Buffer sigue su camino

Buffer

No es que sea una gran noticia que Buffer añada programación de mensajes personalizada a su ya bastante redondo servicio de programación de intervenciones en medios sociales, pero me sirve como excusa para recomendarlo.

Para uso personal va pero que muy bien con la versión gratuita. En mi caso mi rutina es de lecturas a primera hora de la mañana y prefiero programar el compartir enlaces durante todo el día y la madrugada a «inundar» durante cinco minutos a mis contactos, para no cansar. Además me sirve para aparecer por redes en las que por defecto me costaría compartir explícicamente como Linkedin. De hecho si Google Plus tuviese API abierta o permitiese uso de Buffer la utilizaría mucho más.

Para organizaciones (o individuos con personalidades múltiples) tienen planes más potentes en número de cuentas y capacidad de planificar intervenciones y, según las cifras que da TC, empieza a irles bien: una facturación que estaría en torno a 1.5 millones de dólares al año.

Relacionado: ¿Cuál es el mejor momento para publicar en blogs y compartir en redes sociales?