El descenso del PC se acelera

Muchos ojos puestos en los datos de IDC sobre distribución de nuevos PCs, que cifra en un 14% como media mundial. Aún con el matiz de que se trata de unidades distribuidas al canal y particulares y no ventas, el dato correlaciona con lo que está sucediendo en el mercado y apunta a una aceleración del descenso en la compra de nuevos ordenadores personales.

De hecho Gartner apuntaba a que sería una bajada del 7% anual, previsión que se podría quedar corta a no ser que la “vuelta al cole” y la navidad traigan muy buenas noticias. En fabricantes hay un patrón claro, mientras Lenovo mantiene el tipo, el resto de los líderes del mercado cae mucho, tanto Dell como Acer, Asus y HP.

Por aquí lo hemos comentado varias veces, no se trata de un proceso de “sustitución absoluta” en todos los casos (que también los hay), pero sí que todo apunta a que los consumidores no encuentran las razones para renovar el ordenador personal mientras que sí las van hallando para tener una nueva pantalla como la del tablet.

PS: servidor, parece que va un poco a contracorriente, justo esta semana ha renovado sobremesa, con una torre tradicional para más inri. Ya contaremos por aquí.

Relacionado: Microsoft, Windows 8 y el dilema del innovador

El móvil no es país para viejos

Dell Streak

Dell abandona el mercado móvil y también renuncia a Android para el mercado de tablets (Forbes). El paralelismo con la dificultad de adaptación de HP al mundo móvil es evidente, a pesar de haber seguido estrategias opuestas en cuanto a selección de plataformas… el mundo móvil no es país para viejos, que ven como el gran negocio pasa a quienes si supieron adaptarse.

Relacionado: La era post-PC no es para viejos (sobre HP y WebOS)

En la era post PC Microsoft tiene menos amigos: HP y Dell no, Asus y MSI, tal vez

Dell Streak

Antes de ponernos apocalípticos, sería importante matizar que por era “post Pc” no nos referimos a la muerte del ordenador personal ni mucho menos, pero sí a que la “pila” sobre el mundo móvil empieza a ser más y mejor negocio que la que hay sobre la plataforma que ha dominado Microsoft las últimas décadas. Y en esta etapa es interesante observar como se están posicionando los grandes fabricantes y como la empresa de Redmond no es que este mal colocada, es que si Windows Phone Series 7 no les funciona han podido perder el tren por mucho, mucho tiempo en los teléfono móviles.

Les quedaba un cartucho en el nuevo mercado aparecido con la resurrección de los tablets, que sus aliados de siempre introdujeran en el mercado dispositivos con Windows 7 como sistema operativo, conforme a las alianzas que siempre han establecido: el hardware para otros, pero el nivel de la pila del ordenador personal que más dinero ha generado – el sistema operativo – para Microsoft. El problema para Ballmer y compañía es que dos de sus aliados tradicionales como son Dell y HP no parecen que los quieran de compañeros de viaje. O no al menos con los productos que tiene Microsoft hoy por hoy en el mercado.

El caso más sangrante es HP, que decidió comprarse Palm en lugar de optar por Windows o Android para regresar al mercado de la movilidad. Esto va a tener implicaciones desde el momento en que la apuesta es por WebOS, un sistema muy bien resuelto al que le faltaba masa crítica para tener alguna posibilidad en el mar de plataformas móviles disponibles, empezando por su primer tablet de esta etapa que se había anunciado como un dispositivo con Windows y que, al menos, tendrá también WebOS. No parece probable que HP vuelva a soluciones Microsoft en el mundo móvil a corto plazo.

Dell de momento ha comenzado con un extraño dispositivo llamado Dell Streak, que sobre el papel tiene los inconvenientes de un móvil y de un tablet a la vez (no cabe en un bolsillo, pero tampoco ofrece una experiencia mucho mejor que un smartphone). Lo interesante del caso es su apuesta por Android, otra fuga de los aliados de Microsoft, esta vez a quien está ocupando el rol de los dispositivos móviles.

¿Qué le queda a Microsoft en este 2010? Al margen de los móviles que salgan a final de año con la nueva versión de Windows Mobile, tenemos a MSI y Asus con tablets que sí vienen gobernadas por Windows 7. Asus EEE Pad y MSI WinPad 100 acaban de ser anunciadas, apostando por sistema Microsoft con la salvedad de que la de MSI también tendrá una versión con Android. Su apuesta es que el mismo sistema pensado para un ordenador personal vale para un tablet, algo que toda la historia de los tablets lleva años intentando desmentir. Asus y MSI son dos de los principales motores del fenómeno del ultraportátil, ahora un tanto ensombrecido por el “hype” en torno al iPad, pero ni sa apuesta parece definitiva por Windows 7 ni Microsoft ha conseguido mantener el ecosistema del ordenador personal. En la era post PC, otros actores llevan años de delantera y si alguien amenaza con ocupar una posición dominante no es desde luego Microsoft.

Dell Mini 12

Dell Mini 12

El Dell Mini 12 es uno de los exponentes de lo que podríamos llamar “ultraportátiles de clase media”, un tipo de dispositivo que se empieza a alejar de los bajos precios y menor tamaño para ofrecer prestaciones que, en algunos aspectos, pueden competir con los portátiles de siempre, atacando al mismo segmento de usuarios con necesidad de movilidad y conectividad sin que se dispare el presupuesto. Las características más importantes de este Dell Mini 12 son 1.2 kg de peso, pantalla de 12.1 pulgadas, un giga de ram y disco duro de 60 u 80 gigas. Más detalles en Xataka. El precio de los Dell Mini 12 comenzará en los 600 dólares (480 euros a día de hoy, pero es previsible que no respeten el cambio) y se espera para finales de Noviembre en Europa.

La duda está en cómo clasificar este tipo de portátil. Con 12 pulgadas empieza a ser bastante más grande que los dispositivos que hemos venido clasificando como “ultraportátiles”, de hecho se acerca más al concepto de ultradelgado del Macbook Air. Un sacrificio – menos movilidad – para conseguir algunas características extras como puede ser la de mayor autonomía: en Dell hablan de 3.5 horas gracias a su mayor tamaño de batería (aunque estas cifras siempre hay que tomarlas con escepticismo, habrá que verlo con Wi-Fi funcionando y calidad de pantalla normal). En todo caso, un producto a tener en cuenta para el perfil “en movilidad y necesidad de conexión”.

Más información en apcmag.com y Laptopmag.

Relacionados: Dell Mini Inspiron, ultraportátil, Asus Eee PC 900.

Dell Mini 9, Nokia N96 y la convergencia de dispositivos

Dell Mini Inspiron

Vale, acepto que comparar el Dell Inspiron Mini y el Nokia N96 es como comparar peras con manzanas, dispositivos con propósitos, dimensiones y capacidades diferentes que se enmarcan dentro de categorías hasta hace poco bien separadas, como son las de portátiles y teléfonos móviles. Pero el hecho es que coincide su lanzamiento en el tiempo (el Nokia N96 a final de Septiembre, el Dell Mini 9 llegará a nuestro país en Octubre) y también comparten canal de comercialización, ya que el ultraportátil lo ofrecerá Vodafone junto a una conexión de datos. A eso habría que sumar que, aunque la mayor parte del público de Nokia no está muy interesado en dispositivos como el Mini, hay cierto solape en el público objetivo, el que por las razones que sea busca estar siempre conectado . Cuando toque cambiar de operadora de telefonía, ¿debería buscar que me ofrezcan un N96 o un ultraportátil?

Lo del Dell Mini y Vodafone no es una sorpresa, de hecho Telefónica hizo lo mismo con el Asus Eee (después de la francesa SFR), por lo que podemos hablar ya de tendencia en toda regla. Nokia N96, por otro lado, es más de lo mismo y, al igual que la mayoría de los teléfonos de su generación, no cubre las necesidades mínimas del profesional/usuario exigente en movilidad ni ofrecen una experiencia de usuario que anime a contratar tarifas potentes de datos.

Cierto que hay si unimos lo mejor de cada uno de los teléfonos más avanzados – navegador y pantalla del iPhone, teclado y tarifa plana de la Blackberry 8310, conectividad y batería del Nokia N96 a modo de “pequeño Frankenstein”- podríamos acercarnos a un candidato a sustituto del portátil, pero no parece al alcance de ningún fabricante el ofrecer algo así a corto plazo. La convergencia de dispositivos que tienen en mente algunas compañías podría acabar teniendo más sentido y mejor solución “aligerando” los portátiles que engordando los teléfonos.

Como profesional que se mueve a veces y necesita la conexión para poder trabajar, soy un convencido de los ultraportátiles. Mi experiencia con el Asus Eee Pc es que está más cerca del concepto “bloc de notas con conexión” que al de portátil, pero hay que tener en cuenta que es una versión muy temprana del concepto. La duración de la batería también es el otro gran problema de la propuesta, estos cacharros exigen tener una segunda batería para no depender de estar permanente enchufado.

Mientras intento luchar con el teclado del Asus Eee, cada vez estoy más convencido que dentro de unos meses, cuando toque pelearse con la operadora, cierto perfil de usuario vamos a hablar casi tanto de ultraportátiles como de teléfonos…

Relacionados: Nokia N96, N-Gage y el número de cacharros que vamos a llevar encima y Dell Mini Inspiron, ultraportátil.

Dell Mini Inspiron, ultraportátil

Dell Mini Inspiron

Dell Mini Inspiron es el futuro nuevo ultraportátil que ha anunciado Dell y que supone una respuesta a la tendencia marcada por Asus Eee y seguida entre otros por el Mini Note. Todavía no hay información sobre datos técnicos ni precios, apenas algo sobre su conectividad (tres puertos USB, lector de tarjetas, salida de vídeo VGA y puerto de red Ethernet) y un diseño que parece bastante conseguido.

Claro que habría que remontarse a la época de los UMPC y al proyecto del OLPC para entender estos productos. Del cruce de ambos aparecieron los ultraportátiles baratos y ahora nos encontramos con gamas que empiezan a añadir mejores características subiendo el precio, aunque sin llegar a las barbaridades que se pedían por los primeros UMPC. El Dell Mini Inspiron probablemente se sitúe en la horquilla del Hp Mini Note, rondando los 500 euros, aunque sin conocer más a fondo sus características se antoja difícil adivinarlo. Eso sí, estoy seguro que la apuesta fuerte de Dell con este ultraportátil va a ser la de la autonomía (que es el mayor déficit para mí del Eee, apura los dos horas sin recargar).

Más información en Gizmodo, Xataka, Uberbin.

Móvil de Dell basado en Android para el Mobile World Congress

Dell + googleDell y Google estarían trabajando en un móvil basado en Android, que sería presentado en el Mobile World Congress que se celebrará en Barcelona el mes próximo, según rumores adelantados por Marketing Week. Realmente, sobre el presunto teléfono, no dicen nada. A eso hay que unir el hecho de que Dell no es precisamente una garantía de éxito en lo que a dispositivos móviles se refiere (dejaron el mercado de las PDA el año pasado) y que sacar un terminal asociándose con un fabricante supondría un cambio de estrategia respecto a la plataforma abierta de Android.

Vamos, que probablemente esto termine en que Dell entre en el mercado de los teléfonos móviles (algo que se viene rumoreando desde que comprase Zing), utilice Android y traiga preinstaladas aplicaciones de Google, que mantendría las mismas relaciones con otros fabricantes.

Todo esto sirve de excusa para comentar que esta año estaremos de nuevo en el Mobile World Congress (web oficial, es el antiguo 3GSM) de Barcelona e intentaremos compartir por aquí impresiones y novedades.

Rumor completamente infundado, como comento en Android sigue siendo vaporware.

Dell XPS M1330 con Linux en España

Dell Xps m1330

Dell ya tiene portátil, el XPS M1330, con Linux en España. Una buena noticia para este sistema operativo (distribución Ubuntu), para los usuarios que tendrán una opción a la hora de escoger y para la industria en general que ve como se potencia una alternativa más al sistema dominante. La salida no ha estado exenta de polémica, Sigt enlazó a una comparativa de EOL que apunta a que el XPS M1330 es 235 euros más caro con Ubuntu que con Windows Vista.

Las cuentas en principio no salen, si se ahorran la licencia del siempre señalado como encarecedor de equipos, ¿no debería eso trasladarse al precio y ser más barata la versión con Linux? Pues… hay dos variables más a tener en cuenta. Por un lado Dell hace dinero de los programas que añade en los equipos y que llegan preinstalados en el usuarios (antivirus, paquetes de ofimática, grabadores de CD…) y es probable que además, Dell también esté traspasando los costes de la labor de estudio/investigación para armar la nueva división.

Lo normal es que ambos factores influyan cada vez menos en el precio final y – como ha ido sucediendo en Estados Unidos – el precio de los Dell con Linux se irán aproximando a los que traen Vista y llegarán a ser más baratos (Ideastorm). Por eso no entiendo ataques a Dell desde gente supuestamente partidaria de Linux, el que vendan equipos con Ubuntu preinstalado es una de las mejores noticias desde hace mucho para este sistema en el escritorio. Entre esto y proyectos como el Asus Eee Pc, nunca hemos visto a grandes fabricantes tan implicados con Linux.

Relacionado: Obligar a vender ordenadores sin sistema operativo.

Dell Latitude XT Tablet PC

Dell Latitude XT Tablet PC es la confirmación de la ya anunciada propuesta de Dell de poner en el mercado uno antes de fin de año. Lo más espectacular, sin duda, de este portátil de 12 pulgadas es que es multitouch, como muestra el vídeo que acompaña a este post (vía jkkmobile).

Este Dell Latitude XT Tablet PC supone un movimiento muy interesante por parte de Dell. Por un lado es una apuesta por una experiencia superior “a lo Apple”, con un interfaz de vanguardia que puede ser atractivo para ese público “early-adopter” o “usuario más avanzado” que lleva un tiempo migrando a la compañía de la manzana (muchos siguen insistiendo en que es un porcentaje muy pequeño, pero que a la vez es fundamental en lo que a influir y marcar tendencia se refiere). Por ello mismo podría suponer un balón de oxígeno para Microsoft y Windows, que arrastran una imagen de producto obsoleto y lejos de los últimos avances.

Por otro lado, puede suponer el relanzamiento de los TabletPC, una gran idea que por razones de usabilidad, tamaño, autonomía y precio no ha llegado a cuajar hasta ahora, precisamente en la época en que se rumorea que Apple prepara un Tablet.

Relacionado: Dell apuesta por los Tablet PC.

Os dejo con el vídeo del Dell Latitude XT Tablet PC:

Actualización 13/12: El Dell Latitude XT será multitáctil (en un futuro).

Obligar a vender ordenadores sin sistema operativo

ubuntuCreo que en muchas ocasiones el “bundling” (unir la adquisición de dos productos en un paquete inseparable) en la industria informática ha derivado en situaciones de abuso de la posición dominante, como en caso sancionado por la UE de Microsoft o como ocurrió en su momento con la integración de Internet Explorer en Windows. Pero el planteamiento que hace el Globalisation Institute en un informe (PDF) para la Comisión Europea me parece desacertado (vía Slashdot). Lo que proponen es obligar a vender los ordenadores sin sistema operativo, ante la situación de baja innovación, mercado poco competitivo y precios altos debido al dominio de Windows en los ordenadores de escritorio.

Si bien el fin es loable – introducir mayor competencia, evitar el monopolio – el medio creo que es desacertado. De entrada porque añade una dificultad desproporcionada para el usuario, que deberá instalar el sistema operativo. Cierto que si el equipo es de un fabricante tipo Hp, que controla sus configuraciones, sería insertar el disco y poco más, pero en los clónicos no sería tan sencillo. Además, estamos en una época en que el que el sistema operativo venga preinstalado empieza a jugar a favor de Linux, con Ubuntu en los Dell y Hp apostando también por el sistema operativo libre. De hecho, el venir preinstalado facilita al usuario poder elegir alternativas a Windows.

Otro tema es entrar a cuchillo en prácticas que desde la posición dominante impidan la competencia. Me refiero a condiciones diferentes para distribuidores que preinstalan sólo Windows respecto a los que ofrecen otros sistemas operativos u otras situaciones de esa índole. Eso sí que sería claramente perseguible, pero el sistema operativo preinstalado puede llegar a ser una gran baza para Linux, no la causa del monopolio de Windows.

Un último apunte, ¿qué pasaría con Apple y sus equipos de aprobarse una medida que obligue a vender ordenadores sin sistema operativo, siendo su apuesta máxima por ser un paquete cerrado?