Los trabajos de los científicos de datos y sus sueldazos

En WSJ tienen una pieza sobre los sueldos que están cobrando los científicos de datos con experiencia y doctorado: 200000 dólares para empezar a hablar.

El tema tiene varias aristas interesantes. Una es hasta qué punto el big data tiene mucho más de promesa que de realidad y si aflojará como tendencia en los próximos años; otra es el tipo de trabajos que pasan a hacer, con transiciones como la de hacer el mapa del genoma a mejorar la efectividad de las recomendaciones de páginas de citas; por último, pasa a primera página lo que Mariano llama «experimentando con tu vida» y que comentamos con lo de la «manipulación de las emociones» de Facebook.

Relacionado: Ponga un analista web en su empresa

Contra la dictadura de los datos y los algoritmos

Alien ordenador

En Wired publica Felix Salmon un artículo excelente, Why Quants Don’t Know Everything:

La razón por la que los «quants» ganan es que casi siempre tiene razón, por lo menos al principio. Encuentran patrones numéricos o inventan ingeniosos algoritmos que aumentan las ganancias o resuelven problemas de manera que ninguna cantidad de experiencia subjetiva puede igualar. Pero, ¿qué pasa después de que los «quants» ganen? no siempre es el paraíso impulsado por los datos que ellos y sus impulsores esperaban. Cuanto más un campo está dirigido por un sistema, más se crean incentivos para que todo el mundo (empleados, clientes, competidores) cambie su comportamiento de maneras perversas que proporcionan más de lo que el sistema está diseñado para medir y producir, cree valor o no. Es un problema que no puede resolverse hasta que los «quants» aprenden un poco de las anticuadas formas de pensar que habían desplazado.

Ante todo, no es un artículo contra captar y poner en valor la información, sino sobre los límites de lo cuantitativo y lo erróneo que es expulsar cualquier valoración cualitativa de expertos. Merece mucho la pena leer el artículo, en mi opinión es la mejor pieza sobre tecnología que se ha escrito en lo que llevamos de año.

Relacionado: El guión de esa película que te gusta lo cambió un análisis de datos, El científico de datos que prevaleció sobre los “opinólogos”

El guión de esa película que te gusta lo cambió un análisis de datos

Alien ordenador

¿Cada vez tienes más la sensación de que el cine de Hollywood se repite más y no es por las continuas secuelas de los grandes éxitos? Es posible que no sea sólo una impresión causada por las críticas al cine de las grandes productoras, puede que el trabajo del equipo de analistas de datos del profesor Vinny Bruzzese esté siendo tenido en cuenta mucho.

Su labor consisten en evaluar guiones para los estudios con una metodología analítica: compara su estructura y género con las correlaciones obtenidas de películas de éxito en taquilla… y con los fracasos. Adicionalmente lanzan consultas a una base de datos de focus groups con más de 1500 personas.
Sigue leyendo «El guión de esa película que te gusta lo cambió un análisis de datos»

El científico de datos que prevaleció sobre los «opinólogos»

De las elecciones en Estados Unidos me quedaría con la historia del blog de Nate Silver que analiza con mucho acierto Garicano en Nada es gratis: un científico de datos que pone sobre la mesa cómo el análisis riguroso con modelos estadísticos se pueden hacer predicciones de los resultados de las elecciones más allá del intuiciones y deseos partidistas.

Merece la pena leer en The Guardian el análisis de su metodología que nos puede traer una buena noticia en forma de tendencia de presencia de «expertos» en los grandes medios, más científicos y menos opinólogos.