La tienda de música de Oxfam ya vende por Internet

NapsterHace un par de días ya anticipamos la salida de Big Noise Music, la tienda de Oxfam, a través de la cual esta ONG planea reacudar fondos en su lucha contra la pobreza. Oxfam ya ha confirmado los precios que estarán entre los 79 y 99 peniques la canción y ente 6 y 8 libras el compacto completo. 10 peniques de cada una de estas canciones irá a parar a Oxfam, que en España está asociada con Intermon. Como gancho de lanzamiento, sortean dos reproductores de música portátil entre aquellos que se registren en Big Noise Music antes del 30 de Junio.
Big Noise Music va a ver la luz apenas unos días después de que lo haya hecho Napster Europa. En el aspecto técnico, la plataforma tendrá detrás la tecnología de OD2, que también da soporte a otras tiendas como la de Tiscali, la tienda de MSN o MyCokeMusic. es de esperar por tanto que se base en WMA y utilicen tecnología DRM (administración de los derechos digitales) de Microsoft, como el resto de las tiendas basadas en OD2. La tienda de Oxfam parte con un catálogo de 300.000 canciones, entre las que hay un amplio abanico de música anglosajona y cierta presencia de cantantes hispanohablantes (¡¡acabo de encontrar a Marisol!)

Eso sí, el sistema escogido no es muy de mi gusto. Para registrarte en la tienda de Oxfam has de pagar una cantidad que se traduce en créditos canjeables por la música. Los precios de 75 peniques por canción sólo son para quien de entrada canjee 100 libras esterlinas. Además, la tienda sólo es accesible mediante Explorer y Windows Media, fuera de Microsoft es imposible acceder a BigNoiseMusic.

En definitiva una propuesta a considerar si en tus compras musicales quieres colaborar con la labor de Oxfam y no son obstáculos los pequeños peros que ofrece el sistema de esta BigNoiseMusic.

PlayFair resucita como Hymn para desafiar al ITunes de Apple

PlayFair era un proyecto de software libre que se encontraba alojado en SourceForge hasta que Apple, aprovechando las medidas preventivas que permite la DMCA nortemaricana, consiguió que fuese eliminado del conocido directorio de proyectos de software libre. Más tarde apareció en el sitio web indio Sarovar, donde la DMCA no es aplicable, pero las presiones de Apple a los espónsores de la web, hicieron que los responsables de la misma se deshicieran de PlayFair. Las razones de Apple no eran otras que el hecho de que PlayFair permitía aliminar la protección anticopia de las canciones de iTunes Music Store. Ahora ha resucitado como Hymn y se presenta como el verdadero peligro, por encima de Sony o Napster, para la ITtunes de Apple. El argumento de Hymn no es en pro de la piratería ni del robo de canciones. De hecho sólo tiene utilidad directa para los clientes de Itunes ya que a canciones obtenidas por la tienda Apple, les elimina la información de DRM (administración de derechos digitales), permitiendo a dichos usuarios el escuchar las canciones fuera del entorno ITunes. En este escenario, sólo es útil para que un cliente que haya comprado canciones en Itunes pueda escucharlas en cualquier reproductor.

El problema – sobre todo para Apple – estriba en una vez desprotegidos los ficheros AAC, pueden ser libremente distribuidos, con lo que estos segundos receptores de las canciones no habrían pasado por caja, objetivo este de el uso de tecnologías de administración de derechos digitales en todas las tiendas de música por Internet. Usar Hymn sobre un producto cuyo copyright ha sido satisfecho, no es en sí ilegal, aunque la licencia mediante la cual se adquiere música en ITunes contemplará la prohibición de este tipo de tecnologías. Ahora bien, en la praxis, podría dar lugar a que pague uno y escuchen veinte, y ese sí que es otro cantar para esta nueva tabla de salvación para las discográficas que son las tiendas de música por Internet.

Sony Connect, el ITunes de Sony

Sony Connect es la apuesta de la casa Sony por desbancar a ITunes de la supremacía en la venta de música por Internet. Ahora que la tienda de Apple cumple un año, Sony decide presentarle competencia, coincidiendo con los problemas de seguridad de ITunes y con Ipod. Aunque parezca que esto viene a ser una competencia real en el mercado de la venta de música por Internet, no es tal. La realidad es que Sony Connect, al igual que hacen Napster o RealNetworks, ofrece precios muy similares a los de Itunes (a 99 centavos la canción), con el añadido de ofrecer los contenidos en nuevo formato incompatible con el resto.

Hasta ahora la lucha era entre el ACC de Apple e IPod contra el formato WMA de Microsoft utilizado entre otros por Napster. Apple ya ha rechazado abrir sus formatos ante las peticiones de RealNetworks. Sony abunda en esta tendencia al presentar su música en un formato sólo reproducible en el nuevo MiniDisc Hi-MD Walkman, nueva línea con la que Sony pretende relanzar el MiniDisc.

Parece que al final el formato con administración de derechos de autor va a ser el de Microsoft, que además se renueva con la puesta en marcha del proyecto Janus, del que ya hablamos por aquí hace más de un mes.

Más información : ZdNet

Apple rechaza a RealNetworks

RealNetworks había propuesto en los últimos días a Apple crear un frente común ante Microsoft en el terreno de la reproducción de música digital con administración de derechos digitales. Rob Glaser, director de Real, invitaba así a Apple a abrir su tecnología de manera que las canciones adquiridas a través de Rhapsody, la tienda de RealNetworks, pudieran escucharse en la Ipod, el reproductor de música digital portátil de la empresa de la manzana. De no acceder, según publicó NyTimes, RealNetworks pasaría de utilizar el formato de Apple (AAC) a usar tecnología de Microsoft (WMA) para proteger las canciones vendidas a través de Rhapsody.

Ante este envite de Real, Apple ha dicho no. El mismo Steve Jobs, CEO de Apple, ha rechazado la alianza en carta dirigida a Real. Estos últimos, a través de su portavoz Greg Chiemingo, han mostrado su extrañeza a la negativa de Apple y muestran cierta resignación de cara a lanzarse a los brazos de Microsoft. Curiosamente Real es una de las beneficiadas por las sanciones de la Unión Europea a Microsoft, motivo por el cual esperan colocar su Real Player 10 preinstalado en los equipos que se vendan con Windows en el viejo continente.

Una vez resuelto el desenlace, parece que la historia se repite. Hasta ahora Apple reina por calidad con ITunes e Ipod, ambos basados para la protección de los ficheros que venden en el formato propietario AAC. Microsoft por otro lado ofrece su formato propietario WMA, presente práctimente en el resto de reproductores portátiles de música digital y en varias tiendas como Napster. El movimiento de RealNetworks se enmarca en una búsqueda de la compatibilidad con el resto de tiendas y reproductores. El que Ipod sólo reproduzca AAC de Apple puede llevar a dos escenarios: en el actual catapulta a la tienda ITunes al liderazgo del sector y empuja a terceros a obtener la licencia de uso de AAC, en el futuro podía llevar al aislamiento y la incompatibilidad con el resto de tiendas y reproductores. Apple vuelve a apostar por la exclusividad y RealNetworks – de confirmar este movimiento – por la compatibilidad de mano de Microsoft. Los derechos digitales para el formato MP3 llegan demasiado tarde como para plantear competencia a los dos únicas vías que se atisban en el horizonte de la reproducción y venta de música digital.

Janus, tecnología anticopia de Microsoft para alquilar música

Janus es el nombre en clave de una nueva tecnología de Microsoft que podría ver la luz este verano y que sucintamente podríamos resumir como un mecanismo que se añade a los reproductores portátiles para que las canciones caduquen según la suscripción del usuario, es decir, permitiría articular un servicio de tarifa plana musical basada en el alquiler: un usuario paga una cuota fija mensual y puede escuchar todas las canciones que quiera mientras siga suscrito. En cuanto acabe la suscripción, las canciones dejarán de oírse. Janus, por supuesto, trabajará con Windows Media Audio (WMA), el formato propietario de Microsoft, alternativa al más popular MP3. Casas desarrolladoras de reproductores musicales portátiles como Samsung ya han anunciado su apoyo a Janus, al que ven como una posibilidad de competir con el IPod de Apple.
De hecho, de tener éxito este proyecto de Microsoft, la gran perjudicada podría ser Apple. Otras tiendas como Napster apostaron por WMA como formato de fichero y podrían habilitar este servicio de alquiler de canciones, que de tener un precio competitivo ganaría muchos clientes del mercado del «pagar por descargar». Si por el precio de 10 o 15 descargas puedo escuchar todas las canciones que desee, es muy probable que los clientes que siempre se gasten esa cifra en música al mes, apuesten por Napster y un reproductor compatible con Janus y el WMA de Microsoft. En el terreno del reproductor, Ipod es el rey indiscutible pero al basarse en ACC, los usuarios que deseen aprovechar el alquiler de canciones deberán adquirir otros reproductores, entre los cuales seguro que está el Portable Media Center de la propia Microsoft.

Una apuesta más que interesante esta de Janus (recordar que es un nombre en clave para el proyecto, seguro que el comercial es distinto, no hay más que mirar el dominio «.com») y la del alquier de canciones. Desde el punto de vista del usuario, disponer de todas las canciones que desee a cambio de la cifra que suelo gastar en música al mes es una opción a considerar cuando menos (caso distinto es el del coleccionista). Ahora bien, y conociendo a Microsoft, si se fabrican los reproductores, se montan las tiendas de música por Internet, ambos con tecnología Janus, se comen el mercado y al cabo del tiempo alguien descubre el modo de saltarse la protección anticopia…

Fuente de la noticia: News.com

Microsoft a por IPod

Si había algún mercado tecnológico en que Microsoft aún no había intentado «hincar el diente» es en el de los dispositivos móviles multimedia. Quizás por mencionar en el titular a IPod de Apple se piense en un reproductor musical, pero lo que prepara la empresa de Gates es más ambicioso. Antiguamente conocido por ser el proyecto Media2Go, el Portable Media Center será capaz de almacenar y reproducir videos (si no lo crees Microsoft tiene un video de ejemplo).
Por suspuesto también reproducirá música y fotos. Se espara que con un disco duro de unos 40 gigas consiga albergar 175 horas de video, 10,000 canciones o 100,000 fotografías en formatos propietarios de Microsoft. Sobre aspecto, modelos, versiones y precio no hay nada seguro, aunque algunos analistas auguran que estará entre los 400 y 700 dólares.

Steve Jobs desde Apple y en entrevista en el New Toyk Times (precisa registro) no ha tardado en contestar. Afirma que el éxito del vídeo portátil es bastante dudoso en base a la distinta experiencia que supone utilizar auriculares, que aproxima al usuario a ña experiencia de un concierto, respecto a ver un vídeo en una pantalla pequeña que viene a ser como tener una televisión mala. Además una canción se escucha docenas de veces, mientras que las películas suelen ser de un sólo consumo. Por cierto que mientras tanto firma una interesante alianza con HP sobre IPod.

Realmente es una competencia fuerte para IPod. Las mayores capacidades (probablemente a igual precio, la Ipod genuina cuesta 499 dólares con 40 gigas) y el apoyo que puede recibir por su inmediata conectividad con el recién estrenado Windows Media Center 2004 son una baza importante. No obstante IPod de la mano de ITunes tiene un largo recorrido y un mercado ganado, además de la supremacía del contenido al menos en el aspecto musical. Falta por ver si algún aventurero se lanza al mercado con algún aparato con Linux y formatos estándar, al menos daría la oportunidad de conseguir un reproductor multimedia portátil a un precio algo más razonable. Tenga o no razón Jobs (personalmente el vídeo portátil lo encuentro bastante menos interesante que el audio, si no hay videoconferencia), se presenta un año lleno de nuevos gadgets.

Más información: nwsource.com

Vendiendo música por el móvil

No se trata de descargar tonos o juegos, sino canciones completas tal y como haríamos por iTunes. AT&T Wireless asociado con Microsoft pretende ser el primer operador mundial en ofrecer este servicio a sus suscriptores, permitiendo la compra de archivos musicales (presumiblemente en formato Windows Media Audio o wma, al estar Microsoft en el proyecto) que luego se podrían transferir al PC u otro dispositivo con capacidad para leerlos, o incluso grabar en un compacto. La tecnología a utilizar será la conocida como Loudeye Digital Music Store, que no es una tienda en sí, sino un software que permite a la empresa que lo utilice montar su propia solución de descarga de música bajo pago. Con Loudeye se podría tener montada una alternativa a iTunes o Napster con muy poca inversión, con administración de derechos digitales embebida en el formato wma.

La tienda de ATT que saldrá durante este 2004, permitirá buscar canciones por distintos parámetros (nombre, autor, disco,…), escuchar un trozo para asegurarnos de que es la que queremos y finalmente descargarla previo pago, que como cualquier compra por el móvil pasara a engrosar nuestra factura sin que tercie más información de cuenta corriente. El precio aun está por determinar, así como la fecha exacta de lanzamiento.

Sin duda una idea muy interesante y un nuevo servicio a añadir al mercado de telefonía móvil. Probablemente se producirá una competencia entre las distintas operadoras para incorporar un servicio de este tipo y evitar así que en busca de él, los clientes cambien de empresa. Nos quejábamos hace poco de que no se implantaban tiendas de música en el mercado hispano por Internet, puede que la primera sea móvil.

Más información: Fortune.com

Correo auto destructible

Aprovechando la salida oficial de Office 2003 (véase la nota oficial de Microsoft) merece la pena comentar las novedades que incorpora en uno de los temas candentes de la actualidad internauta: el correo electrónico y el spam. Sin duda una de las sorpresas mayores en este terreno del nuevo Outlook 2003 es la del correo que se autodestruye a petición del emisor, tema que seguro dará que hablar.

Para entender la utilidad de este mecanismo tal vez convenga recordar la historia de Claire Swire. Ella envió un correo electrónico a su novio de alto contenido sexual, el cual su novio reenvió a un círculo de amigos, uno de los cuales lo reenvió a su vez. El correo acabó dando la vuelta al mundo. Probablemente si Claire hubiese podido, habría resringido quién podía leer su mail.

La nueva tecnología de Microsoft permite que especifiquemos quién puede abrir, editar, copiar e incluso reenviar el correo, pudiéndole asignar un período de vigencia tras el cual el correo se autodestruirá. En realidad esta tecnología de administración de derechos sobre archivos (Rights Management) suscita numerosas críticas en ciertos sectores, pero parece clara su utilidad por ejemplo en ambientes empresariales de cara a evitar la difusión de información confidencial.

Una de los grandes problemas – como siempre ocurre con Microsoft – es que de entrada basa en tecnología propietaria. ¿qué sucede si el correo se lo mando a alguien que no use Outlook 2003? ¿quién se encarga de que se cumplan las restricciones especificadas? Microsoft responde que proveerá de un visualizador de ficheros a quien no tenga Office 2003, aunque claro, ¿en qué sistema operativo lo publicará? Exacto, en ese que has pensado.

En cuanto a filtrado del spam, Outlook 2003 ha recibido ya muy buenas críticas, por lo que podemos asistir a la muerte de todos esos programas antispam que habitan hoy por el mercado. Además de detección automática permite construir listas negras que siempre se rechazan, listas de amigos cuyo correo siempre se acepta y filtrado de imágenes embebidas en el correo (útil si tienes críos y quieres ahorrarles el spam pornográfico).

Office 2003 presenta de entrada más usabilidad, nuevas posibilidades y un aspecto muy atractivo, pero también control de los derechos digitales (que de imponerse daría un vuelco a hechos tan naturales hoy como reproducir un MP3 descargado por P2P) y mayor dependencia de él y del sistema operativo Windows. Hay alternativas: Open Office acaba de sacar la versión 1.1 con gran éxito. Va siendo hora de echarle un vistazo más en profunidad.

PD: Por cierto Microsoft se gastará 150 millones de dólares en publicidad de Office 2003

Fuentes: VnuNet

¿Windows Media Player 9 como estándar en Hollywood?

Al menos eso pretende Microsoft al proponerlo como candidato a la SMPTE (la Society of Motion Picture Television Engineers) para elegir como sucesor del MPEG-2 el software propietario de compresión de video que subyace bajo Windows Media Player 9. De salir elegido, Microsoft se haría con un papel privilegiado en el mercado creciente de los set-top boxes (dispositivo que se conecta al televisor y permite navegar por Internet, enviar y recibir mensajes de correo electrónico), equipos de edición de video, transmisión vía satélite o electrónica de consumo. En este tema, por supuesto, hay mucho dinero en forma de royalties por uso de una u otra tecnología. Además podría esotro paso más en la lucha de la multinacional de Redmon por hacerse con el control de los estándares fuera del ámbito del PC (léase telefonía móvil o los futuros formatos de DVD que inevitablemente incorporarán tecnología de gestión de derecho de autor como la Windows Media Digital Rights Management -DRM-).

Por otro lado están, claro, los estándares abiertos. De hecho el año pasado Apple comenzó a dar soporte para MPEG-4 y este mismo año Realnetworks comenzó a preparar un reproductor Open-source. MPEG-4 en principio tiene todas las papeletas para ser elegido, aunque no deja de haber quien se empeña en demonizar sus virtudes: la falta de un modelo de negocio claro y la diversidad de implementaciones de dicho estándar.
También están los desarrolladores de otros codecs propietarios como On2.

Una batalla más en el mundo de la informática, estándares, software libre y telecomunicaciones. Como siempre mucho dinero en juego.

Fuente: news.com

DeCSS y secretos comerciales

cerraduraAl menos se podrían derivar de una reciente sentencia de la Corte Suprema de California, que legitimó el bloqueo de la difusión de código que pudiera facilitar la copia ilegal de DVD?s en caso de que constituyan un secreto comercial. La duda estriba en dictaminar cuando determinado código o algoritmo constituye un «secreto comercial». Con esta sentencia se cambia el anterior fallo por el que se ponía por encima de este principio el de la libertad de información. El caso viene de la difusión de DeCSS por parte de un programador norteamericano Andrew Bunner vía web. DeCSS es un software que permite desencriptar DVDs, con lo que se facilita su visualización en sistemas para los que no se había permitido una licencia legal de CSS ( CSS es el acrónimo de Content Scrambling System y es el mecanismo de encriptación y autentificación de legalidad de los DVD ), por ejemplo Linux, excluido por su licencia Open Source. El problema viene de que DeCSS permite la copia de DVD, su ripeado y compresión convirtiéndolo a otros formatos (el famoso DivX). DeCSS fue desarrollado por el noruego Jon Johansen a los 15 años y en el juicio por robo de datos fue absuelto.

El caso aún no deja cerrado el tema de la legalidad de cada algoritmo. De hecho queda por concretar en cada caso concreto si constituye o no un secreto comercial, pero la consigna parece clara: queda por encima la protección del secreto mercantil sobre la libertad de difusión de la información, veremos a ver qué pasa con todos los programas y páginas de ripeo.

Fuente: Siliconvalley.com