Primero iPhone, luego Android. ¿Ingresos, «influencers» o prioridad mercado USA?

Flickr iPhone

Miro con envidia la nueva versión de su aplicación que ha sacado Flickr. Digo con envidia porque soy un usuario desde hace años del servicio – de los de pago cuando lo había, además – pero usando como primera plataforma móvil Android me quedo a la espera puesto que esta renovación sólo aplica, de momento, a iOs. iPhone o nada

No es la primera vez, ni en el caso de Flickr, ni en el de muchos otros. Dar prioridad a iPhone es algo que es la tónica para la mayoría de grandes desarrolladores. En algún caso hemos visto algún espejismo de que la cosa podía cambiar, con movimientos como el FourSquare (que por cierto, acaba de sacar una aplicación estupenda para Windows 8), pero quedaron en eso, espejismos. La plataforma número uno para los desarrolladores de los mayores éxitos en móvil sigue siendo iOs.

Entre las razones que se suelen son tres las que más suelen poner sobre la mesa las empresas desarrolladoras:
Sigue leyendo «Primero iPhone, luego Android. ¿Ingresos, «influencers» o prioridad mercado USA?»

¿Qué se le ha perdido a Instagram en el vídeo?

foto instagram

En Giga Om he encontrado la mayor «enmienda a la totalidad» al movimiento de Facebook añadiendo vídeo a Instagram: más ruido en la experiencia, dificultad para «ver en diagonal el stream» por el esfuerzo que requiere cada vídeo y que todo ello redunde en estropear lo que se buscaba con Instagram, «asomarse» a instantáneas de una forma rápida y eficiente.

Además de sus puntos a mi me recuerda, con salvedades, a lo que hizo Flickr hace años: ambos partían de un contexto y de unos usuarios de fotografía y «por no perder la tendencia» incorporan el vídeo. En el caso del servicio de Yahoo no funcionó (mientras hacían esto Youtube explotaba), algo que no tiene por qué repetirse con Instagram. Después de todo el proceso de subir un vídeo es mucho más sencillo y está bien integrado en la aplicación y para los usuarios más jóvenes parece que tiene sentido, siendo los más veteranos los que lo vemos con recelo.

En todo caso, anotaría también lo que apuntan desde Quartz: que los vídeos lleguen a 15 segundos no es inocente, es justo lo que duran la mayoría de los anuncios de televisión en Estados Unidos.

Relacionado: Seis gigantes de internet luchando por la foto de tu almuerzo y tu gato

Seis gigantes de internet luchando por la foto de tu almuerzo y tu gato

Foto móvil snapseed

¿Quién nos iba a decir hace años que la gran lucha entre los gigantes de internet iba a estar tan ligada a ser el servicio de publicación de fotos de gatos, pies, playas y almuerzos y comidas varias?

Descontando la broma, lo que tenemos es que gran parte del «pegamiento social» en la red gira hoy por hoy alrededor de las fotos y que esta es la vía a través de la cual mucha gente está encontrando su espacio de expresión personal. Seis gigantes, por tanto, buscando las cámaras móviles que disparan, las fotos compartidas y los ojos que miran, y son…

  • Facebook / Instagram: es quien parte de mejor posición y quien lo ha tenido más claro desde hace años. Si hay algo en el centro de la experiencia Facebook es el compartir fotos personales, la compra de Instagram les aseguraba además no perder el tren móvil y desplazarse de «lo puramente personal y privado» a la «expresión personal y creativa». Es el que mejor ha conseguido sobrepasar el rol de «hosting de fotos de móvil» para ser realmente centro de la participación e interacción para muchos usuarios. Su punto débil es que comercialmente Facebook apuesta por una canción que no suena bien ni en teoría ni en la práctica.
  • Twitter: con su búsqueda del rol de centro de la distribución de información, Twitter se ha encontrado que un caso de uso muy habitual es utilizarlo para compartir las fotos de Instagram… algo a lo que si sumamos su interés en controlar la experiencia y empujar el cliente propio, tenemos la apuesta por añadir filtros propios y almacenamiento de las fotografías de sus usuarios. Ha llegado a denegar el acceso a Instagram a la funcionalidad «encuentra a tus amigos de Twitter», y desde Facebook le respondieron. Como puntos débiles señalaría dos, uno es que la arquitectura de la información / experiencia de usuario no está centrado en la experiencia de compartir, ver y comentar fotos; el otro es que todavía le queda camino para ser percibido como un servicio de fotografía además de «microblogging».
  • Flickr: que no estaba muerto, que estaba de parranda. Tras mucho tiempo perdido en si mismo, Yahoo parece que coge alguna dirección y el móvil va a ser una prioridad. Flickr se ha renovado en iOs para añadir filtros y entre las nuevas condiciones de Instagram y el cariño de la vieja escuela, está teniendo cierta tracción. Puntos débiles tiene muchos, pero destacaría dos: su modelo freemium impone limitación fuerte al uso de la cuenta gratuita y el retraso en volcarse en el móvil se paga, la versión Android es pobre y la gente no los percibe como relevantes en este contexto.
  • Google: ¿Qué pinta Google en esta lista? Bueno, tienen Google+ que ofrece una experiencia realmente buena para almacenar y compartir fotografías, con mucho espacio gratis en la nube y con integración en Picasa. ¿algo más? Una espléndida aplicación llamada Snapseed, gratuita y de lo mejor que se puede encontrar para editar imágenes en iOs y Android. Aún así, están bastante lejos de sus competidores… aunque la funcionalidad de auto subida de fotos a la nube de su aplicación Google+ es otro valor a considerar en esta guerra.
  • Dropbox: Cada vez está más claro que la gente de Dropbox quiere ser más que puro almacenaje y sincronización. Compraron AudioGalaxy para la música y ahora se han hecho con Snapjoy, una herramienta de organización de fotos con vocación de gestión de «todas las nubes». Tiene puntos fuertes (ya almacena muchas de nuestras imágenes, la funcionalidad de subida automática), pero está muy lejos todavía del momento de hacer la instantánea.
  • Microsoft / Skydrive: tiene una posición parecida a Dropbox, aunque con menos adopción todavía pero con la ventaja competitiva de la integración fuerte en los sistemas operativos Windows. Merece la pena probarlo como servicio de sincronización y almacenamiento, en fotografía para compartir todavía están lejos.

Va a ser uno de los temas del 2013, con varias claves: quien controla el sistema que está utilizando el usuario, el cliente de fotografía dentro de ese sistema, «la nube» donde se almacena y el espacio donde consigue visibilidad y distribución. Cada uno de los actores es fuerte en distintos eslabones de la cadena y cada uno puede presionar al resto haciéndose fuerte en lo que controla… aunque es posible que quien se exceda en esta parte pueda perder a su vez valor para el usuario. Servidor usaría Flickr, pero su cliente Android no es demasiado competitivo…

Facebook/Instagram: tus fotos son mías, y tus datos personales, también

Instagram Chiringuito

Los nuevos términos de servicio de Instagram han levantado un fuerte debate a pesar de que no suponen sino la adaptación de los mismos a la cultura y el modelo de negocio de Facebook. Entre los cambios encontramos que Instagram cruzará datos con Facebook y con los anunciantes, lo que permitirá a estos acceder a nuestras localizaciones favoritas, a los sitios y temas sobre los que más fotos hacemos… también suponen que los usuarios aceptan ser integrados en piezas publicitarias (tanto su perfil como las fotos que ha hecho) y que algunas acciones de publicidad dentro de Instagram no vendrán marcadas como tales. Puro Facebook

Lo más interesante de esto es saber si a) la gran mayoría de usuarios acaba enterándose de esto y b) si una vez enterados, los cambios de los términos de servicio y la privacidad perdida con ellos son razón suficiente como para que se planteen cambiar red con la que compartir fotos desde el móvil. Aquí creo que algunos lo tenemos más fácil que otros, quienes entramos en la segunda oleada cuando crearon el cliente Android creo que tenemos una menor ligazón con Instagram y lo vemos más fácilmente sustituible por cualquier otro que nos permita enviar y compartir en las redes donde sí hemos construido una presencia (léase Twitter).

Sólo recuerdo un caso en el que un cambio en las condiciones supuso una pérdida masiva de usuarios y el hundimiento definitivo del proyecto. Fue hace bastantes años, cuando SixApart sacó la versión 3.0 de su software para creación de blogs Movable Type y restringió la licencia del código (algunos comentarios de aquella época), lo que provocó una hégira de la mayoría de sus potenciales clientes a WordPress. Claro que el perfil de los mismos difiere del de los «instagramers», eran bloggers pioneros que tenían su blog en hosting propio; ambos tipos de usuario son creadores de contenidos, pero son bastante distintos en lo que a conocimiento y preocupación por el tipo de software que utilizan.

Hay quien plantea que este tipo de problemas se resuelve con servicios de pago, que mientras lo social en internet esté sostenido por modelos de publicidad, la privacidad estará amenazada y el modelo Facebook de coger todos los datos posibles y venderlos de todas las formas posibles será hegemónico. Esta opinión siempre ha chocado con el efecto red que se busca en los entornos sociales, que precisa de barreras de entrada lo más bajas posibles.

En todo caso, servidor vuelve a mirar con buenos ojos a Flickr, cuya cultura de propiedad de las fotos por parte de los usuarios es mucho más sana, que desde hace mucho potenció el que hubiese un stock de fotos con licencias Creative Commons y que, además, todavía pago en lo que casi podría llamar un acto de fe. Hace poco se renovaron con filtros en su cliente móvil, aunque eso ahora mismo con aplicaciones como Snapseed casi diría que es lo de menos.

Relacionado: Instagram era la Blancanieves de Facebook

Actualización: Facebook ha dado marcha atrás y han regresado a los términos y condiciones anteriores tras la polémica suscitada

¿Puede ser Flickr el sitios para compartir fotos con los amigos?

Lugares Flickr

Hace apenas un par de meses comentamos en «Flickr con los fotógrafos frente a Facebook y Photobucket, como el servicio para compartir fotografías de Yahoo estaba perdiendo la batalla del «fotos para verlas con amigos» frente a la red social y la de distribuir contenido en la web frente a otros. Ahora anuncian un movimiento agresivo para recuperar posiciones: sugerencias de contactos («gente que tal vez conozcas») y traerte los amigos de Facebook a Flickr. De hecho, hasta se han «bajado de la burra», permitiendo crear una cuenta en Flickr con el usuario de Gmail gracias a OpenId, tal como explica Mariano.

Sigo pensando que Flickr funciona mejor como sitio para gente con pretensiones fotográficas y que es difícil que recupere el terreno respecto a Facebook en lo de «compartir fotos con amigos». Las dos apuestas (integración con Facebook, integración con Google) son fuertes y síntoma de que han saltado alarmas en el servicio de Yahoo, la parte positiva es que, como en cada herramienta social, la experiencia final la configura cada usuario… y sus contactos.

Flickr con los fotógrafos frente a Facebook y Photobucket

Flickr Video

Flickr celebra estos días el haber alcanzado los 5000 millones de fotografías (blog oficial, Backfocus), una cifra espectacular aunque nos vayamos a compararla con los 10000 millones en Facebook… hace dos años. Y es que precisamente el servicio de redes sociales ha eclipsado a Flickr en la función de «comparto fotos con mis amigos», mientras que en el rol de «servicio para distribuir imágenes en abierto» se enfrenta a las webs tipo Photobucket o imageshack, que son más potentes como «hosting de fotos».

¿Qué rol le queda a Flickr en este escenario? Sin duda de el mejor sitio web para fotógrafos, donde mostrar sus creaciones en abierto y sacar provecho de una comunidad de pares y de un servicio sin comparación en el mercado para ellos. El volumen para «el mira esta foto» y para el hosting puro de fotografías probablemente se lleven mayores cifras de tráfico y de usuarios, pero muy difícilmente van a conseguir el usuario de Flickr: dispuesto a pagar por cuenta premium en mayor porcentaje y de los que gastan mucho más dinero en equipo a la hora de vender publicidad.

Relacionado: El éxito de las licencias Creative Commons en Flickr

El éxito de las licencias Creative Commons en Flickr

Creative Commons en Flickr

135 millones de imágenes de flickr ya son Creative Commons, una cifra que supone el 3.5% de las fotografías que se han subido al servicio. A ese dato hay que sumar que sólo uno de cada cuatro con licencia CC permite un uso comercial de sus fotografías y la existencia de un buscador en Flickr muy bien resuelto que te permite acceder a ellas. Me parece un éxito tremendo de las licencias Creative Commons, como en unos años han ido creciendo en adopción – no sólo en Flickr, también en la blogosfera, la música y los medios – y cómo se ha ido madurando en los permisos que se quiere conceder para el uso de las obras propias. Como bien me ha apuntado Versvs al ser «copyright» la licencia por defecto hay todavía un espacio de crecimiento en todos aquellos que ni siquiera se han llegado a plantear el tema.

Este éxito de las licencias Creative Commons en Flickr también tiene implicaciones en negocios como el de la fotografía de stock. No recuerdo ya el hacer una presentación en la que no utilice imágenes descargadas de ahí, así como para ilustrar muchos artículos del blog. Esto no quita para que siga existiendo un espacio para los fotógrafos profesionales, pero sin duda sube el listón de calidad a partir del cual se puede empezar a cobrar por una fotografía. Probablemente la tendencia ira a más, aunque para un uso comercial más serio hace falta que algunas características del servicio maduren: el creador puede cambiar la licencia y donde antes decía que permitía una serie de cosas, de pronto puede dejar de decirlo.

Más información en Xataka Foto, Creative Commons.org.

Relacionado: Getty Images y la venta de fotos de los usuarios de Flickr

Getty Images y la venta de fotos de los usuarios de Flickr

Amanecer foto de flickr

Esta semana ha sido también la del acuerdo entre Getty Images y Flickr, para que imágenes seleccionadas de la plataforma de Yahoo sean comercializadas a través del primero. Se puede ver el stock ahora mismo a la venta en gettyimages.com y también tenemos el anuncio en el blog oficial de Flickr. Obviamente, para poder vender las fotografías, la gente de Getty llega a un acuerdo con el creador, en lo que viene a ser un paso más en el fenómeno de la comercialización de las obras de los usuarios.

Hay más detalles y análisis en el post de Thomast Hawk y en Online, pero me gustaría destacar varios puntos:

  • Flickr sigue afianzándose como la comunidad para usuarios amantes de la fotografía, algo que llevaba en su concepción desde el momento en que por defecto las imágenes se subían como públicas. El «compartir fotos con amigos» se va desplazando hacia las redes sociales – Facebook contabilizaba 10000 millones hace unos meses – y otros como Picassa y Photobucket han quedado entre ambos.
  • Más que sorprenderme el que hayan externalizado la venta de fotos con Getty Images – hasta cierto punto eso evita que la comunidad se convierta en un mercado – me resulta llamativo el hecho de la escasa automatización. Tal como lo explican consiste en editores de Getty que «bucean» en Flickr y hacen propuestas a los fotografías de las obras que quieren comercializar. Es lógico que busquen calidad – en la fotografía de stock no se acepta cualquier cosa – pero uno esperaba una solución que cruzara la algoritmia de interesantísimo con las etiquetas que aportaran la semántica.
  • Por otro lado, resulta curiosa la alianza. Los miles de fotógrafos de Flickr que publican con Creative Commons («uso comercial permitido») son la mayor competencia gratuita para la venta de fotografía de stock. Como ejemplo, la imagen de pasotraspaso que ilustra este post.

Como resumen puede quedar una conclusión no muy amable para el fotógrafo profesional, que puede observar el movimiento como un paso más en el desembarco de los aficionados en ámbitos hasta ahora reservados para él.

Flickr, Last.fm y Youtube para comercializar contenidos

Last.fm Youtube

De sistema de publicación a ser también sistema de comercialización de contenidos generados por los usuarios. La tendencia en los servicios más populares de la «Web 2.0» es no sólo servir para hospedar y compartir obras de los usuarios, sino también abrir una vía para que estos puedan empezar a generar ingresos a partir de ellas. Repasando los últimos movimientos tenemos que:

  • Last FM pagando al músico, con un modelo de negocio basado en la suscripción a la radio personal y la publicidad. Es un modelo pensado para músicos sin discográfica que posean los derechos de explotación de sus obras.
  • Flickr y Getty Images suman fuerzas: una de las mayores agencias de fotografías de stock y noticias creará un repositorio a partir de obras almacenadas en Flickr. Los usuarios que accedan a que sus fotos estén en Getty Images accederán a ingresos gracias a ello.
  • Youtube, que los usuarios vendan directamente publicidad. Probablemente el caso menos claro, en Google todavía no han conseguido habilitar el sistema para crear un escenario en el que todos ganen alrededor de Youtube, que sigue con problemas para hacer dinero, pero que da pasos hacia ser una plataforma de comercialización de contenidos a su vez.

Las tres propuestas se caracterizan por no haber inventado nada (ya hay otros muchos servicios que ofrecen comercializar contenidos a los usuarios) y por una dificultad inseparable de su filosofía: el control sobre la autoría de la obra. Que quien ha subido una foto a Flickr sea su verdadero autor, que el grupo sea el propietario de los derechos de las canciones que sube a Last.fm, los consabidos problemas de vídeos con derechos de autor en Youtube… este es el principal problema para montar sistemas que escalen en sitios con contenidos de los usuarios y no hay una solución fácil para ello. Y, mientras no se resuelva, parece difícil que la comercialización de obras de los usuarios sea el gran negocio que todos esperamos porque, en el sector de contenidos, siempre hay que encontrar una fórmula en que todos ganen: autores, plataforma y usuarios.

Vídeo en Flickr para cuentas Pro y de 90 segundos

Flickr Video

Ya está disponible la posibilidad de subir vídeos a Flickr, el movimiento tan anunciado y finalmente confirmado. Lo más destacable de esta nueva funcionalidad son las limitaciones establecidas, 90 segundos y 150 megas como máximo, en lo que afirman quieren considerar como «una foto extensa». Vídeos que capturen momentos, personales, ni sobreproducidos ni sofisticados… es lo que desde Flickr venden y de lo que se pueden ver ejemplos en algún grupo.

No me gustaba la idea de vídeo en Flickr y la forma de plantearlo tampoco me convence. Restricciones al autor para no estropear la experiencia de usurario en Flickr, en lo que parece más una estrategia defensiva (si ya es usuario de Flickr, que no utilice otro sistema para compartir vídeos, algo así como «me too») y con un modelo de negocio asegurado: las cuentas pro del servicio (sólo los miembros pro pueden cargar contenido de video, pero todos pueden verlo, siempre que tengan permiso del autor), cobrando por almacenar vídeos cuando todo el resto de la industria apuesta por darlo gratis con publicidad. En resumen, si lo que querían era no estropear la experiencia de los usuarios en Flickr, el camino sería añadir la opción para no tener que encontrarnos con vídeos y seguir manteniendo Flickr como el sitio especializado en fotografía. Eso sí, en las primeras críticas en USA (Techmeme) está gustando mucho.

Más información, en la ayuda de Flickr.