El AdWords de Amazon

Amazon Ads

Lo adelantaba WSJ apuntando a una primera etapa en la que Amazon crea un sistema de publicidad para gestionar su propio inventario y una segunda en la que, como hace Google con Adsense.

En TC dan más detalles basados en testimonios de primeros «beta testers», sería un sistema basado en CPM y no en pago por click, lo que sería un movimiento realmente agresivo de cara a captar inventario no vendido de grandes y pequeños sitios.

El caso es que el CPM efectivo que podrían conseguir al final dependería de que la personalización publicitaria de Amazon mejorase en efectividad a la que hace Google. Amazon tiene muchos históricos de compra, búsquedas en su tienda y listas de deseos, Google cada vez sabe más pero son datos más lejanos a la decisión de compra.

Digg y sus problemas para hacer negocio

DiggGran parte de las compañías de internet valen bastante menos que hace apenas un año. Es la tesis de un artículo de Business Week en el que se toma a Digg como ejemplo de una nueva etapa en la que se atiende a los resultados financieros y a la capacidad de generar ingresos mucho más que a expectativas futuras. Los datos de Digg son un tanto decepcionantes, en los tres primeros trimestres de 2008, Digg perdió 4 millones de dólares, alcanzando los 6,4 en ingresos.

La peor noticia para Digg es que no consigue establecer una economía de escala tal como su filosofía hacía preveer. La idea es que, sin necesidad de un equipo editorial que genere contenido y cuide la calidad, el beneficio por página vista vaya creciendo según se crece en tráfico. En cambio, como explica broadstuff, a Digg le está sucediendo justo lo contrario, a más tráfico, más pérdidas.

¿Los motivos? Es probable que la «impredictibilidad» de sus contenidos no les ayude demasiado a vender publicidad, a pesar de los esfuerzos que han hecho por segmentarlos. También es posible que Digg necesite replantearse los formatos publicitarios, no dan datos del CTR (porcentaje de usuarios que clickan), pero barrunto que debe ser bastante escaso: los usuarios van a una experiencia perfectamente delimitada: titular + entradilla + comentarios, complicando la «visibilidad» de los banners. Eso en la parte de ingresos, en la de gastos, la estructura de costes parece desbocada, con 14 millones de dólares al año y eso que no gastan en contenidos como hace el negocio de media online. En el caso español, Menéame siempre ha presumido de una optimización mucho mejor, menos consumo proporcional de recursos, mejor balance.

El caso de Digg me recuerda al debate del CPM del contenido premium frente al de usuario, por el que también se ve afectado Youtube. La ventaja de Digg es que no va a tener problema de usuarios que suben contenidos de terceros y por tanto no hay espacios en su web en los que no puedan añadir publicidad. Por lo demás, comparten el mismo reto, conseguir encontrar un esquema en el que compatibilicen ingresos con buena experiencia de usuario. ¿por qué digo esto? Porque algo en lo que probablemente están pensado es colocar «Diggs de pago» marcados como tales, que aparecerían en el flujo de noticias publicadas como explica Tc. A nivel de CTR funcionarían mucho mejor, es el formato que los usuarios esperan y el beneficio que buscan otras webs en Digg, generar tráfico. Otro tema es como lo perciba la comunidad…

Artículo relacionado: La posibilidad de un Digg España.

El CPM del contenido premium frente al de usuario. Youtube hacia Hulu

Hulu

El gran temor de las empresas de medios es que las «empresas de internet» les peguen un buen bocado en la cuenta de ingresos captando gran parte del mercado de la publicidad, cuando toda la industria de los contenidos esté íntegramente en la red. No es infundado, es algo que en la red está ocurriendo y que está ayudando a los ingresos de las divisiones online sean todavía pequeños comparados con los que generan medios tradicionales por lector. Las empresas de medios tienen altos costes de producción y un tráfico limitado por el número de productos que pueden ofrecer, mientras que las empresas de internet plantean plataformas que escalan y por tanto captan mucho más tráfico. En el primer grupo podemos considerar a los Conde Nast, Prisa, Vocento, Unedisa… en el segundo tenemos propuestas como las de Google, Menéame o Tuenti.

En el vídeo por internet esta dicotomía se ejemplifica en Hulu como servicio controlado de contenido premium y Youtube como plataforma de vídeos compartidos por los usuarios. El primero sigue la lógica de las empresas de medios (contenido costoso de generar y por tanto escaso, tráfico limitado) y el segundo el de las empresas de internet (plataforma que escala, nivel de tráfico brutal). ¿Qué está sucediendo ahora mismo? Según Financial Times, Youtube generará unos 100 millones de ingresos en Estados Unidos con 83 millones de usuarios únicos, mientras que Hulu llegará a 80 millones de dólares con apenas seis millones de usuarios únicos. ¿Conclusión? El CPM del contenido premium frente al de usuario no admite comparación a día de hoy, las marcas siguen queriendo anunciarse más en «House» que en contigo no bicho. El pago por mil impresiones es muy superior, aunque tenga el mismo CTR (usuarios que hacen click) y eso hace que las empresas de internet estén buscando fórmulas para otro tipo de publicidad (véase la publicidad hacia la información).

Este es el motivo por el que Google quiere películas, programas de televisión y series en Youtube, además de reforzar su rol como canal de distribución de los «nuevos medios de internet». Buscan acuerdos con grandes productoras del cine y la televisión para ofrecer sus contenidos, así como con los nuevos videoblogs. Claro que esto requiere negociar, gestionar y vender el inventario casi individualmente… algo más propio de una empresa de medios, que no escala y que sigue sin ser un modelo de negocio para el gran grueso de los contenidos de Youtube. Lo que lograron en su momento con la publicidad contextual, todavía están lejos de inventarlo para el vídeo online, aunque lo intentan, está por diseñar un sistema que por un lado compense al creador del contenido (que no necesariamente es el que lo ha subido), ofrezca valor a los usuarios y convenza a las empresas para poner su marca ahí.

2009 se perfila como un año interesante, con un mercado publicitario a la baja en medios tradicionales, estos van a sentir la urgencia de migrar con mayor celeridad a internet, siguiendo a los usuarios y a los ingresos por publicidad. Algunos empezarán a plantear estrategias más propias de empresas de internet, otros seguirán apostando por el valor de marca y el contenido premium, algo que compartirán con los medios nativos de la red. Mientras las empresas de internet seguirán buscando fórmulas para que la publicidad en sus plataformas tenga el valor añadido suficiente como para justificar que también pueden acceder a este mercado de publicida premium.

Artículos relacionados:

Tradedoubler con Pay-per-call y CPM

tradedoubler

Cambios y novedades sorprendentes en Tradedoubler. A un completo rediseño – que ya le iba haciendo falta – se le unen un puñado de novedades que enumera Gonzalo y de las que me quedo con dos:

  • Un servicio de Pay per call, lo que les sitúan en la vanguardia de una tendencia que será clave en el marketing del internet móvil.
  • Campañas en modalidad CPM (coste por mil impresiones), CPL (coste por registro) o CPC (coste por click). Muy interesante en los tiempos que corren, donde se ha puesto en duda la efectividad de Adwords por el fraude en los clicks, que Tradedoubler – la reina del CPA (coste por acción) en el que el webmaster recibe ingresos sólo si el usuario completa una acción determinada en la página del anunciante (registro, compra) – ofrezca CPA y CPC. El mundo al revés, en Google no hace mucho se planteaban el viaje en el otro sentido.

También lo comenta Rubén, al que he mangado la captura.

Google, los banners y el CPM

Movimiento de timón en el sistema AdWords de Google, con importantes y jugosas novedades. Eso sí, los cambios que anuncian afectan a los anunciantes más que a los editores que tenemos un sitio con anuncios AdSense. Lo más llamativo de estas novedades son la posibilidad de tener campañas en CPM (coste por mil impresiones) en lugar de pagar por click, la de elegir los sitios en los que se desea que aparezcan los anuncios y la inclusión de nuevos tipos de anuncios con imágenes animadas. Lo del CPM es un giro muy interesante, el anunciante fija el precio máximo y los sitios donde quiere ponerlos, ólvidandose ya de la publicidad asociada al contenido. Con esto se podrán orquestar campañas orientadas a la imagen de marca y no a los clicks que lleven a una determinada URL, en plan «me interesa que veas mi nombre aquí puesto, me importa menos que pinches y vayas a mi sitio». Eso sí, estos anuncios tendrán que competir a la hora de ser mostrados con los tradicionales de CPC (coste por click), eligiendo Google en cada momento aquellos que le den mayor cantidad de ingresos.

Las otras dos medidas, añaden flexibilidad y potencia de cara al anunciante, que puede encontrar en AdWords un sistema completo que resuelva sus necesidades de publicidad, incluido el regreso al modelo clásico de banner y pago por impresiones. Google pasa de mantenerse en su «invento» de la publicidad asociada al contenido a incorporar funcionalidades ya presentes en su competencia, sobre todo Yahoo y MSN en el gran pastel de los ingresos en internet como es la publicidad (véase Tintachina).

Todos los datos en novedades AdSense.