CityDeal comprada por Groupon

Captura Citydeal Madrid

La noticia saltó anoche anticipada por TC: Groupon compra Citydeal y de esta forma desembarca en Europa, incluida España. La adquisición va a tener un fuerte impacto en multitud de proyectos que habían empezado a adoptar el modelo de compras colectivas por internet cuyo mayor exponente de éxito es la americana Groupon. Por aquí comentamos Offerum como un ejemplo de estas start-ups en España, aunque lo cierto es que la alemana CityDeal es quien más agresiva ha estado las últimas semanas en lo que adquisición de usuarios se refiere: parecía imposible navegar sin encontrar publicidad de ellos y tienen montado un sistema «member get member» para que los usuarios recomendaran su servicio.

Groupon ha decidido no dejar crecer en Europa a un candidato a ocupar el liderazgo en las compras colectivas y ha comprado a quien lo estaba haciendo bien (con una fuerte financiación claro) y estaba cubriendo varios países. CityDeal por su parte ha escogido una salida temprana, asegurándose beneficios altos por la inversión, en lugar de seguir caminando en solitario. Es lo contrario a lo sucedido en los «outlets por internet», en los que el líder – Venté-Privée en Europa – renunció a comprar, dejando crecer a rivales en España como Privalia y BuyVip y apostando por un crecimiento orgánico fuera de Francia que está siendo bastante lento. Groupon ha preferido asegurarse estar pronto en otros mercados y hacerse global por la vía rápida con la compra de Citydeal.

Offerum, el momento de las compras colectivas

Offerum

Con lanzamientos como el de Offerum tengo la sensación de que las compras colectivas de servicios y restauración empiezan a despegar como hicieron hace no demasiado los outlets online. Con ellos comparten parte de la experiencia de usuario, la suscripción por correo electrónico a ofertas y descuentos que pueden agotarse rápidamente y que urgen la compra. De hecho, podríamos considerar a Offerum y los modelos en que se basa (la referencia es la americana GroupOn), como un cruce entre estos outlets, a los que se parece en la experiencia de usuario y los sitios de cupones descuento tipo Cuponeo, con los que comparte el tipo de cliente: restaurantes, locales de ocio, spas, cursos presenciales, etc…

Un aspecto importante del modelo de compras colectivas es la necesidad de la necesidad de masa crítica, si no hay un número mínimo de ventas, no se hace efectiva. Tiene la lógica del verdadero cliente de estos servicios, que no es el usuario final, sino el establecimiento que hace la oferta. Si en los outlets lo que consiguen las marcas es liquidar stocks y ahorrar ese coste (más que ganar dinero, el Privalia de turno le pega un bocado fenomenal al margen entre el descuento y su comisión), los restauradores encuentran el valor en sitios como Offerum para «llenar» los días con menos demanda y darse a conocer, sacrificando gran parte de su margen. Igual que a las marcas de moda a la larga no les va a interesar que la compra en outlet prevalezca como hábito de consumo, lo lógico es que entre las ofertas de las compras colectivas haya mucha rotación para evitar el posicionamiento como establecimiento en permanente oferta.

Con este perfil, quienes se quieran posicionar como el «GroupOn español» va a necesitar poderío comercial, toda vez que hay muchos actores interesados en entrar en el sector (Marek Fodor apunta incluso a los actuales outlets, y a otros que ya han empezado como Lets Bonus) y por su perfil de cliente, a priori más reactivo con todo lo relacionado con internet que proactivo.

Disclaimer: detrás de Offerum está, entre otros, mi amigo Sacha Fuentes, ex compañero durante muchos años en Weblogssl.