Dell Mini 9, Nokia N96 y la convergencia de dispositivos

Dell Mini Inspiron

Vale, acepto que comparar el Dell Inspiron Mini y el Nokia N96 es como comparar peras con manzanas, dispositivos con propósitos, dimensiones y capacidades diferentes que se enmarcan dentro de categorías hasta hace poco bien separadas, como son las de portátiles y teléfonos móviles. Pero el hecho es que coincide su lanzamiento en el tiempo (el Nokia N96 a final de Septiembre, el Dell Mini 9 llegará a nuestro país en Octubre) y también comparten canal de comercialización, ya que el ultraportátil lo ofrecerá Vodafone junto a una conexión de datos. A eso habría que sumar que, aunque la mayor parte del público de Nokia no está muy interesado en dispositivos como el Mini, hay cierto solape en el público objetivo, el que por las razones que sea busca estar siempre conectado . Cuando toque cambiar de operadora de telefonía, ¿debería buscar que me ofrezcan un N96 o un ultraportátil?

Lo del Dell Mini y Vodafone no es una sorpresa, de hecho Telefónica hizo lo mismo con el Asus Eee (después de la francesa SFR), por lo que podemos hablar ya de tendencia en toda regla. Nokia N96, por otro lado, es más de lo mismo y, al igual que la mayoría de los teléfonos de su generación, no cubre las necesidades mínimas del profesional/usuario exigente en movilidad ni ofrecen una experiencia de usuario que anime a contratar tarifas potentes de datos.

Cierto que hay si unimos lo mejor de cada uno de los teléfonos más avanzados – navegador y pantalla del iPhone, teclado y tarifa plana de la Blackberry 8310, conectividad y batería del Nokia N96 a modo de «pequeño Frankenstein»- podríamos acercarnos a un candidato a sustituto del portátil, pero no parece al alcance de ningún fabricante el ofrecer algo así a corto plazo. La convergencia de dispositivos que tienen en mente algunas compañías podría acabar teniendo más sentido y mejor solución «aligerando» los portátiles que engordando los teléfonos.

Como profesional que se mueve a veces y necesita la conexión para poder trabajar, soy un convencido de los ultraportátiles. Mi experiencia con el Asus Eee Pc es que está más cerca del concepto «bloc de notas con conexión» que al de portátil, pero hay que tener en cuenta que es una versión muy temprana del concepto. La duración de la batería también es el otro gran problema de la propuesta, estos cacharros exigen tener una segunda batería para no depender de estar permanente enchufado.

Mientras intento luchar con el teclado del Asus Eee, cada vez estoy más convencido que dentro de unos meses, cuando toque pelearse con la operadora, cierto perfil de usuario vamos a hablar casi tanto de ultraportátiles como de teléfonos…

Relacionados: Nokia N96, N-Gage y el número de cacharros que vamos a llevar encima y Dell Mini Inspiron, ultraportátil.

Dell Mini Inspiron, ultraportátil

Dell Mini Inspiron

Dell Mini Inspiron es el futuro nuevo ultraportátil que ha anunciado Dell y que supone una respuesta a la tendencia marcada por Asus Eee y seguida entre otros por el Mini Note. Todavía no hay información sobre datos técnicos ni precios, apenas algo sobre su conectividad (tres puertos USB, lector de tarjetas, salida de vídeo VGA y puerto de red Ethernet) y un diseño que parece bastante conseguido.

Claro que habría que remontarse a la época de los UMPC y al proyecto del OLPC para entender estos productos. Del cruce de ambos aparecieron los ultraportátiles baratos y ahora nos encontramos con gamas que empiezan a añadir mejores características subiendo el precio, aunque sin llegar a las barbaridades que se pedían por los primeros UMPC. El Dell Mini Inspiron probablemente se sitúe en la horquilla del Hp Mini Note, rondando los 500 euros, aunque sin conocer más a fondo sus características se antoja difícil adivinarlo. Eso sí, estoy seguro que la apuesta fuerte de Dell con este ultraportátil va a ser la de la autonomía (que es el mayor déficit para mí del Eee, apura los dos horas sin recargar).

Más información en Gizmodo, Xataka, Uberbin.