El inexorable declinar de las comunidades online que crecen en número

Robert Seaton en rs.io:

La probabilidad de que voy a interactuar con cualquier usuario alguna vez más en un sitio como YouTube tiende hacia cero. No tengo ningún incentivo real para ser cortés o poner mucho esfuerzo en todo lo que digo. Incluso mi reputación se mantendrá intacta, ¿quién va a ser testigo de ello?

En una comunidad más pequeña, la estructura de incentivos es la opuesta. Voy a tener que lidiar con esta persona otra vez en el futuro y con el conjunto de parroquianos probablemente verá lo que hago. Por lo tanto, debo actuar con bondad y hacer un esfuerzo.

Una visión pesimista sobre la «calidad» de las comunidades cuando crecen. Está claro que Seaton tiene un punto y que, incluso con soluciones tecnológicas que muchos hemos intentado (sistemas de karma, red social dentro de la comunidad) se superponga un esquema de incentivos contra el que es difícil luchar: si hay mucha participación y esta es de baja calidad, el que valora mucho su contribución puede acabar yéndose a otra parte a pesar de que su opinión pierda visibilidad.

Sub reddit de ciencia: negacionistas del cambio climático, no gracias

En Grist:

Cuando el 97 por ciento de los científicos sobre el cambio climático están de acuerdo de que el hombre está cambiando el clima, esperamos que los comentarios serían, al menos, capaces de reconocer si no reflejar ese consenso generalizado. Dado que no era el caso, necesitábamos algo más que un enfoque «ad hoc» para corregir la situación.

La respuesta se encontró en medio de la moderación proactiva. Hace aproximadamente un año, los moderadores se hicieron cada vez más exigentes con los negacionistas. Cuando se publica una comunicación potencialmente controvertida, se emite una advertencia que indica las reglas para comentarios (la más importante: que tu comentario no sea una teoría de la conspiración) y advirtiendo que futuras violaciones de las normas podría dar lugar a la expulsión del foro del usuario.

Varias «tensiones» superpuestas: los negacionistas que parten de teorías de la conspiración añaden ruido y molestan a quienes se aproximan desde la ciencia ortodoxa, los sistemas de karma y comentarios por mucho que ayuden a uniformar comunidades no son capaces de articular la meritocracia de la ciencia y el estudio y, por último, hay una decisión última de qué tipo de conversación quieres albergar y que límites establecer.

Reddit y la caza de brujas

En Reddit han hecho una reflexión sobre su papel en en la investigación online del atentado de Boston. Por un lado refuerzan la parte en que sirvió de plataforma de ayuda, por otro se disculpan por haber albergado una caza de brujas.

En cualquier caso, dada su organización y naturaleza, resulta complicado afirmar «Reddit dice tal cosa» puesto que la «línea editorial» – si se puede hablar de ella – no está dirigida sino que es la comunidad quien puede empezar «Subreddits». Lo que está por ver si este caso va a suponer algún cambio en la «centralización de la moderación» de los contenidos de la que la comunidad online más vibrante del mundo.

Orsai, de la comunidad al medio

Revista Orsai

Creo que todos los que andamos en el negocio de los contenidos hemos seguido de cerca la apuesta de la revista Orsai, lanzada por Casciari. Lo más interesante del modelo que han planteado al margen de los canales tradicionales de edición y distribución es, en mi opinión, su base en la comunidad de seguidores que ya tenía Casciari. Sobre ellos descansa gran parte de la distribución (los libreros) pero también la difusión de la misma en una experiencia que ha funcionado en la web, pero que en medios impresos estaba más asociada a fanzines muy locales que a una revista con vocación global como Orsai.

Y dentro de este esquema han conseguido y aportado valor a los distintos perfiles presentes en una comunidad online: de lo más fidelizados, que participan habitualmente y se sienten muy ligados al proyecto. Ellos son quienes organizan en los foros, coordinan las compras con otros y actúan incluso a modo de «libreros» que venden ejemplares. Luego tenemos quienes son seguidores pero no tan implicados, leían pero no comentaban y son quienes han comprado a otros esos ejemplares, pero también han ayudado a dar visibilidad al proyecto. Por último estamos quienes no pertenecemos a los anteriores grupos pero nos gusta Casciari como escritor y leíamos ocasionalmente Orsai. Somos quienes más difícilmente vamos a comprar la revista por las dificultades que presenta su modelo de distribución, pero igualmente se nos ofrece el contenido para mantenernos dentro y facilitar que nos planteemos comprar algún número posterior.

No creo que sea un ejemplo replicable fácilmente, pero desde luego como modelo de creación de un medio apalancando la comunidad de partida es bastante novedoso, apenas recuerdo algún ejemplo similar en ciertos aspectos en Muchachada Nui.

El español en Quora, curación de contenidos frente a crecimiento de la comunidad

Quora pregunta y respuestas

Si antes hablamos de 2011 como año de Quora, antes asistimos a una vorágine de actividad, registros y nuevo seguidores en el sitio de moda en las preguntas y respuestas en internet. Casi diría que Quora está en «su momento Orkut», repitiendo el lanzamiento de la, por aquél entonces, sensación en la red. Claro que el servicio social de Google sufrió de una suerte de «vinieron, se vieron las caras y se fueron», mientras que Quora ofrece, en mi opinión, mucho mayor valor añadido de entrada aunque sólo sea por la cantidad de preguntas bien resueltas que encontramos en él.

Pero la llegada de esta segunda oleada de usuarios tras los «very early adopters» también están provocando tensiones con el funcionamiento actual de Quora. Comentarios medio en broma que no son preguntas y, sobre todo, el conflicto respecto al idioma que apunta a ser un punto de conflicto importante. Aquí Quora va a tener que tomar decisiones, por un lado tiene la vocación de salir del grupo de «super usuarios» inicial, creando una gran comunidad; por el otro, la «marca de la casa» es la «curación» de los contenidos, la ausencia de spam, faltas de ortografía, información mal etiquetada… y ser muy estricto con lo segundo penaliza lo primero: usuarios a los que moderan preguntas, que son corregidos y a los que se indica que, de momento, sólo inglés.

Uno, que en el debate «pro y anti Quora» está decididamente convencido del valor del servicio (aunque con fuertes dudas de que sean capaces de «bajarlo a tierra»), entiende que hoy por hoy tengan recursos para cuidar la calidad sólo en inglés y que tienen una dificultad mayor que otras plataformas para la internacionalización: hay una moderación fuerte, no como en Facebook, Twittery similares que son más reactivos. Aquí apostaría a que su decisión será en asegurar la experiencia de contenidos de calidad frente al crecimiento y, por mucho que esto haga de barrera de entrada para muchos usuarios, creo que hacen bien.

Páginas sencillas con muchas ideas detrás. Weblogs SL y su «objeto social»

Página de producto PS3 en Xataka

Hoy introducimos el mayor cambio en la experiencia de usuario de nuestras publicaciones en Weblogssl. Se trata de las – nombre interno, no es demasiado sexy – páginas de producto, que ven la luz en Xataka con ejemplos como el HTC Hero, la Ps3 o la muy interesante Canon Eos 7d. Se trata de páginas sencillas, pero con muchas ideas detrás, a quien le interese su planteamiento, nuestra idea de hacer social una publicación y su encaje dentro de la experiencia que actualmente ofrecemos, a continuación algunas explicaciones.

Objetos sociales

Jyri Engeström, creador de Jaiku, tiene un desarrollo muy interesante alrededor del concepto de «objeto social» y como los sitios que funcionan están construidos sobre él (en su página de Slideshare hay varias presentaciones muy recomendables). Básicamente un objeto social es aquello por lo que la gente conecta con otros, algo susceptible de ser compartido / comunicado y que posibilita crear red. Aterrizando en términos prácticos, en Amazon son libros (bueno, ya cualquier producto), en Flickr son fotos, en delicious enlaces…

¿Qué son los objetos sociales en una publicación? En una primera derivada podríamos pensar que los artículos/post, que el camino es hacerlos fáciles de compartir (enlace permanente, ser enviados a agregadores y redes sociales) y de discutir (comentarios). Esto lo vienen haciendo los blogs desde siempre y los medios desde hace poco… pero en publicaciones como las que nosotros hacemos, el objeto social es más el tema tratado que el artículo en sí: nos une y es algo que podría compartir, el ser amantes de la misma película, preferir una cámara sobre cualquier otra o ser fans de determinado grupo de música. El objeto social, por tanto, son los «productos» que diría Risto Mejide, y sobre ellos gira la nueva experiencia que ofrecemos a nuestras comunidades.

Esto también va sobre la identidad

¿Frecuentan algún foro de fotografía? En muchos es habitual que cada usuario comunique al resto su equipo fotográfico en la firma de sus mensajes. Con ello está manifestando lo que le define en una comunidad de fotógrafos, sus opciones y también lo que conoce de primera mano. Este mismo principio es extrapolable a otras temáticas, mis grupos preferidos en una web de música, mi coche – o el que quiero tener – en una página de motor y los gadgtets que poseo en Xataka.

En cada comunidad uno comunica su identidad de forma diferente, pero siempre alrededor de los «productos», a veces de forma aspiracional (me gustaría tener una Canon 7d), y a veces en forma de filias y fobias (me encantan los planetas, no aguanto a Nena Daconte). Como nuestros usuarios ya tenían una página para ellos en cada comunidad, será allí donde quedarán reflejadas sus opciones.

Virtudes y limitaciones del formato blog

Los blogs son el formato más simple para una publicación, no hay navegación compleja y una vez aprendes cómo están construidos es inmediato poder leerlos «en diagonal». Esa es una ventaja competitiva para hacer una publicación sobre actualidad, pero para agregar y jerarquizar información el formato blog no es ni mucho menos lo ideal.

¿Cuál es el reto? En este caso, no estropear una experiencia simple haciéndola más compleja e intentar inyectar jerarquía para la información a largo plazo. Lo que hemos hecho es sustituir para los productos la página de tag – por defecto, orden cronológico inverso – por estas otras más elaboradas: una descripción del producto, toda la información multimedia, agregación de fuentes externas (fotos, enlaces, vídeos) y formas alternativas de participación. Nuestro planteamiento es que si alguien quiere saber sobre la PSP Go!, tiene todo más organizado y con un acceso a la información mucho más eficiente en la página de producto que una página de tag tradicional.

Más conversación

Todo aquél que ha escrito sobre gadgets alguna vez sabe que a partir de las tres semanas de haber publicado el artículo, empiezan a llegar comentarios no sobre el contenido, sino sobre el cacharro, «¿dónde lo puedo comprar? ¿sabéis si ha bajado de precio? me ha pasado este error, ¿cómo se arregla?». En la página de producto hemos dado un espacio a la conversación para recoger todos estos comentarios, las valoraciones de los usuarios y toda la actividad alrededor del producto (quien lo ha escogido como favorito, quien lo ha votado).

Extras

Como colofón, añadimos tres funcionalidades. Los usuarios pueden votar cada producto (para el que habrá una valoración del staff editorial y otra del resto de la comunidad) y hay una sección de productos relacionados que apunta a desarrollo futuros (del tipo, el móvil mejor valorado en Xataka este mes). ¿Dije tres? Bueno, también es posible suscribirse por correo o RSS a un producto, para los que quieran saberlo todo sobre cualquier tema de los que se toca en las publicaciones de WeblogsSL

Resumen y futuro

Muchas de las decisiones de diseño de interacción y de funcionalidades hay que leerlas desde el momento en que estamos en Weblogssl: estamos extendiendo una experiencia, no creando una nueva. Por tanto, lo que añadimos tiene que estar relacionado con lo que somos – publicaciones al fin y al cabo – e integrarse sin estropear lo que ya ofrecemos como hemos explicado. Los objetivos que perseguimos – ser más sociales, reforzar la identidad de nuestros usuarios dentro de nuestras páginas , integrar más formas de participación – se deberían ejecutar de forma muy diferente si partiésemos de cero. Extender en algunos sentidos es una ventaja (partimos de comunidades muy fuertes) y en otros una limitación (somos «media», el protagonista sigue siendo dar buen contenido y a eso se debe ceñir la jerarquía y la organización del diseño).

¿Futuro? Ahora la palabra la tienen los usuarios, sabemos que empezamos con una versión inicial que será escrutada, analizada y criticada por quien tiene la última palabra. En esta fase tenemos que aprender cómo maximizar la utilidad y el valor para ellos. Más adelante hablaremos sobre nuevos desarrollos o interés comercial.

Créditos

Desde un prisma personal, este ha sido uno de los desarrollos en el que más foco he puesto, empezando con la descripción conceptual del mismo, pero ha sido sin duda un proyecto de equipo. Han pasado meses desde que empezamos con la especificación (Martín, Francesco y un servidor), y tanto en esa etapa como en el diseño (Inma Bermejo, Javi Aurea) y el desarrollo (Klaas, Alfonso y cía), y la dinamización (con la que han empezado Roberto y el equipo de editores), con la supervisión de Julio y mía… ha sido todo un equipo el que ha trabajado mucho y bien.

Del blog a la comunidad. Caso Yo llego a fin de mes

Yo llego Carrefour

Hace apenas unos días renovamos el diseño de uno de los proyectos de empresa de Weblogssl, Yo llego a fin de mes, que además pasa a integrarse dentro de la web de Carrefour. Pero más que de un lavado de cara, quería comentar nuestra experiencia a la hora de crear y potenciar una comunidad que aporta consejos a partir de un blog y nuestros planteamientos en este tipo de proyectos:

El contenido como primer plato

Nuestro planteamiento sigue la filosofía del contenido como primer incentivo para el visitante. La idea es que si no quieres comentar, si no quieres crear contenido, la web en cuestión te siga aportando valor, con un contenido de calidad como primera motivación para acceder a ella. El diseño original obedecía a esta premisa con una jerarquía en la que se anteponía el contenido editorial a los contenidos de usuarios. Aunque esté mal que yo lo diga, lo cierto es que tenemos la suerte de contar con un equipo de editores muy bueno y desde el primer día la publicación ha funcionado muy bien.

Hay que gestionar la comunidad

Y tiene que hacerlo alguien con cabeza y buen sentido. En esta ocasión, Esteban Viso, que ha hecho una labor sobresaliente. ¿algunas de las cosas que nos han funcionado? Ya que teníamos una jerarquía que priorizaba el contenido, empezamos a dar visibilidad en el blog principal a los contenidos generados por los usuarios, tanto por temática (ej, para tema bebés, con consejos alrededor de ese tema) como por colaborador (ej, dianash). Si un usuario envía buenos contenidos y es un habitual del sitio, lo que tiene sentido es que se le facilite el máximo de visibilidad.

Rediseño y comunidad

Cuando nos planteamos el rediseño, uno de los elementos principales que nos planteamos con el cliente fue equilibrar la jerarquía, de forma que los consejos de usuarios tengan tanta visibilidad como el contenido editorial que realizamos, si tiene los suficientes votos del resto de usuarios. También destacamos al usuario de la semana, últimos comentarios, …

Herramientas y apertura

Tampoco hay que olvidar las herramientas de moderación, las puntuaciones y el sistema de karma como elementos clave en la gestión de la comunidad. En este terreno es importante contar con un equipo con capacidad de especificar y de desarrollar con la visión de un proyecto orientado a una comunidad online. Otro más, la apertura a comentarios críticos al cliente siempre que se respeten las formas junto a unos contenidos no agresivos comercialmente , ayuda a que los usuarios no perciban Yo llego como un sitio «sólo de Carrefour» sino en el que tienen ellos cosas que decir.

Apezz y los karma whores en comunidades online

Apezz

Me avisa Jon de la puesta en marcha de un nuevo agregador de noticias llamado Apezz. Como otros, sigue el modelo Digg, con una aproximación alternativa al karma de los usuarios: no existe karma de usuarios sino niveles de usuario. Cuanto más nivel tengas, más detalles de las noticias podrás conocer, en la lista de noticias pendientes, no se mostrará el nombre del usuario que ha subido la noticia ni el número de votos que tiene. Estos datos sólo los podrá ver el propio usuario que ha enviado la noticia. Según tu nivel podrás conocer el número de votos anónimos, votos de usuarios registrados, el nick del usuario que ha subido la noticia, etc. A eso suman otro factor, el voto de cada usuario vale lo mismo, independientemente de su historial.

La necesidad de articular una meritocracia en las comunidades online ha generalizado el uso del karma y el comienzo de una carrera entre los gestores de las webs – que tratan de que este mecanismo incentive el aporte de valor a la comunidad – y los llamados «usuarios karma whores«, que buscan ante todo ganar karma de la forma más fácil posible y obtener privilegios y reconocimiento con ello. El ocultar información a los usuarios nuevos no arregla el problema, claro, pero alinea los votos con la que debería ser la motivación inicial: que los artículos que considero interesantes o acertados lleguen a portada y ganen más visibilidad. Mucho más discutible es la «tabla rasa» de «todos los votos valen igual», que desvirtúa toda posible meritocracia y desincentiva tanto el contribuir con aportaciones de valor como el de participar para ser más poderoso.

En todo caso, Apezz no lo tiene fácil en un sector en el que el efecto red es la clave del éxito: si lo que quiero es que un artículo llegue al máximo de gente, la prioridad es enviarlo a comunidades con muchos usuarios, lo que constituye el círculo virtuoso de Digg o Menéame.

Nuevo diseño de Facebook y cambios en las páginas

Nuevo diseño de Facebook

Nuevo diseño en Facebook, cuyos responsables lo anuncian y lo muestran días antes de que entre en producción. Además de un lavado de cara, hay cambios destacados que apuntan hacia las fuentes de las que han bebido Zuckerberg y compañía:

  • Las páginas en Facebook convergen hacia perfiles, esto quiere decir que las marcas (a las que se animaba a usar páginas o grupos) deberán ser un contacto más y que habrá relaciones asimétricas: uno sigue a Obama, pero Obama no es amigo de uno. En definitiva, el tipo de relaciones que permite Twitter.
  • Más implicaciones, las acciones de las marcas de las que me hago fan (ahora contacto o amigo) aparecerán en mi newsfeed. Esta interacción hasta ahora no era permitida (si se podía llegar al perfil del usuario a través de grupos) y suponía que en realidad no había comunicación entre la marca y sus fans. Además se elimina el límite de 5000 amigos.
  • En la portada, integración en una caja de todos los elementos para compartir (mensaje, enlace, vídeo, foto) y filtrado por tipo de relación con nuestros contactos (familia, de la misma ciudad, otros grupos). A los usuarios de FriendFeed seguro que les suena todo esto.


Antes del anuncio de este nuevo diseño de Facebook ya tuvimos algunos cambios en la misma dirección. La nueva API de Facebook seguía los pasos de la de Twitter; la funcionalidad «me gusta» para perfilar los intereses de cada usuario, está tomada directamente de Friendfeed, del que también tomó su apertura al lifestreaming.

Claro que Twitter y Friendfeed son mejores que Facebook en su especialidad: el segundo en el lifestreaming y el primero… bueno, en ese nuevo modelo de comunicación que inventaron. Pero Facebook no necesita ser mejor que ellos en eso, necesita ser sólo «suficientemente bueno» para que su público masivo no tenga que salir de su red a buscar estas nuevas alternativas. Los usuarios más avanzados ya están en ellas, pero esa no parece la guerra de Facebook.

Más análisis, capturas y comentarios en AllFacebook, TC. Gracias Christian por el aviso.

La participación en comunidades en internet y la gente con tiempo libre

Para todos los interesados en comunidades en internet hay una referencia obligada llamada Clay Shirky, al que vuelvo a llegar a través de un post de fernand0 sobre quienes participan en ellas. La tesis discutida es que «no participan los más listos, ni los más capaces, ni los más preparados sino que participan los que tienen más tiempo libre«. A eso hay que sumar lo que apunta Obasanjo, a más popularidad del «sitio social» más convencional es su contenido: era más fácil encontrar contenido «original» en Menéame en su comienzo, la tendencia es a que haya historias más cercanas a los que encontramos en los mass media.

Aunque el artículo de Shirky habla de muchas más cosas, creo que ambos aspectos discutidos refuerzan el hecho de que tecnología y comunidad van de la mano en los social media: la definición de barreras de entrada, lo fácil o no que es participar, la visibilidad de la meritocracia… todo ello influye en la dirección hacia la que puede caminar una comunidad online tanto como la gestión / dinamización que se haga de ella. Por aterrizar en casos prácticos:

  • Si vamos a Flickr inmediatamente veremos que hay usuarios con contenido excepcional participando, la visibilidad que les aporta supone un retorno suficiente. En este caso – pienso también en los blogs – la variable principal no es «tener tiempo libre desocupado», sino que la inversión en tiempo que quitamos a otras cosas merezca la pena.
  • Ayuda la visibilidad, pero también ayuda «lo estrecho de la temática». Más nicho, menos ruido, más generalista, más posibilidades de ser muy popular. Desde hace mucho se habla de los «apasionados por una temática» como la gente que comienza blogs o se mueve en sitios de social media. A más pasión, más posibilidades de priorizar el hablar / participar respecto a otras cosas.
  • Influye el esfuerzo que pidas al usuario o barrera de entrada. Para conseguir más participación una de las claves es «rebajar la barrera de entrada»: acciones que se puedan hacer sin registro, tareas que requieren muy poco esfuerzo (votar, comentar)… todo ello ayuda a aumentar la participación en la comunidad, pero chocan con el primer punto: es imposible dar visibilidad a alguien anónimo.
  • ¿Cómo se construye la meritocracia? En el algoritmo del karma va mucho de como se puede gestionar una comunidad, constituye una de las piedras angulares. Slashdot y Barrapunto llegaron incluso a habilitar la «metamoderación»: votar los votos que otros habían hecho.

En definitiva, muchas variables en el tablero del diseño y gestión de comunidades en internet, un área en el que faltan verdaderos expertos (Fodor), aunque no buenas referencias de las que partir: «A Group Is Its Own Worst Enemy» de Shirky es un buen comienzo.