Plastic Logic y la tinta electrónica en Esquire

Plastic Logic

Con lo que hemos hablado por aquí de libros electrónicos, no podía dejar de comentar dos movimientos de esta semana. Por un lado tenemos la presentación del lector de libros electrónicos de Plastic Logic presentado en la conferencia Demo. Como se puede observar en la imagen, la experiencia se va acercando a la de un periódico, a la gran experiencia de lectura que ofrece la tinta electrónica, Plastic Logic añade un grosor muy cercano al de una hoja de papel. Todavía no es flexible (ni siquiera enrollable como el Readius), pero la pantalla será táctil y más resistente a golpes.

La otra noticia viene de la mano de Esquire, que por fin ha mostrado su número con tinta electrónica en la portada. En esta ocasión se trata más de un movimiento de marketing que de uso real de la tecnología, simplemente usan la tinta electrónica para habilitar una especie de banner dinámico. Como comentamos sobre esta portada de Esquire, algo meramente experimental alejado de los usos reales para los que está destinada esta tecnología.

Aunque la tendencia sea a simular la experiencia de lectura actual, la mayoría de los comentarios de periodistas al respecto obvian los elementos fundamentales de la puerta que abren los aparatos de tinta electrónica: ruptura de la distinción entre medio offline y online, configuración de nuestro periódico a la carta a partir de toda la oferta tradicional más blogs, multimedia, interactiva y con un gran poder de decisión para el usuario. De hecho, que Esquire flirtee con un lector sólo para él y las limitaciones de Kindle ayudan a crear la ficción de que las tecnologías de control posibilitarán mantener un status quo similar al actual, cuando estamos en puertas de un cambio profundo de la experiencia de lectura de libros y medios.

Comentarios y fuentes, Voolive y Ryaninc. Os dejo con los vídeos de ambas iniciativas.

Portada de Esquire:

Plastic Logic:

Revista con portada de tinta electrónica

Esquire tinta electrónica

Un movimiento «curioso» cuando menos: la revista Esquire utilizará tinta electrónica para su portada. Será la primera en hacerlo en el número de Octubre en Estados Unidos, aunque sólo en 100000 copias «especiales», siendo su tirada de 720000. Lo más chocante del movimiento es que no hablamos de la digitalización del contenido ni de que sea llevado para ser consumido en dispositivos especializados, sino de un producto híbrido entre revista de papel y lector de tinta electrónica. NYT habla de una autonomía de 90 horas, que no está nada mal para una batería que deberá ir integrada en una hoja muy fina (a no ser que engorden muy mucho la revista, algo que no creo que hagan).

Esta apuesta claramente ineficiente (crear 100000 portadas de tinta electrónica para no cambiar nunca y no ser utilizadas con nuevo contenido) tiene más que ver con conseguir que se hable de Esquire y con una gran campaña promocional que llevará en dicha portada de una marca de coches, que con un cambio de paradigma en la distribución. Si la tinta electrónica trae la promesa de un menor consumo de recursos naturales – un dispositivo que se utilice para leer multitud de periódicos, libros y revistas – el caso de Esquire es justo lo contrario.

Un experimento que seguro que recordaremos cuando haya apuestas más audaces en lo que distribución digital de contenidos en medios tradicionales. De momento, apuesto a que muchos acogerán con curiosidad este número de Esquire, con portada digital y fecha de caducidad.

Lo han comentado también Pjorge y Clipset. Artículos relacionados interesantes: Readius y las pantallas flexibles, más cerca, Lectores de libros electrónicos no especializados.