La suscripción consiguiendo que gastemos más en música que antes

preci omúsica

Datos Estados Unidos en Re/code,

Así, los datos nos dicen que los consumidores están dispuestos a gastar alrededor de $ 45 – $ 65 por año en música, y que a mayor volumen tiene un servicio, menor en ese rango el número llega a ser. Y estas cifras se han mantenido constantes, independientemente del formato de la música, desde el CD a la descarga.

Curiosamente, los servicios de suscripción de música a la carta como Spotify, Deezer y Rdio están todos en el mismo precio, en más del doble del gasto medio del consumidor en música. Pasan ampliamente los 120 dólares al año.

La tesis me resulta contraintuitiva ¿cómo un servicio de suscripción iba a aumentar el gasto cuando antes se pagaba por cada disco? Sin embargo los números están ahí, aunque hablando de medias el peor escenario para la industria es que quienes se están pasando a Spotify / Deezer los que gastaban más, los clientes más intensivos y no los que estaban por debajo.

Relacionado: Por qué la gente no compara tu «bien digital» en precio con un cubata

Deezer, más música online gratis

Deezer es uno de los servicios alrededor de la música online gratis que tenía pendiente probar (imperdonable, después de que lleven más de un año funcionando). El modelo de Dezeer (antiguo Blogmusik) es el de música bajo demanda, vía streaming e ingresos por publicidad, pagando los derechos de autor y con la bendición de algunas de las discográficas más importantes (como Universal). De cara al usuario, los aspectos más interesantes son el de poder escuchar de forma inmediata un montón de temas, poder crear tus propias listas, acceder a radios de grupos y estilos y un player integrable en web.

Me ha gustado Deezer, aunque no lo he podido disfrutar como debiera (ahora mismo ando con una conexión 3g de esas que entran en modo tortuga tras límite de descarga). Tiene elementos de varios servicios que hemos comentado por aquí, como Fine Tune, el antiguo Pandora e incluso GoEar o iMeem, y funciona bastante bien. Más que alternativa a Last.fm, para mí es un complemento.

Con este nuevo sector de servicios de música bajo demanda gratis con streaming, las discográficas y los gestores de derechos de autor se enfrentan a un dilema. Tecnológicamente el tener los ficheros de música «en la nube» o incluso en el propio equipo y acceder a ellos desde donde se quiera sincronizando dispositivos, es cada vez más asequible. Lo que plantean servicios como Deezer es que haya un intermediario que aporte valor (recomendaciones, radios personalizadas, facilitar todas estas operaciones) y que explore nuevos modelos de negocio. Son, por tanto, un «mal necesario», un nuevo formato de radio online que presenta a su vez una amenaza: en este entorno digital se podría plantear un esquema con menos intermediarios al poderse contabilizar cada escucha y pagar a los artistas en función de ella, como empezó a dibujar Last.fm.

Sitio oficial, Deezer.com. Os dejo con un poco de la música de Wilco: