Adobe mata Flash en el navegador del móvil

Open Screen Project
Años después podemos dar por ganado el pulso que empezaron Apple y Jobs contra Flash en el navegador del móvil. Según ZdNet, Adobe ha comunicado a sus desarrolladores el cambio de estrategia: se rinden con el modelo de plugin el navegador (no sacarán nuevas versiones pero si darán soporte a los actuales para Android y Palybook) y se enfocarán en herramientas para desarrollo de aplicaciones nativas o basadas en HTML5.

Además de que Apple les cerró la puerta de iPhone y iPad, lo cierto es que Adobe nunca ha conseguido un buen rendimiento de Flash en los navegadores móviles. Y, aunque lo hubiese conseguido, si el plan es intentar conseguir lo que no logró Java, estar fuera de una de las plataformas líderes (y también de otra emergente como Windows Phone) hace que su mayor propuesta de valor – escribe una vez, ejecuta en cualquier sitio – se malogre.

Conclusión: HTML5 va a ser el único estándar multiplataforma en web y RIAs

Angry Birds web – casi – en HTML5

Angry Birds

Con vistas a promocionar sus ChromeBooks y la Web Store, desde Google han empujado la realización de Angry Birds – casi – en HTML5. Y digo casi porque al acceder al juego con un navegador sin Flash da error, tienen una ligera dependencia de la tecnología de Adobe y no han sido capaces todavía de una versión completa en HTML5.

En todo caso a disfrutarlo mientras lo ofrezcan gratis, algo que curiosamente muestra la debilidad y el potencial del modelo de «web store»: accesible desde cualquier navegador y plataforma, sin necesidad de pasar por una determinada tienda.

Relacionado: Angry Birds y su modelo de negocio en Android

HTML5 va a ser el único estándar multiplataforma en web y RIAs

Open Screen Project

En las últimas semanas se han producido diversas noticias que apuntan a una misma tendencia: HTML5 va a ser el único estándar multiplataforma en web, tanto para el vídeo como para las RIA. Por un lado tenemos el enorme aumento de vídeos disponibles a través de HTML5 sin necesidad de reproductor Flash, algo debido sobre todo a su no admisión en iPhone ni iPad; a eso hay que añadir que la tecnología rival de Flash con más posibilidades, Silverlight, va a ser reenfocada por Microsoft, que asume que HTML5 será el auténtico estándar abierto multiplataforma (vocación que Silverlight no tuvo desde su gestación). A todo ello sumaría las novedades en el terreno de las herramienta de desarrollo que glosa César de otro blog más, al que también se está sumando la propia Adobe.

Claro que HTML5 no está exento de problemas, desde los técnicos y, sobre todo, de despliegue para usuarios de Windows XP y Explorer, pero creo que la batalla empieza a declinarse a su favor. A principios de año apuntábamos a la lucha de HTML5 y Flash por ser el estándar de facto en la web, a finales todo apunta a que se empieza a vislumbrar un ganador y que el futuro de la web estará libre de los runtimes propietarios.

HTML5, Flash y la lucha por los estándares en la web. Tendencia 2010

Open Screen Project

El anuncio del iPad ha puesto la lucha por los estándares en la web, Flash y HTML 5 bajo el foco del «hype» que siempre rodea a los lanzamientos de Apple. Lo cierto es que aunque ahora esté en su momento de apogeo en lo que a cobertura informativa se refiere, la toma de posturas respecto a qué tecnologías se utilizarán para la web del futuro viene sucediéndose en los últimos años. En esta película hay varios actores y, aunque Apple va a tener su peso, lo cierto es que apostaría por Google y Microsoft – además de Adobe – como principales protagonistas de la trama. «El bueno, los feos y los malos», versión estándares web

El bueno, HTML5

El rol de bueno de película está siendo otorgado casi sin discusión a HTML5, el nuevo estándar que trae la vaga promesa de librarnos de los runtimes propietarios en la web. Y es que aunque Adobe ha hecho esfuerzos liberando herramientas, el runtime de Flash sigue siendo código propietario y no está en las quinielas que lo liberen. Su apuesta es que los algoritmos de procesamiento de gráficos vectoriales siguen siendo una ventaja competitiva y guardan las patentes como oro en paño.

HTML5 trae la posibilidad de que el vídeo – terreno dominado casi por completo por Flash – pueda distribuirse sin pasar por el aro de Adobe. Curiosamente esto hace que otro debate sobre estándares abiertos en los codecs cobre mayor actualidad, Youtube y otros actores están apostando por la fórmula «HTML5 + H.264 como códec», algo que Mozilla entre otros no aceptan al no ser un codec abierto (JaviPas lo resume). Aquí tenemos otra batalla económica, quienes han optado por codecs abiertos como Theora+Vorbis+Ogg no pagan las patentes de H.264, pero pueden sufrir los costes de mayor coste de ancho de banda al perder en compresión (más información al respecto en el blog de Dailymotion y aNieto2K.

No se trata en todo caso, sólo del vídeo, HTML5 es muy relevante en otros aspectos del desarrollo web, desde las RIA (aplicaciones ricas), como soporte offline, gestión de errores, unificación del renderizado de la página… Víctor hace tiempo hizo un especial con las novedades de HTML 5 en Anexom.

Los malos, Flash de Adobe y Silverlight de Microsoft

A Microsoft y a Adobe les toca el papel de malos en esta película. Ambos tienen una apuesta firma por runtimes propietarios como motor de la web, algo que rompe la propia naturaleza de la red: acceso desde cualquier nodo, sea cual sea la tecnología cliente. Flash ha logrado un nivel razonable de calidad multiplataforma y como explica Enrique un porcentaje de instalaciones brutal en ordenadores personales. Su frontera más significativa son los móviles (a pesar de ofrecer «Flash de verdad») y las plataformas cerradas, donde no es ni de lejos tan relevante. En vídeo se han convertido en la tecnología por excelencia, con un gran negocio de licencias y herramientas de desarrollo, pero los últimos movimientos hacen aparecer negros nubarrones en su visión de ser el nuevo Java.

En el lado de Microsoft, llevan años con lo misma tónica con Silverlight, maravilla técnica que casi nadie utiliza. Apostar por una tecnología propietaria de Redmond para construir el futuro de la web es algo que muy pocos están considerando una buena idea, a pesar de que como producto Silverlight es brillante. Aunque parezca un disparate, veo antes a Microsoft liberando Silverlight que a Adobe, que tiene mucho más que perder.

Los feos, Google, Apple… y de nuevo Microsoft

Apple lleva años rechazando Flash en iPhone y vuelve a poner el debate sobre la mesa con iPad. Sin embargo, los actores principales en la lucha entre HTML5, Flash y Silverlight son, en mi opinión, Google y Microsoft. El primero con una apuesta decidida por HTML5 desde hace años como explica este artículo de O´reilly, a pesar de lo cual algunos como Scoble le señalan como posible salvador de Flash atendiendo a su competencia con Apple. No lo creo, Google lleva mucho tiempo detrás de HTML5 en cuyo desarrollo ha influido y rechazando Flash y Silverlight a la hora de construir sus aplicaciones web.

Pero quien tiene gran parte de llave que puede acelerar la adopción de HTML5 es Microsoft con el soporte en Internet Explorer actor sin el cuál no se puede pensar en llegar al gran público en la web «de verdad». Apple puede restringir qué tecnologías se ejecutan en sus dispositivos cerrados, Google y otros pueden intentar empujar HTML5, pero hoy día desarrollar una aplicación web que no funcione en Explorer es renunciar a gran parte de los usuarios… y no sólo a los poco expertos, también a muchos corporativos en cuyas empresas sólo está hmologado el uso del navegador de Microsoft.

El desenlace de la película

Todavía no sabemos el final, pero sí mucho de los intereses que se entretejen en ella. En 2010 probablemente no sepamos cómo acaba, pero sí es probable que asistamos al continuo acose y derribo de Flash, para el que Adobe no parece encontrar socios de garantías que lo defiendan. Si no hay un giro inesperado en el mercado de los navegadores – que tiende de una forma pausada al fin de la hegemonía de Explorer – será Microsoft quien tenga la llave para acelerar un proceso en el que parece que tiene poco que ganar: imponer Silverlight se antoja muy complicado y salvar a Adobe tampoco es su sueño hecho realidad.

Flash de verdad en los teléfonos, adiós a Flash Lite

Adobe Flash Player 10Adobe se acerca a su objetivo de configurar Flash como el nuevo Java con el anuncio de que habrá versión del runtime de Flash para los sistemas operativos de smartphones más importantes: Symbian, Windows Mobile, Blackberry, webOS de Palm y Android. No se trata de la versión reducida «Flash Lite», sino la misma que se ejecuta en los navegadores de los ordenadores personales, tal como anticiparon a principios de año. Además Google y RIM se unen al Adobe Open Screen Project el proyecto con el que Adobe intenta facilitar que se lleve su tecnología a todo tipo de dispositivos. Curiosa cuando menos la relación entre Google y Adobe, por un lado el primero parece, que le plantea una enmienda a la totalidad a través de su apoyo y empuje a HTML5, por otro se asocian en este proyecto y en otros.

Como explican en la nota de prensa, cuando esto se materialice en el 2010, 19 de los 20 mayores fabricantes de móviles soportarán Flash. Quedan fuera Apple y su iPhone que en los próximos meses deberá hacer balance de la situación: quedan fuera de un montón de servicios y webs que utilizan Flash y que si que estarán en los móviles de la competencia. ¿La duda razonable para defender la postura de Apple? Con la autonomía que tenemos hoy día en los smartphones de última generación, el añadir un software tan exigente como Flash no va sino a empeorar la situación, habrá que ver si en Adobe han conseguido que el Flash real no sea un devorador de recursos insaciable en el móvil

¿Resumen del movimiento? Por un lado un escenario muy favorable para Adobe, sus pasos hacia la apertura han dado sus frutos, han conseguido regatear el acuerdo entre Microsoft y Nokia por Silverlight y Flash se mantiene como una tecnología clave en la web gracias a ser prácticamente multiplataforma. Para las fabricantes «no iPhone», supone además una ventaja competitiva al traer hacia ellas todos los juegos Flash, el vídeo en HD… y una base de desarrolladores cada vez mayor.

Flash para televisión

Flash en la televisión

Nuevo paso de Adobe para convertir Flash en el estándar para vídeo y aplicaciones ricas, esta vez llevándolo a las televisiones vía su integración en «esa cosa que estará junto a la tele del salón y todavía no sabemos qué es». Seguimos buscando cómo será la convergencia entre internet y televisión, pero es muy probable que Adobe y Flash jueguen un rol importante.

Ya lo hacen en el vídeo en internet y pueden ser la llave para que varios actores muy interesados puedan sobrevivir a los nuevos intermediarios tipo Boxee. Me refiero a las operadoras de cable que van a querer que su set-top box admita acceso a servicios online y a los fabricantes de ciertos aparatos – los Blu-ray por ejemplo, algunos STBs terriblemente cerrados – que necesitan añadir valor para ser atractivos. En la guerra por llevar internet al salón de casa se juegan tres variables relacionadas, a mayor control, más posibilidad de negocio por contenidos, pero menos valor para el usuario. Flash abre la puerta a una mayor apertura, pero empieza de cero en un mundo donde ya hay algunos planes trazados: los widgets de Yahoo e Intel, televisores con conexión a internet y una miríada de proyectos alrededor del concepto «HTPC – Media Center».

Más información en Xataka, Newteevee:

Flash 10 en – casi – todos los teléfonos móviles

Adobe Flash Player 10Adobe apuesta fuerte en su tarea de convertir Flash en el nuevo Java anunciando que Flash 10 estará en 2010 disponible para teléfonos con Android, Windows Mobile y Symbian. Es uno de las noticias más interesantes del Mobile World Congress que se está celebrando en Barcelona y al que este año me he quedado sin ir, aunque lo sigo ávido, hay mucho material interesante que comentar.

Este paso dado por Adobe reafirma su estrategia de Open Screen Project: en la web, en el escritorio, en los móviles, en la televisión, en todo tipo de gadgets… en todos quiere colocar su tecnología Flash y su plataforma AIR, buscando convertirlos en lo que Java quiso ser. Ante esto hay tres factores claves a la hora de analizar su desembarco en los teléfonos móviles: uno es la exigencia en términos de consumo de batería que supone, el impacto aún siendo en 2010 no es trivial; el segundo se refiere al órdago que supone para Apple y su rechazo a Flash en iPhone, que tiene que ver más con mantener controlada y cerrada la plataforma que con problemas técnicos. Por último, Flash 10 en el móvil lo coloca también frente al potente técnicamente, pero con poca distribución, Silverlight de Microsoft. Hablamos no ya de una versión reducida como es Flash Lite.

Reto en lo técnico, audaz en su planteamiento como plataforma de desarrollo. Con la tendencia de los navegadores del móvil de poder «parsear bien» la «web de ordenador», una buena implementación de Flash sería sin duda un éxito. De nuevo el debate de si una tecnología con un runtime propietario – a pesar de los gestos de apertura de Adobe – es la ideal para el desarrollo de aplicaciones ricas en internet y de si en este escenario Apple se puede permitir no abrirse a la tecnología de Adobe… y en esto cada vez me inclino a pensar que no. En el escenario al que vamos llegando, Adobe y Flash son más poderosos e importantes de lo que muchas veces pensamos.

Por cierto, otro actor importante que queda fuera es RIM, que no aparece como socio de la aventura de Adobe… aunque en este caso si creo más en razones estrictamente técnicas: una blackberry con poca autonomía no tiene sentido y en RIM nunca se han caracterizado en ser pioneros en la adopción de tecnologías para el mercado de consumo.

Más información en Cnet, Xataka, Ars Technica.

Flash y AIR como el nuevo Java

Adobe AIRFlash y AIR llegan a la arquitectura ARM, con lo que parece que Adobe va a superar la etapa de Flash Lite y va a llegar con la versión completa a teléfonos y otros dispositivos móviles. Ya se han podido ver versiones para Android y Windows Mobile de Flash 10 (Xataka Móvil), con lo que las páginas con Flash pasarían a ser accesibles desde móviles con esos sistemas operativos; el tema de Adobe AIR también es muy interesante, aplicaciones para el escritorio del móvil creadas mediante tecnologías para la web… y multiplataforma.

En este último aspecto es en el que Adobe configura Flash y AIR como el nuevo Java, como tecnologías para el desarrollo de aplicaciones multiplataforma tanto en la web como en el escritorio. Con ambos Adobe ha ido mucho más allá de lo que era Flash hace unos años – una tecnología para hacer animaciones simplonas – pero no tanto como para encontrarse todos los problemas de incompatibilidad que se ha encontrado Java en movilidad.

Una estrategia realmente interesante, pero que choca con varios rivales (Silverlight móvil, tecnologías como los widgets de Nokia u Opera, y el inminnete JavaFx, del que espero mucho) y también con dispositivos cerrados como el iPhone, del que Apple le dejó fuera. Mucho se está comentando un artículo de Wired sobre esta decisión, al final Apple va a tener que reflexionar sobre el control (de la experiencia y del dinero que gana cada uno) que ejerce sobre el dispositivo y el potencial que añade una tecnología como Flash a un terminal pensado para el internet móvil. Hay quien afirma que Apple podría estar preparando un buscador (Alt1040), es probable que en las tecnologías para las RIA sea donde necesite ofrecer algo… o buscar un aliado.

Artículos relacionados

Flash 10 y los problemas con vídeos en Firefox

Adobe Flash Player 10

Disponible la versión final de Flash 10 para descarga en la página de Adobe. Ya comentamos las novedades de Flash 10, pero viene bien actualizar a esta nueva versión: en Adobe aseguran que con ella se acaban los problemas que teníamos muchos usuarios de Firefox para ver vídeos.

Es probable que a muchos os suene el bug, consiste en iniciar un vídeo y que este se detenga a los dos segundos, sin posibilidad de continuar (News.com). Llevo unas horas con Flash 10 y, de momento, sin problema con los vídeos en Firefox. Es probable que el error haya supuesto un obstáculo importante para Firefox en su crecimiento en el mercado de los navegadores. Más allá de que el problema esté en Firefox 3, en el plugin o en un tercero que interfiera entre ambos, lo cierto es que resulta ilustrador de la dependencia respecto a un runtime cerrado como es el de Flash en la web de hoy en día, incluso para navegadores que presumen de abiertos, cumplidores de estándares y libres.

Lively, salas de chat 3d de Google

Lively de Google

Sorprendido estoy de la presentación de Lively, un pseudo chat tridimensional embebible en webs, por parte de Google. El sitio oficial es Lively.com, pero sigue siendo parte «Google Labs», lo quele confiere la etiqueta de proyecto «muy beta».

A Lively se accede a través del navegador (utiliza Flash) y precisa de instalar un pequeño software, disponible de momento sólo en Windows, en este punto sigue la misma estrategia que Google Earth. Aunque las comparaciones apuntaran inmediatamente a Second Life, realmente Lively lo que permite es crear «habitaciones» inconexas entre sí y embebibles en páginas web. En ellas los usuarios – que precisarán de una cuenta de Google – podrán comunicarse (chat, gestos, acciones de sus avatares) y compartir vídeos o fotos.

Hay que tomarse Lively como un comienzo en la exploración de los entornos tridimensionales por parte de Google, porque de otra forma habría que catalogarlo como un «weblin con pretensiones» (tipo de servicio que siempre me ha parecido una forma de complicar la experiencia de una web sin aportar mucho a cambio). Hay avatares, salas en 3d y chateo embebible en web… demasiado poco para tomarse Lively en serio, al menos, de momento.