que podría tener su escapatoria para el paquete ofimático libre: OpenOffice no almacena los textos en un único XML, sino que emplea un fichero comprimido que contiene en su interior diversos ficheros XML. Es cierto que el texto en sí se encuentra en el content.xml, pero hay otros como el styles.xml en el que se almacenan los estilos utilizados en el texto.

Cualquiera que conozca la idea que hay detrás de XML comprende inmediatamente que una patente de esta naturaleza es absurda. XML pretende ser un formato estándar para almacenar información, especialmente recomendado para la comunicación entre aplicaciones. No es un lenguaje, es un lenguaje para construir lenguajes (en este caso el de los ficheros que crea y procesa OpenOffice), patentar su uso en un caso concreto sería entrar en una cadena de absurdos ¿y si el texto está en texto plano, también es patentable? ¿y si se encuentra partido en dos ficheros XML?. Aparte está el hecho de cómo puede permitirse una patente sobre algo que lleva haciendo StarOffice años.

Habrá que estar atentos a saber cómo evoluciona este asunto, sobre todo al contenido completo de la patente. Nueva maniobra sucia de Microsoft para desembarazarse de un rival. Soy de los que cree que OpenOffice aún está lejos de la Microsoft Office, pero – y todo esto apunta a que Microsoft está de acuerdo conmigo – los próximos años podríamos asistir a una rivalidad no conocida en las suites ofimáticas desde los tiempos de WordPerfect.

Fuente: nzoss.org, leído en JavaHispano

Estándar de intercambio musical

Un grupo de empresas entre las que hay discográficas – por ejemplo Universal – y tecnológicas – Microsoft, VeriSign – han formado el Content Reference Forum, grupo surgido para el desarrollo de estándares para el intercambio de contenido digital preservando el copyright del mismo. La idea consiste en que los usuarios no comparten el contenido – la música o película – sino ficheros con información sobre ellos, «metainformación», es decir información sobre la información.
Esos ficheros intercambiados son los que permitirán el acceso a la película o disco buscado. Al no tener contenido, podrán ser distribuidos sin problema legal alguno incluso en otras redes P2P como edonkey o kazaa. El contenido real se encontrará en servidores, los llamados «Content Reference Server», desde donde al descargarse vendrá encriptado convenientemente para no poder ser compartido ni grabado, sólo reproducido en las condiciones que establezca el servidor. El sistema esta ideado para premiar mediante puntos al usuario que más ficheros con referencias comparta, es decir, recomiende a otros, que, eso sí, recibirán el contenido en el formato adecuado al sistema y reproductor que prefieran, desde un móvil a un PC con Windows.

La estrategia del consorcio parece que se desmarca bastante de las tácticas de la RIAA: se encamina a proteger el contenido encriptándolo con información de administración de derechos de autor, en lugar de intentar acabar con el intercambio P2P. Es más, intentará aprovechar el hábito de buscar este contenido en dichos sistemas. No sería de extrañar que este estándar evolucionara a un mecanismo para la compra efectiva del contenido, en cuya rebaja intervendrían los puntos por recomendarlo, sin duda una manera inteligenete de incentivar su uso.

Habrá que observar si los distintos reproductores adoptan el estándar del CRF, será necesario que estén preparados para gestionar los permisos que establezca el servidor y añada mediante información extra a los ficheros. Mientras tanto las redes P2P continúan siendo un hervidero de usuarios intercambiando contenido, quién sabe si iniciativas de este tipo traerán tiempos peores para los que descargan contenido con derechos de autor.

Fuente: newscientist.com

Microsoft publica los esquemas de Word

Se trata de más ni menos de los XML Schema de los formatos de fichero de la versión de Word de Office 2003. Se pueden descargar gratuitamente de Office 2003 schemas, y constituyen un hito realmente importante ya que al dar el formato interno de ficheros del procesador permiten a cualquier otro sistema o aplicación construir archivos compatibles con él.
Para quienes no lo conozcan, XML es un metalenguaje que sirve para construir otros lenguajes. Simplificando, en los archivos xml vendrían los «textos» escritos en ese lenguaje y los esquemas la gramática que deben cumplir. Cuando a Word le llega un documento, lo transforma a XML y chequea que cumpla con el esquema que recién publicó Microsoft. De esta forma, si generamos documentos que cumplan esos esquemas, los estaremos haciendo legibles para Word. Los de Excel se esperan para Diciembre de este mismo año.

XML Schema es el lenguaje estándar para este propósito que propuso la W3C como relevo a las DTD y por tanto existen ya numerosas librerías y editores para generarlo, validarlo, etc…, además de que son, a su vez, documentos XML, por lo que no hay que desarrollar nuevas herramientas debido a su formato.

De la lista de críticas a Microsoft, podemos ir tachando alguna: por una vez están usando estándares reconocidos en la industria y están favoreciendo la compatibilidad con su software.

¿Windows Media Player 9 como estándar en Hollywood?

Al menos eso pretende Microsoft al proponerlo como candidato a la SMPTE (la Society of Motion Picture Television Engineers) para elegir como sucesor del MPEG-2 el software propietario de compresión de video que subyace bajo Windows Media Player 9. De salir elegido, Microsoft se haría con un papel privilegiado en el mercado creciente de los set-top boxes (dispositivo que se conecta al televisor y permite navegar por Internet, enviar y recibir mensajes de correo electrónico), equipos de edición de video, transmisión vía satélite o electrónica de consumo. En este tema, por supuesto, hay mucho dinero en forma de royalties por uso de una u otra tecnología. Además podría esotro paso más en la lucha de la multinacional de Redmon por hacerse con el control de los estándares fuera del ámbito del PC (léase telefonía móvil o los futuros formatos de DVD que inevitablemente incorporarán tecnología de gestión de derecho de autor como la Windows Media Digital Rights Management -DRM-).

Por otro lado están, claro, los estándares abiertos. De hecho el año pasado Apple comenzó a dar soporte para MPEG-4 y este mismo año Realnetworks comenzó a preparar un reproductor Open-source. MPEG-4 en principio tiene todas las papeletas para ser elegido, aunque no deja de haber quien se empeña en demonizar sus virtudes: la falta de un modelo de negocio claro y la diversidad de implementaciones de dicho estándar.
También están los desarrolladores de otros codecs propietarios como On2.

Una batalla más en el mundo de la informática, estándares, software libre y telecomunicaciones. Como siempre mucho dinero en juego.

Fuente: news.com