Mirando el futuro de Uber con una licencia de taxi en la mano

Foto Taxi

Hoy he publicado en Teknautas de El Confidencial «Mirando el futuro de Uber con una licencia de taxi en la mano», una aproximación sobre los diversos futuros probables del sector ante la tensión entre los modelos P2P y los gobiernos con sus regulaciones.

Mirar al futuro del sector del taxi con una licencia en la mano es la imagen de nuestro tiempo. Todos somos un taxista con un papel que garantizaba el porvenir, que nos costó un huevo y parte del otro, que nos daba entrada al club de la clase media occidental. A todos se nos cae la sonrisa cuando nos dicen que hay que ser valiente, adaptarse a los nuevos tiempos y a la tecnología, que el mundo se transforma, que es lo que toca.

Leer artículo completo

Relacionado: De taxis, Uber y “sharing economy”

Lo de «economía colaborativa» se merece todos los premios de marketing que pueda ganar

Piso Airbnb

Afirma Versvs

Pese a lo que mucha gente suele pensar, Uber y BlablaCar solamente difieren en cuanto al tipo de trayecto que introducen al mercado de transportes (corta distancia y con horario no previsible, algo tipo taxi, frente a media distancia o larga distancia organizado con planificación previa, más como un autobús o tren intercity), pero son idénticos en cuanto a lo que hacen respecto del sistema de transporte público de una ciudad: habilitan como transporte de pago a vehículos y prestadores que antes no formaban parte de ese ecosistema empresarial

De forma que la economía colaborativa no es ni más ni menos colaborativa que la de toda la vida. Lo que conocemos como economía colaborativa tiene en común que son sistemas con la audacia suficiente para concebir como comerciables bienes con los que nadie jamás ha comerciado antes.

Hay un punto (en otros no tanto) en el que no puedo estar más de acuerdo con José, cada vez que leo o escucho «sharing economy» o «economía colaborativa» para referirse al alquiler menos regulado no hago sino sorprenderme con lo bien que han hecho marketing alrededor de lo abierto, desintermediado y el compartir.

De taxis, Uber y «sharing economy»

Hoy he participado en un animado debate en Xataka, «¿Es el fin del taxi tal y como lo conocemos? Uber, P2P y la batalla legal y social a debate» con Remo, Jesús Fernández (vicepresidente de la Federación Profesional del Taxi Madrid) y Ricardo Galli.

45 minutos sobre un tema que va más allá de una aplicación, porque la mal llamada «sharing economy» – yo prefiero economía P2P. en más de los casos no va de compartir, va de alquilar – nos va a cuestionar sobre como ponemos – o no – límites a la tecnología, al liberalismo que muchas veces viene integrado en ella y cómo de inmovilistas somos protegiendo sectores establecidos frente a soluciones que los desafían.

Airbnb vale 10000 millones de dólares

Piso Airbnb

Al menos eso cree TPG que acaba de invertir 500 millones en el «marketplace» de alquileres P2P. En TC

Airbnb cuenta con más de 600.000 anuncios desde casi 200 países. El Wall Street Journal informó a principios de este mes que los ingresos en 2013 fueron de unos 250 millones de dólares, más del doble de lo que hizo el año anterior.

Relacionado: A Airbnb (y a la economía P2P) le quieren poco los legisladores

PS: por cierto, menuda valoración a 40 veces facturación, a eso se le llama confianza en el crecimiento

Cookflat, economía P2P aplicada a la restauración

Cookflat, comdias P2P

«El Airbnb de ir de papeo», podría ser una definición informal de Cookflat que aplica el modelo P2P a la restauración.

Como explican en Directo al Paladar:

La gente ofrece diferentes menús salidos de su cocina y nosotros podemos convertirnos en sus invitados, ya que además ellos también se sentarán en la mesa… El precio varía un poco de uno a otro, pero siempre entre los 15 y los 30 euros por comensal, con bebidas y todo incluído

De momento anda bastante escaso en la oferta y la web es bastante obtusa, pero me ha interesado mucho el concepto, sobre todo para viajes al extranjero donde mucha gente tiene ese de «autenticidad» tanto gastronómico como a la hora de conocer nativos.