Amazon Fire TV, un nuevo invitado al salón de casa

Amazon Fire TV

Habemus Amazon Fire TV y con él Amazon entra de lleno en una batalla que llevamos años contando: la de ser el dispositivo más cercano a la pantalla del salón y, con ello, la puerta a un gran negocio de contenidos.

La discusión con Fire Tv y sus competidores no es tanto tecnológica – por debajo anda el Android modificado por Amazon – sino de contenidos. Disponer de Prime y además sumar el acceso a Prime y la mayoría de proveedores que funcionan sobre Android es una gran ventaja de entrada, a lo que hay que sumar la integración con los juegos de esa plataforma con lo que la apuesta es doble.

Tengo mis dudas sobre esas simpáticas consolas Android, pero la jugada de Amazon de unirlas a un dispositivo con una buena experiencia de contenidos online y con su oferta propia es mucho más potente que la de las Ouya de turno.

En España de momento no se le espera, después de todo aquí parecen haberse enfriado sus planes de servicio de vídeo, ya sea porque están viendo los resultados de venta de ebooks y anden dudando del mercado digital, ya sea porque las negociaciones de derechos estén siendo complicadas. Pero mientras Wuaki sigue creciendo…

El «no éxito todavía» de Wii U

Nicolás Nintendo

Este E3 era el de la guerra entre Microsoft y Sony y servidor se ha ido a entrevistar a… Nintendo. Hemos publicado la conversación con Nicolás Wegnez en Vidaextr, en ella damos un repaso a la situación de Wii U, sus ventas y como se reconfigura el sector con los anuncios de Xbox One y PS4.

Hay dos puntos especialmente interesantes en la entrevista, en uno estoy bastante de acuerdo con Nicolás y es que las consolas las venden los juegos y por tanto a pesar de los malos resultados es aceptable que hablen de «no éxito todavía» de Wii U; el otro es como entienden el perfil de usuario de consola en Nintendo, con esa aproximación «a todos» con U de la que no estoy tan convencido.

Y Ouya lo consiguió

Consola ouya y su mando

Un hito importante en el sector de la tecnología, hay versión final de Ouya y quienes colaboraron en el crowdfunding empezarán a recibirla en los próximos días. El resto tendremos que esperar a Junio para poder comprar la consola basada en Android cuyo precio de venta estará en los 100 dólares.

En Engadget tienen una prueba / primer contacto, aunque lo que falta por ver es hasta que punto han atraído desarrolladores hacia su concepto y, sobre todo para un perfil de usuario como el mío, cómo de buena es su experiencia como centro multimedia de contenidos de la red local y de la nube.

En todo caso, me interesa mucho más el proceso que el producto, cómo Ouya ha pasado del crowdfunding a la liga de los grandes en tecnología y cómo afecta al hype, la satisfacción de expectativas y el desarrollo de nuevos productos por esta vía.

Relacionado: Crowdfunding: Kickstarter es la compañía de internet más importante de los últimos años

¿Existe un mercado para las consolas portátiles? O Nintendo como un nuevo Sega

Nintendo 3DS

Hay dos grandes lecturas sobre el rebajazo que ha pegado Nintendo a la 3Ds, una apunta a que los escépticos con las 3D teníamos parte de razón y que las tres dimensiones no convencen a los jugones; la segunda va un paso más allá y lleva a cuestionar si todavía existe un mercado para las consolas portátiles.

Los móviles están creciendo espectacularmente (como bien anticipó Nokia allá por el 2003 con N-Gage) como dispositivo para juegos, a lo hay que sumar a los juegos sociales a través de la web y nuevas plataformas como iPad, tal como apunta EA. Mucho de este crecimiento es de la categoría, vía nuevos jugadores y más tiempo dedicado a los videojuegos… pero también es en parte un «bocado» al tiempo dedicado a las consolas tradicionales y, sobre todo, hacen decrecer la necesidad de un dispositivo específico para jugar.

Lo preocupante: si acabamos con esta segunda opción, mucho me temo que Nintendo podría seguir el camino de Sega, un player de software puro, que desarrollaría juegos para varias plataformas en lugar de ser el gran innovador en la experiencia del videojuego. Con Wii U se van a jugar mucho

Relacionado: Un escéptico 3D ante la Nintendo 3DS

iPad y el modelo de las consolas de videojuegos en la informática personal

iPad de Apple foto

Esta es la semana del iPad, el lanzamiento del año no sólo para los fans de Apple, sino para muchos otros con un denominador común: los desencantados con la ausencia de una cultura de pago en internet. Desarrolladores de software y servicios, productores de contenidos, los medios de comunicación tradicionales… el iPad se ha convertido en una especie de tierra prometida más allá del debate habitual – «será un éxito o no» – alrededor de un gadget. Para mí el tema más interesante es descubrir si es cierto que a base de ofrecer una experiencia de usuario notable es capaz de catalizar todos estos mercados, pero antes de hablar de eso (esta semana toca iPad, lo siento), hay que hacerlo sobre la precondición con la que Apple lanza el dispositivo: el modelo de las consolas de videojuegos por el que controlan que se ejecuta en su dispositivo.

No hace falta imaginar nada nuevo, basta echar un vistazo a lo que está siendo la AppStore para iPhone, el paradigma de plataforma cerrada: ¿Que alguien hace una aplicación que compite con otra de Apple? Denegada ¿Que alguien propone que los usuarios puedan hacer algo que todavía no permiten como Voz IP? Denegada hasta que lo acordemos de otra forma ¿Que alguien lanza críticas, enseña una teta o tiene un sistema de publicidad con el que competiremos? También fuera. Claro que esta no es la historia completa de lo que ha construido Apple. La compañía de Jobs actua como un «buen tirano», si aceptas sus mandatos entras en un mundo en el que puedes hacer un gran negocio y llegar a una gran cantidad de usuarios interesantes, de esos que descargan, se conectan a internet y pagan much más que los de otras plataformas.

Quien controla el interfaz con el usuario puede controlar el negocio, es algo que Apple aprendió bien de la experiencia con iPod y iTunes y que desde hace generaciones ponen en práctica los fabricantes de consolas. ¿A qué viene pues el sorprenderse con que iPad repita este modelo? Porque iPad está mucho más cerca de lo que ha venido siendo un ordenador personal, como siempre se ha considerado los tablets por mucho que, a priori, esta vez el enfoque parezca ser el de un «consumidor de contenidos» más que el de «una máquina de lectura / escritura». Lo más relevante de iPad no es que Apple vaya a hacer un tipo de dispositivo que lleva años sin acabar de despegar y si lo hará bien, mal o regular; lo más relevante es si este tipo de modelo cuajará y será el comienzo del fin de la era de las «máquinas de propósito general», en el que no hay barreras de entrada para los desarrolladores de aplicaciones ni una autoridad que dictamine que puede hacer el usuario con su dispositivo.

Partidarios del modelo no faltan, desde los que subrayan lo seguro que será iPad porque cada aplicación estará certificada hasta los que apuntan a que así se acabará con la piratería o los que, haga lo que haga Apple, estarán a favor de ello. «¿Qué impacto tendrá en el mundo de la tecnología?» me han lanzado hoy al correo. Por supuesto, no tengo respuesta a esto, sólo tengo deseos: ojalá que lo que aporte sea una genial experiencia de usuario y el impulso de nuevos modelos de negocio para contenidos y software, ojalá también que finalmente el modelo cerrado del iPad sea superado por otros más abiertos. Con uno de ellos va a tener que competir sí o sí dentro del mismo dispositivo, se trata de la web.

La bici estática para la Wii, Cyberbike

Bici estática para la Wii

Es probable que cualquier de los que alguna vez habéis hecho «spinning» o «ciclismo indoor» y sois usuarios avanzados de tecnología habéis pensado en que las versiones análogicas de las bicis estáticas tienen muhcas limitaciones: regulación de la resistencia manual «por sensaciones», escasa información sobre lo realizado durante la sesión con análisis de pulsaciones incluido y un desperdicio de energía brutal, que se podría reutilizar para alimentar todo el sistema digital de la bicicleta. Sobre estos temas llevo barruntando un tiempo como oportunidad de negocio y que merece la pena volver a repensar al hilo del anuncio de Cyberbike, bicicleta estática para la Nintendo Wii (happing, Vidaextra).

El problema de Cyberbike es que sitúa la experiencia al mismo nivel que el resto de propuestas para la Wii, más cerca del juego «para todos», infantil, facilón y con poca chicha, pero muy llamativo. Vamos de esas cosas que se compran, pero luego se usan entre poco y nada. Y creo que es una pena, creo que hay una ventana de oportunidad para una propuesta de bici estática digital que añada valor a quien realmente quiere hacer deporte: medición de todo (velocidad, distancia, calorías, pulsaciones) y que se conecte a la red para competir y practicar en grupo, incluido hacer simulaciones de eventos deportivos y recibir clases online de expertos. Hay proyectos como el de Expresso Fitness con carreras en bicicleta simuladas en el gimnasio que tenían muy buena pinta en su momento, pero que no he acabado de ver «en producción».

Relacionado: Gimnasio y videojuegos.

PS3 y Xbox 360 para alquilar películas y televisión

playstation3-ps3En la serie de televisión por internet había un capítulo entero dedicado a los dispositivos que iban a llevar los contenidos de la red a la «tele del salón», y en ese capítulo hay un lugar muy destacado para las consolas. Y es que parten de una situación terriblemente ventajosa: ya están instaladas, tienen capacidad de proceso y disco duro y sus fabricantes ostentan un gran control sobre lo que se puede hacer con ellas, permitiendo el modelo cerrado que tanto les gusta (en este caso, la ventaja para el usuario es nula). En el E3 tanto Microsoft como Sony han avanzado sus apuestas en el vídeo por internet a través de sus consolas de nueva generación.

Playstation 3 permitirá descarga de vídeo a través de la PlayStation Network. Los episodios de televisión costarán 1,99 dólares y la compra de películas a partir de 9.99 hasta los 14.99, el alquiler de las mismas por unos 2,99 dólares en SD y a 6 dólares en alta definición. Los datos los dan en VidaExtra que retransmitió la conferencia de Sony en el E3 en directo. Por supuesto, de momento, sólo Estados Unidos. Más información en Ars Technica

xbox_360

Microsoft se alía con Netflix para el alquiler a través de XBox360. Esta oferta se une a la de XBox Live Video Store y sería gratis para los suscriptores de Netflix. Sólo Estados Unidos.

¿Qué tienen en común ambas propuestas? Modelos de control absoluto por parte del fabricante del dispositivo, DRM para controlar que puedes hacer con las películas (en el caso de Sony, pasarlas a la PSP) y una experiencia cuidada para el usuario. El vídeo por internet llevado al salón no puede quedarse en esto… hacen falta dispositivos más abiertos que permitan al usuario multiplicidad de fuentes de contenidos y competencia de proveedores en compra y alquiler de los mismos. Mientras, tanto Sony como Microsoft parten con ventaja al estar ya al lado de nuestro televisor (bueno, en mi caso no, tengo la Wii).

El GPS en la PSP y la cantidad de cacharros que llevaremos encima

Sony PSPYa está en español la web de Go! Explore, el servicio de mapas para el GPS de la PSP de Sony. Aunque la noticia tiene algunos días, no quería dejar de comentarla porque si hay un dispositivo portátil no especializado preparado para actuar como GPS dando un servicio solvente, es la PSP.

Es la lucha por el número de cacharros que vamos a tener y llevar encima. El GPS en la PSP le da un valor más allá de permitir a Sony entrar en el pago por servicio, lo convierte, a poco que ofrezcan una buena experiencia, en ahorrarte llevar el dispositivo especializado. No hablamos ya de móviles, sino de una pantalla de más calidad y de un receptor con mejores críticas. Contando con que lo que dan los GPS especializados de hoy en día está por encima, lo importante en mi opinión es que la distancia se achica. Y ojo, no entran por el bajo precio como cabría esperar: 119 euros por añadir el GPS a la PSP me resulta bastante caro. Al final es la pregunta, ¿cuántos cacharros tendremos y llevaremos encima? ¿Estará el gran consumo finalmente en los multipropósito que ofrezcan una experiencia aceptable de cada funcionalidad y no en los especializados? Yo cada vez más tiendo a pensar que sí…

Relacionado: Nokia N96, N-Gage y el número de cacharros que vamos a llevar encima.

Wii Fit

Wii Fit

Por fin he podido dedicar un tiempo a Wii Fit, el esperado juego para la consola de Nintendo que viene con la Wii Balance Board. Desde hace mucho me ha interesado la incorporación de tecnología a las prácticas deportivas, sobre todo en lo que se refiere a ayudar a hacerlas más amenas y a la medición del esfuerzo. De esta forma, en cuanto tuve noticia del Wii Fit para hacer ejercicio con la consola, me pareció uno de los productos más interesantes del año.

De entrada lo primero que proporciona el juego es un diagnóstico de nuestra forma física a partir de la edad, el peso y el resultado de algunos tests. A partir de esta información – en mi caso bastante clarificadora – Wii Fit propone varios tipos de ejercicios según nuestros objetivos: yoga, tonificación, aerobic y equilibrio. En la parte que más me interesaba – ejercicio aeróbico – tenemos desde footing (en este caso no se usa la tabla, sino el mando en el bolsillo para correr delante de la consola) hasta el step, pasando por el hula-hoop. En los ejercicio de tonificación de la Wii Fit encontramos flexiones o el remo vertical. Vamos, que si lo que queremos es sudar, Wii Fit ofrece una gama de posibilidades para ello.

¿Cumple las expectativas Wii Fit? La idea del producto es buscar un balance entre los aspectos más lúdicos y el ofrecer ejercicios efectivos para trabajar la forma física. Para lo primero tenemos la inmersión dentro del «universo Wii» con los Miis, varios ejercicios bastante divertidos y algunos para jugar en pareja; en cuanto a efectividad de cara a cuidar la forma física, Wii Fit tiene limitaciones importantes: tanto en lo que respecta a medir la corrección del ejercicio como en el poder trabajar con peso para hacer musculación es flojo, pero es una opción muy interesante para el perfil de usuario que no acudiría a un gimnasio pero quiere tener cierta actividad.

Wii Fit es la avanzadilla de la entrada de los grandes de la tecnología en el mundo del fitness. Lo que nos espera a medio plazo es poder conectar distintos equipos al ordenador o a la consola, realizar recorridos más realistas, competiciones online, servicios de entrenador personalizado y análisis más completos de la salud. Mientras todo eso llega, Wii Fit es una buena opción para ir sudando.

Nokia N96, N-Gage y el número de cacharros que vamos a llevar encima

Eché un vistazo al Nokia N96 en el MWC, lo que no hizo sino reafirmar mi impresión de que es más de lo mismo. Más cámara, más capacidad, más conectividad, más pantalla, más memoria… pero un patrón idéntico de interfaz y experiencia de usuario. El Nokia N96 interesaba en la feria, claro, pero desde luego este «mini ordenador-teléfono» está muy lejos del revuelo montado hace un año por el Nokia N95.

Sin embargo si encontré interesante el tema del N-Gage First Access, que no es sino la reorientación de la plataforma de juegos originada en aquél ya lejano intento de consola-móvil. Ahora se plantea como un sistema transversal, ejecutable en sus terminales más avanzados de la serie N (empezando por el Nokia N81) con una fuerte marca y – dicen – una experiencia bastante buena. El cambio ha sido alinearlo con la visión de Nokia, integrar funcionalidades en el teléfono, perdiendo respecto a un dispositivo especializado en una sola (cámara, MP3, GPS), pero dando un nivel mínimo en cada una de ellas. Dispositivos polivalentes que no destacan especialmente en un aspecto concreto (Nokia N96) frente al especializado, en el fondo es una apuesta: el usuario finalmente sólo llevará un cacharro encima, escenario que beneficia a Nokia por el hecho de que el teléfono es el primero en ser tenido en cuenta.

En cuanto a N-Gage First Access, de momento las primeras impresiones de quienes lo han probado no han sido del todo malas. Nokia da el primer paso, pero pronto es de esperar que otros actores metan el pie en el mercado de los juegos móviles: Microsoft ya amaga con Zune.

Obviamente, un N81 o un N96 con N-Gage First Access pierden frente a la PSP o la Nintendo DS, pero la apuesta de Nokia es que la gran mayoría de los usuarios se conformará con una experiencia menos buena a cambio de poder llevar sólo un dispositivo. Y a eso hay que sumar que los juegos del futuro en movilidad empezarán a utilizar la cámara, el GPS y el resto de extras que lleva un móvil. De entrada no parece mala estrategia.