La posibilidad de un Digg España

DiggDigg completa una nueva ronda de financiación y anuncian expansión fuera de los Estados Unidos. Han cogido 28 millones de dólares, algunos de los cuales se los van a gastar en versiones locales para el 40% de sus visitantes que son de otros países. Después de la «espantá» de Google, parece el paso más sensato que podían dar.

Claro que esta expansión invita a pensar en un posible Digg España. Teniendo en cuenta que su intención es ser más relevante para el usuario local, una versión nacional sería la aproximación que tomaría la empresa de Rose, más que una en castellano para todo el mercado hispanohablante. La situación aquí es bastante conocida, con una plataforma de éxito establecida como Menéame con mucha ventaja sobre cualquier otro (Fresqui, coRank).

Y la pregunta, claro está, es si su plan es desembarcar en España comprando o, en cambio, confían en generar comunidad a partir de los usuarios españoles que ya están en Digg. La primera parece la apuesta más segura, pero también sería mucho más cara. Aterrizar de forma independiente, aunque con una marca tan poderosa, no va a ser tarea fácil sin más ayuda que la versión en inglés.

La rivalidad entre servicio original frente a versión local está planteada en otros muchos frentes (Facebook frente a Tuenti, por ejemplo) y en muchas ocasiones demuestra que para llegar a un nuevo país y conseguir comunidad hasta sobrepasar a quien es nativo no basta con traducir la página. En caso de Digg viniese a España de esta forma no me extrañaría nada que se llevase una sorpresa.

Google y la compra de Digg

Google diggRegresa el rumor de la compra de Digg por parte de Google, esta vez de la mano de TC que cifra el traspaso en 200 millones de dólares, afirmando que se encuentran en las «negociaciones finales».

Confieso que la compra de Digg por parte de Google sería una sorpresa para mí, que no logro acertar con las razones por las que Google necesita este agregador social de noticias. Se lleva rumoreando tiempo que querían añadir votaciones de los usuarios a Google News, cuyo algoritmo de ordenación de fuentes en las noticias es lamentable, todavía después de años de funcionamiento. Otra posibilidad, como comenta Enrique sería la de incorporar conocimiento que no tiene: que los algoritmos que gobiernan los agregadores sociales sean tan complejos que para Google resulte mejor comprar que desarrollarlos. Sinceramente, lo dudo mucho, ni creo que sean tan complejos ni que a Google le costase hacer su Digg particular si lo necesita o añadir votaciones a las búsquedas.

Queda comprar el sitio, la atención concentrada en Digg y las impresiones publicitarias en él, que ahora gestiona Microsoft. Bajo esa lógica, debería ser la empresa de Redmond la más necesitada en hacerse con Digg y no Google, que fácilmente podría crear el suyo. Yahoo, por ejemplo, creó su propio Yahoo Buzz y AOL sacó su propio Digg bajo la marca «Netscape» (luego lo rebautizó como Propeller). Es más, sigo pensando que Google podría montar un Digg a partir de Reader con pasmosa facilidad. Lo dicho, parece probable que Google compre Digg, pero las razones y el sentido de esta adquisición siguen siendo un misterio para mí.

Compartidos en Google Reader y Digg

Google ReaderEl otro día comentaba en varios foros lo que me está gustando el tema de los compartidos en Google Reader. La idea – que comentamos por aquí – consiste en que si alguno de tus contactos (bueno, lo que Google entiende por contactos) decide compartir un artículo desde Google Reader, a ti te aparece en una carpeta especial. Puedes elegir no recibir nada de un «contacto» determinado, claro, pero lo importante es que te avisa de aquellas lecturas que gente que conoces considera como destacada. El concepto de contactos prescriptores de información me parece de lo más interesante que está pasando relacionado con la «sobredosis de información» en la red.

Para mí los compartidos en Google Reader están cambiando la forma en que consumo información. Si un día por lo que sea no puedo dedicar tiempo a leer, sólo dedico tiempo a esta selección: si ha pasado algo importante o destacable, alguno de mis contactos lo habrá mercado. Es más, hay blogs de los que me interesa todo, hay otras fuentes que no tanto ¿solución? si detecto que mis contactos la leen, puedo aligerar el agregador y aquello que merezca la pena también lo tendré. Es más, seguir los compartidos de algunos te abre a un montón de nuevas fuentes que desconoces. Albert comentaba también los compartidos en Google Reader hace poco. Como señala, Bloglines y otros ya permitían el compartir lecturas, pero el automatizar todo el proceso de añadir la fuente de un contacto es parte de la clave de que esto funcione.

Al margen de su valor como «descubridor» y para la productividad, creo que hay usos potenciales de esta funcionalidad. Ahora que se rumorea el interés por Digg de Microsoft y la propia Google (TC), sigo pensando que la mejor forma de armarlo es con los votos de los usuarios de agregador. Es más, integrando con la red social puedes llegar a tener lo que ofrece coRank, no una portada para todos, sino una portada personalizada y basada en las personas que consideras que tienen criterio. ReadBurner era un intento de montar algo parecido, pero como me avisó Rafa Gil, ya ha muerto. El problema, claro, es que el porcentaje de usuarios que utiliza agregador es todavía bastante escaso y usos como este o el de ayudar en la personalización de las búsquedas no sería aplicable a la inmensa mayoría de los usuarios.

ReadBurner, digg a partir de las lecturas en Google Reader

ReadbunnerReadBurner es un sitio de filtrado colaborativo a partir de las noticias compartidas en Google Reader, la plasmación de una idea en la que vengo insistiendo desde hace mucho tiempo: quien tiene todas las cartas para hacer un Digg distribuido, en el que no haya que visitar una web para votar, son Google, Bloglines y el resto de servicios para leer canales RSS.

ReadBurner es un proyecto sin grandes pretensiones, añades el RSS de tus compartidos en Google Reader (lo podría hacer alguien por tí, ojo) y ya participas votando cada vez que compartes una noticia a través de dicho agregador. ReadBurner lo que hace es contar los votos, separar por idiomas y ofrecer los más populares a los lectores, todo ello con una estética que podríamos calificar de espartana.

El aspecto de no tener que salir del agregador para votar me gusta mucho. Entiendo que los Menéame, Fresqui y compañía quieran usuarios que pasen mucho tiempo en sus servicios y conversen allí, pero a mi me gustaría participar sin tener que enviar las noticias una a una y sin tener que ir a la lista de enlaces enviados para votar. Compartir desde Google Reader me resulta mucho más cómodo, sería genial poder añadir a mi cuenta en estos servicios el RSS para que cuente mi voto.

Por otro lado, la aproximación de ReadBurner peca – como hizo Digg y muchos de los servicios que salieron con ideas similares – de crear una única portada para todos, una escasez artificial. Le falta el componente coRank: poder escoger las fuentes que considero valiosas para obtener una portada ajustada a mis intereses y valoraciones y no a los criterios mayoritarios. De nuevo, poder añadir el RSS de mis compartidos en Google Reader (o de del.icio.us o de Ma.gnol.ia) tiene incluso más sentido que en Menéame.

ReadBurner está en la liga de la búsqueda de los contenidos de calidad en la web, en la que cada vez veremos más actores ante la catarsis de información que se crea diariamente y la constante amenaza del spam y del «copiar y pegar». ¿Su problema? Que en cualquier momento Google va a entrar por ahí y, probablemente, lo haga mucho mejor. Estoy convencido de que los enlaces compartidos entre contactos son el primer paso hacia un Google News / Digg personalizado y configurado a partir del criterio de las personas en que confiamos.

Sitio oficial: ReadBurner.

Las puertas del campo

Me acabo de desayunar con una noticia que está ya en casi todos lados (entre otros la recoge Criando Cuervos): usuario envia noticia con las claves de un HD-DVD que permitiría hacer copias del mismo (véase Crackeado el AACS de HD-DVD y BlueRay), desde Digg censuran la noticia y la eliminan, la comunidad de usuarios reacciona enviando masivamente la noticia de todos los modos posibles, votándola una y otra vez y forzando que se convierta en la noticia del día (una captura en uberbin.net). Finalmente, la dirección de Digg se rinde con post de Kevin Rose incluido.

A menudo se utiliza la expresión «no se pueden poner puertas al campo» para referirse al control de contenidos en la red y en los sitios «2.0» esto es todavía más cierto. El caso de las claves de HD-DVD en Digg resulta paradigmático: no puedes plantear una web en la que pones a los usuarios al mando y a la vez querer tener control sobre lo que decidan. Y lo que es más importante: el control y la censura de contenidos no escalan; como sucede en Youtube y similares, cortar «una cabeza» implica que aparezcan tres nuevas. Si los usuarios se empeñan en sitios en los que pueden subir o filtrar contenidos con audiencias millonarias, no hay mucho que puedas hacer (¿filtro por palabras?, ¿editores controlando en cada momento?), quedando en una situación muy delicada desde el punto de vista legal.

coRank en abierto

Corank

Minutos antes de la medianoche – y coincidiendo con el escándalo «I Bought Votes on Digg» – salió coRank en abierto. Ya hablamos de esta mezcla de del.icio.us y de Digg hace un par de días, destacando lo que hace diferente a este servicio de lo que hay ahora en el mercado: a mi portada sólo llegan las páginas enviadas o valoradas por mis fuentes y no las del resto de usuarios. Si observo que alguna de ellas empieza a enviar noticias amarillistas, erróneas o que directamente no me interesan, siempre puedo desvincularme de las fuentes que han hecho que me llegara y quedarán fuera de la comunidad que valoro.

Pero lo más interesante es que coRank va a añadir una funcionalidad llamada – todo un esfuerzo imaginativo – «Grupos», que articulará la solución a la crítica que mantengo contra los servicios tipo Digg: si envío noticias muy buenas de cine y la comunidad las valora, ese karma obtenido me hace más influyente en la temáticas de vivienda, tecnología o cualquier otra. Con los grupos de coRank podré establecer en qué materias considero experto a un usuario y en las que quiero que influya en mi portada.

Con estos ingredientes no es de extrañar que me haya gustado mucho coRank, que creo que va a ofrecerme la calidad de resultados que las aproximaciones más fieles a Digg no dan.

Por otro lado no dejo de tener mis dudas respecto al posible éxito de coRank. Los usuarios dan enlaces a del.icio.us a cambio de tener un servicio de favoritos online y participan en Fresqui o Menéame para ser influyentes, para que sus recomendaciones y puntos de vista lleguen a una gran audiencia. coRank está más cerca del primero a la hora de incentivar la participación indudablemente, mientras que las diferencias respecto a Digg pueden determinar que se pierda las grandes audiencias de éste.

Pero en todo caso, una propuesta magnífica. De hecho estoy casi seguro que salvo a uno o dos por idioma, Google Reader se acabará comiendo en audiencia a los clones de Digg: un sistema de votación integrado en el lector y con el que Google puede montar un sistema noticias filtradas por usuarios con sólo revisar las estadísticas.

Sitio oficial en castellano: coRank, y mi usuario es antonello.

Probando CoRank

Corank

Llevo unas semanas con la beta en cerrada de CoRank, el nuevo proyecto de Rogelio y la verdad es que tengo por un lado impresiones muy positivas y por otro algunas dudas. CoRank es más pariente de del.icio.us que de Digg, nos permite almacenar nuestros favoritos, clasificarlos y etiquetarlos. Eso sí, añade características de Digg y alguna propia que lo hacen especialmente interesante. Como usuario podemos comentar las noticias enviadas, y también votarlas positiva o negativamente; el punto de ruptura que tiene respecto a Digg, Menéame o Fresqui es que es personalizado respecto a las fuentes, es decir, cada uno escoge quien quiera que influya es su portada particular.

Ya hemos hablado por aquí de la calidad de los resultados de Menéame y similares y también he compartido mi opinión de que los Diggs temáticos ofrecen mejores resultados. La principal causa, en mi opinión, es que el karma no está bien resuelto: si envío una buena noticia sobre videojuegos (se publica) recibo karma que me otorga más prestigio en cualquier otro tema, por lo que mi criterio tendría más valor a la hora de juzgar una noticia sobre arquitectura.

El regate hecho por CoRank a esta circunstancia no es completo, puedo escoger a mis fuentes pero de momento no puedo discriminar en qué áreas las considero expertas. Pensemos por un momento en que alguien puede considerar esta página y su autor como una fuente fiable en tecnología, pero que me da por recomendar a Nash, I love you mi vida… le llegaría la noticia por igual (aunque seguro que la vota negativa para enterrarla bien hondo). Aún así, me resulta un giro muy bien pensado sobre las ideas de Digg y del.icio.us, aunque tengo algunas dudas respecto de que pueda tener éxito entre el gran público, de lo que hablaremos en cuanto salga, que va a ser bastante pronto.

Sitio oficial: Corank en castellano.

Digg utilizará OpenId

openid-logoY sería el segundo gigante de la web anglosajona en hacerlo tras AOL, que ya sumó sus 63 millones de usuarios a OpenId (Online). Así, Kevin Rose ha asegurado en la conferencia «Future of Web Apps» de Londres, que Digg utilizará OpenId (GigaOm).

No andábamos demasiado descaminados cuando hace tiempo que apostábamos por OpenId como sistema de identificación en la red. No voy a repetir de nuevo todas las ventajas que encuentro en OpenId, pero ya podemos ir pensando en identificarnos con nuestra cuenta de WeblogsSL, o de cualquier otro proveedor, en Digg y en el resto de servicios que le van a seguir. AOL, Microsoft y ahora Digg… si tienes o vas a montar un servicio en la web ya deberías estar poniendo a OpenId en tu hoja de ruta.

Newsvine hoy en abierto

newsvinelogoNewsvine abre hoy sus puertas (mikeindustries, vía Sferazero), aunque ahora mismo no va muy fino.

Me sigue pareciendo una apuesta muy interesante, síntensis de varias tendencias (Oh my News!, Digg) como ya comentamos en probando Newsvine, pero que dependerá de conseguir una masa de usuarios suficiente para que la parte de periodismo participativo no quede coja. Enviar noticias a Digg (o a Menéame o Fresqui), a Slashdot (o BP), a Newsvine, y además valorarlas y comentarlas… al final no hay tiempo para todo y como usuario sólo se puede estar atento a una comunidad, y aún así tiene que pasar uno por alto muchas noticias.