Dominios .xxx funcionando: ¿principio del gueto porno en la web?

Ya tenemos funcionando los primeros dominios .xxx, que fueron aprobados hace seis años, tras la incorporación de los mismos por la IANA (domainnamenews.com. De momento el uso de este dominio de primer nivel es opcional para los sitios web porno, por lo que ahora mismo lo que tenemos es una competencia por reservar la marca y hacerse con los dominios más jugosos por parte de los domainers. En todo caso se abre el camino para que el filtrado de webs porno pueda superar el estado actual de análisis del contenido y listas negras que emplean la mayoría de filtros y desembocar en que el dominio .xxx suponga el gueto del porno online: mucho más fácil de bloquear el acceso por parte de instituciones y hasta países.

Dominios de primer nivel a la carta

Mucho va a dar que hablar lo aprobado por el ICANN, organizaciones y empresas podrán registrar dominios de primer nivel a la carta. Estos TLD o (Top Level Domain names) hasta ahora han sido creados con cuentagotas, de hecho era noticia la aprobación de los dominios .mobi y mucho se discutió si era necesario crear los dominios .xxx para el porno. Tal como explica la Bbc, las marcas podrán conseguir su dominio de primer nivel (por ejemplo, “.postresmontero”, con lo que podrán tener luego sus dominios del tipo “flanes.postresmontero”), pero también los particulares podrán registrar su nombre (aunque costarán un ojo de la cara, desde 100.000 dólares se comenta, y habrá que demostrar infraestructura técnica para administrarlo). Además, habrá dominios de primer nivel en árabe o cirílico.

El movimiento supone una respuesta al negocio alrededor de la escasez de dominios y lo hace de una forma contraproducente, ciertamente abrir un nuevo dominio de primer nivel no la evitaría (para crear una marca en la web no te puedes conformar – en mi opinión – con tener sólo uno de los dominios importantes – en España, “.es”, “.com” y “.net” – y aunque se proteja a las marcas ya establecidas, pensemos en crear un nuevo proyecto), pero no estoy para nada convencido de que este movimiento sea una solución. También hay que tener en cuenta que esto parece una salida para quienes ya tienen marcas creadas, pero los que empiezan un proyecto web desde cero tendrán que plantearse si tiene sentido salir con “pagina.mimarca” pero sin “mimarca.com”. Complicado, para el usuario común de entrada puede ser bastante confuso.

Es más, no creo que los “.com” vayan a perder su valor a corto plazo. La asociación de página web con ese dominio de primer nivel está muy interiorizada para la mayoría de los internautas. Creo que no es la ayuda a que cuando vas a empezar un proyecto no tengas que pasar noches de insomnio porque cientos de nombres que te cuadran están registrados y aparcados, pero espero de veras estar equivocado.

Aprobados los dominios ‘xxx’

La Internet Corporation for Assigned Names and Numbers (ICANN) ha aprobado la creación de dominios de primer nivel “.xxx”, que estarán disponibles para su contratación para finales de año (vía HG). A partir de entonces los sitios pornográficos tendrán una extensión específica para ellos, sin que ello les impida seguir manteniendo sitios con otros dominios, al menos de momento. Tras este movimiento se esconde el deseo de poder controlar el acceso a contenidos por adultos: es mucho más fácil filtrar todo aquello que venga de un dominio “.xxx“, que detectar términos típicos de las páginas porno, táctica que produce muchos positivos falsos (por ejemplo se filtraría este artículo que estás leyendo) y que se ve incapaz de filtrar páginas en cualquier idioma, truco utilizado por los internautas más avezados para saltarse los este tipo de barreras.

No soy muy favorable a la creación indiscriminada de dominios de primer nivel. Si quieres crear una marca o asegurarte el uso exclusivo de un nombre de página tienes que gastarte un dineral en un montón de dominios, que hace ya mucho tiempo no se eligen en función de la temática de las páginas ,¿o acaso todas las “.com” son para uso comercial sobre computadores como era la intención original?. El caso del “.xxx” es un tema delicado, por un lado está el legítimo derecho a filtrar contenidos en empresas o en un ordenador compartido para uso de menores, pero se puede acabar creando un guetto de internet y no tardarán en aparecer asociaciones ultrapuritanas que quieran marginar en él cualquier sitio mínimamente picante. Habrá que estar atentos.

Propuestas para nuevos dominios en Internet, “.mobi” y “.xxx”

Hasta diez grupos han solicitado la aparición de nuevos dominios en Internet que puedan convivir con los ya archiconocidos “.com”, “.net” y demás. Entre estas peticiones a la ICANN destacan la realizada por Microsoft, Vodafone, Nokia y otras empresas líderes en la tecnología móvil solicitando un dominio propio que ayudara a identificar a los sitios orientados al acceso mediante dispositivo móvil, el “.mobi”.

El plazo para solicitar nuevos dominios de primer nivel finalizó el 15 de Marzo, habiéndose propuesto además los siguientes: “.asia,” “.cat,” “.jobs,” “.mail,” “.post,” “.tel” y “.travel.”; junto a ellos tenemos el llamativo “.xxx” planteado por la Fundación internacional por la responsabilidad Online.
Las razones que llevan a dicha organización para proponer el dominio “.xxx” son entre otras las de poder restringir mejor el acceso de equipos utilizados por menores a páginas de contenido pornográfico. El resto de iniciativas se enmarcan más en una dinámica de marketing en la que el sufijo con el que terminan los nombres de los sitios en la red es fundamental para distinguir el producto.

Hasta Mayo no se decidirán ni cuáles serán aprobados ni el régimen de explotación de los mismos, por lo que habrá que tener en cuenta el peligro potencial de timadores en la venta de dominios con estos sufijos, como ocurrió con los dominios “.eu”.

Fuente: Cnn.com