Cuasar, Cunoticias y la agregación como servicio

CunoticiasCunoticias es un proyecto que merece la pena destacar entre las startups de internet hispanas de 2008. Su propuesta es la de agregación tipo Google News: indexación de noticias de una gran cantidad de fuentes, categorización según temática y cierta grado de personalización por parte del usuario.

Hasta ahí el gran mérito y, al mismo tiempo, el mayor problema de Cunoticias es el de parecerse demasiado al servicio de Google. Mérito porque es un proyecto llevado a cabo por dos personas, problema porque Google News sigue errando en considerar el indexar miles de fuentes y no articular una meritrocacia entre ellas como una virtud. Las principales claves en la agregación son detectar los temas más interesantes y, para cada uno, las mejores fuentes… algo que de momento nadie ha conseguido con una edición puramente algorítmica. Techmeme renunció a ella hace poco y eso que su planteamiento inicial me resulta bastante más acertado que el de Google News y Cunoticias, partiendo de una serie de autoridades y no de miles de fuentes. Al final, Techmeme y los agregadores humanos (Menéame, Digg) están más cerca de lo que entendemos por media (aunque con peor CPM publicitario) y Cunoticias y Google News del concepto de buscador.

Pero lo más interesante de Cunoticias es que muestra una tecnología de indexación, filtrado y categorización llamada Cuasar, cuyos responsables ofrecen como servicio. La agregación es una tendencia a seguir en este 2009 y en muchos ámbitos se apuesta cada vez más por integrarla dentro de otros proyectos, desde medios de comunicación hasta herramientas para detectar el «buzz». Cunoticias no es por tanto un servicio para evaluarlo como «producto final» sino más bien para mostrar las posibilidades de una tecnología que, de ser cierta la flexibilidad que le atribuyen sus creadores Victor Ciscar y David C.M, puede dar mucho que hablar en 2009.

Nota: en estos días de vacaciones se irán publicando algunos artículos que quedaron pendientes durante el año. Disculpas por la «no-actulidad» y por no aparecer por los comentarios.