La cartelera de cine en Google

Google Cartelera cine

Acabo de descubrir que Google integra la cartelera de cine en el buscador. Sólo hay que introducir el nombre de la película y – dentro de la filosofía de su Universal Search – el primer resultado añade una caja para introducir la población o código postal. Una vez indicado este dato (que podemos dejar configurado para que no nos lo vuelvan a preguntar), tendremos un listado de todos los cines con los horarios y el enlace para comprar la entrada. Todo rápido, en dos clicks y sin ningún elemento que estorbe adicional.

¿Por qué me ha parecido interesante la integración de la cartelera en el buscador de Google? (por cierto, descubierta gracias a aNieto2k) Pues porque es un ejemplo de como diseñar pensando en el usuario. La mayoría de los servicios de cartelera en páginas españolas – sobre todo de los periódicos – son una pesadilla de usabilidad, que requieren decenas de clicks para poder enterarte de algo, con alguna excepción. Google puede ser muchas cosas, pero carece de esa vocación por inflar el número de páginas vistas que tienen otras webs y por eso acaban montando servicios pensados para el usuario y no para Nielsen.

La crisis carnívora

La crisis carnívora, el «primer largometraje en Flash», se estrena el 16 de mayo, estando ya disponible el trailer. Viene de la mano de la gente de Nikodemo, con dirección de Pedro Rivero y el reclamo de actores muy conocidos en las voces (Enrique San Francisco, Pablo Carbonell, Pedro Reyes, Álex Angulo, José Coronado y Carlos Sobera, entre otros).

Como dice JuanLu, La crisis carnívora explota el ir de «gamberra» al más puro estilo Cálico Electrónico, dejando el virtuosismo técnico aparcado. Quizás este sea el aspecto más llamativo, el coger una tecnología como Flash pensada para la web y utilizarla para crear una película que en cines va a estar muy lejos de lo que se está haciendo ahora en animación. Nuevas tecnologías para formas de explotación tradicionales, público objetivo acostumbrado a obtener contenido del mismo estilo gratis en la web y el intento de mantener el ciclo de explotación del cine tradicional (estreno en salas, DVD, pay per view, televisión generalista). Será interesante ver cuanta gente es capaz de llevar al cine La crisis carnívora, os dejo con el trailer:

Sezmi

SezmiSezmi es una nueva propuesta de «todo en uno» para el «cacharro que tenemos que poner el salón» para disfrutar de la nueva televisión. La idea de Sezmi es la de integrar un videograbador con un tera de capacidad con el acceso al vídeo de internet junto a un cliente IPTV para ser comercializado por telecos, vamos, un «todo en uno» de los set-top-boxes. Como bien explica Gonzalo, Sezmi parte de la filosofía de acceso al vídeo se encuentre donde se encuentre añadiendo funciones sociales del tipo «compartir listas de reproducción con familiares y amigos».

Todavía hay más, Sezmi presume de interfaz amigable, posibilidades de video grabador personal y de permitir a la teleco que lo emplee el armar un sistema de publicidad personalizada (probablemente basada en el histórico de las visualizaciones, algo que ya hemos hablado para la televisión por cable). Vamos, un puñado de buenas ideas que – al margen de que queda por ver si están bien ejecutadas – tendrían la asignatura pendiente de que a las telecos les guste una opción tan abierta frente a otras como MediaRoom o su propio decodificados con opciones extras, como es el caso de Imagenio.

Más información en PcMag.

Playstation 3 para comprar vídeos

playstation3-ps3Cuando leí que por fin Sony configuraba la Playstation 3 para comprar vídeos – algo anunciado hace años – pensé que estábamos ante una otra nueva «trampa» tipo set top box cerrado. Y creo que no ando demasiado descaminado, por mucho que desde Sony prometen «abrazar los estándares abiertos para hacerla compatible con muchos dispositivos» (LaTimes, joystiq), lo cierto es que los antecedentes con esta compañía no invitan al optimismo: Sony Connect y similares, además de un fiasco, eran una apuesta decidida por ser cerrados.

Si Sony u otros actores quieren que su «cacharro junto a la tele» sea el hub de contenidos que el usuario necesita, la premisa de poder acceder a distintos proveedores y al contenido disponible en internet – además del que el usuario tenga descargado, por supuesto – es imprescindible. Playstation 3, al igual que Xbox con Live y el resto de consolas, tienen una gran ventaja respecto al resto de contendientes en la lucha por el salón de casa, pero si no suman funcionalidades de PVR y son abiertos a otras plataformas además de la propia, la van a perder pronto. En todo caso, con Sony impulsando por un lado Blu-Ray, difícilmente lo veremos empujando un movimiento para que terceros puedan comercializar otras plataformas de vídeos a través de PS3.

Las películas Blu-Ray también son más baratas en Amazon

Orfanato blu-ray

Sale más barato comprar películas Blu-Ray en Amazon y traerlas de Estados Unidos que comprarlas en España, como ejemplifica este post del indignado Alexliam. Su comparación de los precios de «El Orfanato» en una tienda online local (32 euros, anoche me fije en el precio en una tienda física y era de 30 euros) y en Amazon (25 dólares, que al cambio son 15.8 euros a día de hoy) no admite duda: las películas Blu-Ray también son más baratas en Amazon o en cualquier otra tienda online norteamericana que en los proveedores españoles.

El tema de que comprar libros en Amazon a veces sea más barato que en Casadelibro venía justificado por la ley del libro española, que prohíbe las rebajas más allá del 5% en los mismos, pero con las películas Blu-Ray asistimos a un escenario nuevo por estas latitudes: un escenario inflacionista, con el euro muy fuerte y unos precios mucho más competitivos en el país con las mejores tiendas online del planeta. Claro que teóricamente están las aduanas para gravar este tipo de compras y que Amazon no vende algunos productos al extranjero, pero para eso también se han planteado soluciones.

Una de ellas es el uso de servicios proveedores de una dirección «PO Box» (post office box) en Estados Unidos que ellos gestionan, es a la que Amazon envía el producto. Luego te lo envían a España, cobrándote los gastos de envío adicionales. Todavía no he probado ninguno, por lo que no me atrevo a facilitar nombres por aquello de que «no nos vaya a salir rana».

Una cosa a tener en cuenta con la compra de películas Blu-Ray es que pueden con «zona geográfica» (limitación añadida a propósito para evitar este tipo de competencia), pero en el caso de «El orfanato» no ha sido así («All Regions»). También tenemos el tema del doblaje, pero si prefieres la versión original, comprar en Estados Unidos no te causará problemas porque suelen respetarla.

El ejemplo de las películas Blu-Ray también más baratas en Amazon es una piedra de toque de como el comercio electrónico presiona para reconfigurar, a pesar de leyes y aduanas, los límites de los mercados donde se competía hasta ahora: no sólo ya comercio online y offline, sino también las tiendas web de fuera de nuestras fronteras.

Blockbuster y los set-top boxes cerrados

slingcatcherBlockbuster estaría preparando un set-top box a través del cual ofrecer su servicio de alquiler por streaming. La idea es vender el decodificador de televisión (al menos esa es la traducción que ofrece Wikipedia de «set-top box»), siguiendo el camino que la mayoría de los servicios de venta de contenidos están siguiendo: intentar estar lo más cerca posible de «la tele del salón».

El problema es que muchas de estas aproximaciones – y la de Blockbuster promete seguir dicha senda – se plasman en set-top boxes cerrados, ligados a un único operador y sin permitir el acceso a otras plataformas de contenidos. Desde el Apple Tv hasta los planes de Joost hay bastantes propuestas de decodificador que promete llevar el vídeo online al salón… pero son una trampa para el usuario, su objetivo es replicar el modelo de televisiones tipo Digital o Imagenio a través de aparatos cerrados que atan a un único proveedor. Por contra, otros actores del sector están haciendo una aproximación completamente diferente; es el caso de Netflix, que apuesta por llegar a acuerdos con diversas plataformas (Paid Content).

Los media center, las consolas (XBox por ejemplo), Mediaroom, los set-top boxes (los hay incluso más abiertos, como SlingCatcher)… la competición por quien se sitúa junto al televisor del salón va a ser encarnizada y promete un premio suculento, ser el perfecto trampolín para la venta de contenidos por streaming. Por suerte estamos asistiendo a como se forma un mercado muy fragmentado y en el que no hay un actor dominante (aunque las consolas son quienes mejor están colocadas). Siendo así, la competencia está en quien crea un set-top box más atractivo para el usuario y no quien explota una situación de monopolio, por lo que propuestas que aten a un único proveedor y no den libertad al usuario para acceder a los contenidos que le venga en gana (incluidos los que descargue y tenga en su equipo) no tienen visos de llegar muy lejos.

Second Life en el móvil… ¿realmente necesario?

El otro día se dio a conocer que Second Life, el mundo virtual que no ha tenido el éxito que mucha gente esperaba, estaría disponible para jugar, si se puede llamar así, desde los teléfonos móviles 3G.

Sin entrar demasiado en temas concretos sobre las características de esta versión (que ya tiene abierto el formulario para quien quiera inscribirse y probar la futura Beta), por que tanto en VidaExtra como en Xataka Móvil encontrareis interesantes artículos hablando de esta noticia de hace unos días, simplemente comentar que el proyecto es bastante ambicioso, ya que a través de Streaming aseguran que los usuarios con tecnología 3G podrán disfrutar de buena calidad y rapidez a la hora de desenvolverse por Second Life. Y digo ambicioso por no decir pretencioso, y es que me da la sensación de que esto no deja de ser un intento algo desesperado de intentar revitalizar un poco a este sufrido mundo, que para muchos usuarios ha sido un completo fracaso. Prueba de esto último es la espantada que hicieron algunas empresas que en un principio, y quizás por falta de previsión, se gastaron grandes cantidades de dinero para estar presentes en este universo virtual.

De cualquier modo, os planteo una pregunta… ¿creéis que tiene sentido un Second Life en versión móvil? Yo personalmente creo que tiene exactamente el mismo que la emisión de películas a través del teléfono móvil, es decir, ninguno.

Vale que pueda haber gente que mientras va en el autobús o en el metro quiera poder interactuar con otras personas o elementos en este mundo virtual, pero, dejando de lado a aquellas personas que estén tan enganchadas a esta segunda vida que la estén convirtiendo en la primera, realmente no veo que pueda proporcionar una buena experiencia, por que este universo (más allá de sus deficiencias, que no son pocas), no ha sido concebido para sacarlo de la pantalla de ordenador, al igual que una película no ha sido creada para visionarla en una pantalla de móvil. Se puede hacer, evidentemente que sí, pero creo que se pierde el encanto y el atractivo de la plataforma y el formato para el que fue creado. Y si pierde eso, ¿qué nos queda? Pues un Chat con muñecos en 3D que no harán más que ralentizar los movimientos y la acción (no nos engañemos, todos sabemos como funcionan las comunicaciones en este sentido) en el caso de Second Life, o una serie de imágenes donde tendremos que intuir lo que pasa, en el caso de las películas. ¿vosotros veis interesante, a día de hoy evidentemente, adquirir este tipo de contenidos para móviles?

En el siguiente enlace tenéis un vídeo de los Oscars de este pasado domingo en el que Jon Stewart ironiza sobre esta experiencia de ver una película en un teléfono móvil:


Guillermo Dorado es editor de ¡Vaya Tele! y colaborador de VidaExtra

Blu-ray como estándar de formato óptico de alta definición

Blu-rayTodo indica que Blu-ray ha ganado la batalla a HD-DVD como estándar de formato óptico de alta definición, hecho que puede consumarse con la «rendición» de Toshiba y los demás fabricantes que apoyaban el formato HD DVD, algo que podría producirse de forma oficial en los próximos días (Ars Technica). Que actores importantes como Netflix, Warner o Wallmart acabaran eligiendo Blu-ray ha sido la puntilla para el HD-DVD, que llevaba meses renqueante, sobre todo desde que Microsoft pareció desmarcarse del formato al no apoyarlo con una consola con unidad incorporada, algo que sí hizo Sony desde el principio al integrar Blu-Ray con la PS3.

Hay una lectura positiva de este desenlace, que no es otra de que no ha sucedido con el mercado de unidades ópticas de nueva generación muy desarrollado. Vamos, que el porcentaje de «damnificados» que van a tener su unidad HD-DVD como pieza de coleccionista es mínimo, sobre todo si lo comparamos con la antigua guerra del «Beta Vs VHS». ¿Supone la prevalencia de un único estándar una merma de la competencia que perjudica a los usuarios? Tendero digital así lo entiende, pero por esta vez no estoy de acuerdo. Hasta cierto punto, que la competencia no esté en el estándar, sino en los reproductores tiene efectos positivos para el usuario, como es la compatibilidad de todos los títulos del mercado y la seguridad de que habrá títulos para el formato que elija, al menos de aquí a unos años. Muchos fabricantes con un sólo estándar no hace subir los precios, más bien al contrario: al no tener que soportar dos tecnologías hace que los costes bajen para un fabricante, al poder concentrar sus esfuerzos. La analogía con Windows y el monopolio en el mercado de los sistemas operativos no es del todo afortunada: nadie más que Microsoft puede «fabricar un Windows», que no es un estándar sino un producto final.

Como último apunte, interesante que después de tanto tiempo, Sony haya conseguido imponer un formato, tras tantos y desacertados intentos como UMD o Atrac3.

Relacionadas:

Cine gratis de Filmax en AdnStream

No todos los movimientos interesantes en la industria audiovisual se producen en Estados Unidos, AdnStream estrena canal de cine gratis con películas de Filmax. El modelo es de visualización gratis con publicidad, dentro de esa experiencia televisiva en el navegador que propone AdnStream: vídeo bajo demanda, calidad razonable para ser dentro del navegador (lejos de la alta definición, pero muy por encima de la mayoría de los sitios tipo Youtube). Quizás el punto débil son los ochenta títulos disponibles, con algunos clásicos y otros más recientes (aunque de estos tengo la impresión de que no son precisamente los más exitosos).

Lo que proponen AdnStream y Filmax es el modelo de que proponían Yendit y otros clones sobre Stage6: vídeo bajo demanda, un mínimo de calidad de visualización y funcionalidades propias de internet (en este caso favoritos, recomendaciones y posibilidad de embeberlos en otras páginas). Claro que en este caso, con un modelo que hace sostenible la creación audiovisual y el acceso de obras a través de la web. Quedan muchas barreras por derribar, como el tema de las limitaciones geográficas o que se estrenen series y películas en unos países antes que en otros, que en la era de internet ya no tienen sentido, pero sin duda es un paso muy interesante.

Lo único que me queda por saber de esta propuesta de cine gratis en AdnStream es ¡ver anuncios!. Quizás porque tengan poco stock, pero aún no conseguí ver ninguno y es un tema que me interesa estudiar bastante. Y ahora, una pequeña revolución, os dejo con «Manolito Gafotas» embebido en el blog, con el permiso de los propietarios de sus derechos.

Actualización: al parecer desde Filmax no permiten películas embebidas… una auténtica pena.

PD: No sé si la película se verá fuera de España. Para ver más, el canal de Filmax en AdnStream.

HBO pondrá sus series en descarga en internet

Tony Soprano

Y no es un movimiento cualquier, HBO es el canal por cable más prestigioso de Estados Unidos y el culpable de varias de las series que me han enganchado durante los últimos años: Los Soprano, The Wire, Roma, Flight of the Conchords, Carnivale o DeadWood (ésta última la tengo pendiente).

Es muy interesante el modo en que han decidido lanzarse a hacer disponibles sus series online; por un lado nada de estar en tiendas del tipo Amazon Unbox o iTunes, van por libre y sin acceso mediante el navegador, sólo se accederá a sus contenidos mediante una aplicación disponible de entrada en Windows (prevista otra para Mac OS). Los vídeos no podrán transferirse a otros dispositivos, ser compartidos ni verse cuatro semanas después de ser descargados, con control de todo ello mediante DRM. Por último, el servicio de HBO online será gratuito para sus suscriptores y, por lo que declaran sus responsables a NYT, se toman el proyecto como una exploración del interés real de sus usuarios en eso de ver contenidos desde el PC.