BluSens Web TV, BluSens en el buen camino en el «internet TV»

BluSens Web TV

Si los dos últimos años nos hemos hartado de teorizar sobre modelos de convergencia entre internet y la televisión, 2011 va a ser cuando veamos productos más maduros y con propuestas más serias sobre ella. Blusens lleva también tiempo buscando un modelo, experimentando, pero es con el Blusens Web TV, que llevo algunas semanas probando, con el que por fin se ha puesto en el buen camino.

Dejan atrás la complejidad del aparatoso BluBrain para centrarse en un centro multimedia que por un lado resuelve lo que el usuario normal demanda del aparato que pone junto a la tele (sintonizador TDT HD, salida HDMI) y por otro cubre el resto de accesos a contenidos procedentes de la red: entrada USB para pincharle discos duros o pendrives más acceso a la red y a fuentes de contenidos de la red local (LAN y Wifi). Para la tele normal ofrecen funcionalidades de PVR y «time shift» (eso de de volver a ver una escena que están dando por tv), gracias a un pequeño buffer de memoria local (carece de disco duro). Todo en un dispositivo pequeño y ligero, perfecto para poder llevártelo de viaje.

La experiencia de internet en el BluSens Web TV

La apuesta es por widgets, para lo que permiten a terceros desarrollar sobre su plataforma, experiencia que complementan con un navegador web que, de momento, no soporta Flash. Permiten integrar de manera amigable canales de televisión online (que podemos introducir a mano si conocemos la URL), pero el no soportar Flash hace que muchas fuentes se queden fuera (comentaron en la presentación que en próximas actualizaciones habría soporte). A las impresiones sobre el BluSens Web TV que comparte Carlos en Xataka, creo que habría que sumar dos carencias que lastran la experiencia: ausencia de inteligencia en el servidor cuando se accede a contenido en la red local y la apuesta por sólo un mando a distancia como dispositivo de entrada.

Si de algo estoy convencido tras varios años con un HTPC en el salón es de que los teclados y escribir no son la experiencia que la gente quiere con la televisión. Escribir URLs con un teclado numérico tipo móvil y navegar por carpetas en lugar de tener una presentación del contenido más amigable son dos áreas de mejora para este BluSens Web TV. Pregunte por la posibilidad de aplicación en el móvil o en tablet para manejarlo (que es lo que va a matar a los mandos a distancia) y por software en el ordenador que permita que el BluSens Web TV muestre los contenidos locales de una forma más amigable: a ninguna de las dos cosas me respondieron tajantemente, pero sobre ambas se sonrieron en BluSens, por lo que sospecho que podría estar en sus planes.

Precio, videoclub, actualizaciones y futuro del BluSens Web TV

Son 150 euros, lo que para un reproductor con TDT en alta definición y que mueve bien 1080p, no está nada mal. Sobre actualizaciones, las hará el propio dispositivo cuando esté conectado a la red, aunque podremos aceptarlas o no. Esto apunta a un escenario en el que vamos a tener mejoras durante el ciclo de vida del producto, por ejemplo la reproducción de canales que van en Flash. Mención aparte merece la integración de un videoclub de películas y programas, que va a contar con contenidos de las «majors»: de momento en precio y en fecha se va un pco lejos de las expectativas que la mayoría tenemos, pero apunta a un futuro de nuevos intermediarios en el cine y la televisión por internet.

BluBrain, del centro multimedia al negocio de los contenidos

Blubrain

En esa competencia por llevar los contenidos de televisión por internet a la tele del salón, Blusens tiene una propuesta bastante interesante, BluBrain. La idea es la de un centro multimedia con mucha conectividad (Wifi, Ethernet, PLC), grabación y reproducción simultánea, disco duro e integración con un sistema NAS doméstico (el servidor se vende aparte)… todo muy completo y con un diseño bien resuelto para colocar en el salón. El precio quizás se les haya ido un poco (400 euros a partir del 15 de Febrero) porque se les va a comparar con soluciones tipo set-top box básico e incluso con discos duros multimedia, aunque BluBrain sea bastante más completo y vaya más a un perfil de quien quiere un HTPC, pero no tener que preocuparse por soluciones a medida. Entendiendo este posicionamiento de producto, el precio es más razonable.

Aunque hablamos de un dispositivo abierto en el que reproducir contenidos descargados y por streaming, un aspecto importante es el lugar privilegiado que gana BluSens y que les ayudará a impulsar su blu:generation, con el que se quieren postular como un nuevo intermediario para vender contenidos. Claro que para que ese negocio tenga sentido necesitan una masa crítica difícilmente alcanzable con el precio de salida de 400 euros, que será complicado rebajar con las características que presenta BluBrain si no se subvenciona pensando en los futuros beneficios de la entrada en contenidos…

Blusens G01 y G02

Blusens G01
Ya hay más datos oficiales sobre los GPS con imagen real de Blusens. Tendremos dos modelos, Blusens G01 y Blusens G02. Blusens G01 tendrá una pantalla de 4.3 pulgadas, disco duro interno de 30 GB, lector de tarjetas SD y MMC y una salida de auriculares. Además de GPS e imágenes reales para ciudades de más de 50.000 habitantes (las pone Pictometry), el Blusens G01 tendrá funciones multimedia, con audio, MP3, vídeo MPEG4 y fotografía digital. Se pondrá a la venta a finales de noviembre por 499 euros (Blusens).

Blusens G02 por su parte verá la luz en 2008 y supondrá una evolución dentro de la misma filosofía: desaparecen los botones en el frontal del dispositivo, un disco duro algo mayor, de 40 gigas, y una apuesta por el acceso a la información sobre los radares y el estado del tráfico. Entre las buenas noticias, el soporte de Ogg Vorbis y Xvid (Xataka).

Relacionada: Navegador GPS con imagen real de Blusens.

Navegador GPS con imagen real de Blusens

Si todavía alguien de la industria no conoce el nombre de Blusens, creo que con este movimiento se va a tener que dar por enterado: un navegador GPS con imagen real, que permitirá ver las calles en fotografía real de los edificios con perspectiva. La idea es, por supuesto, permitir los modos tradicionales (está basado en TeleAtlas, como la mayoría de los que hay disponibles) junto a este otro que – si no me equivoco – se integrará por primera vez en un navegador GPS. La exclusiva la anticipan en Xataka. Habrá que esperar a navidades para que los GPS de Blusens con imagen real lleguen al mercado, pero el anticipo es prometedor. El dispositivo incluirá además móvil integrado (sin confirmación de que disponga de 3G u otro tipo de conexión de datos) y 40 gigas de memoria.

Blusens se está haciendo un hueco por derecho propio en la industria de la electrónica de consumo. Por aquí ya hemos hablado del Blusens G14, que junto al navegador que hoy se anticipa, configuran la estrategia de una empresa que hace tiempo que dejó de ser un fabricante más de «mp3 portátiles baratos» para apostar por innovar y ofrecer productos exclusivos.


Navegador BluSens from madelman on Vimeo.

Slacker, iPod con radio personalizada a lo Last.fm

SlackerLa idea de Slacker es la de tener un Last.fm o Pandora, un servicio de recomendaciones personalizadas, en el reproductor de música portátil. Para ello ofrecen un dispositivo tipo iPod con una pantalla de cuatro pulgadas y conectividad Wi-Fi y por satélite, siendo esto último quizás lo más interesante, ya que le otorga ventaja respecto a otras soluciones que requieren conexión inalámbrica en cada momento para poder utilizar el servicio de música personalizada.

El modelo de Slacker es ofrecer su servicio gratuito con anuncios, que de entrada serán banners en la pantalla del dispositivo y no audio. Habrá una versión de pago sin anuncios y más funcionalidades (como grabar canciones) por 7.50 dólares al mes. Los usuarios podrán crear canales al estilo de Pandora y a cada canción podrán dar una valoración para que el sistema pueda ir recogiendo su criterio musical. El Slacker es del tamaño de una Blackberry, llegarando a Estados Unidos a mediados de año con un precio entre los 150 y 400 dólares, según capacidad. Vía Paid Content.

El camino hacia el relevo de las radio fórmulas por radios personalizadas está en la conectividad total o en, al menos, poder cargar el reproductor con canciones adaptadas a nuestros gustos. La propuesta de Slacker me resulta interesante porque apuesta por el siguiente paso que deben dar los servicios tipo Pandora, integrarse en los dispositivos móviles. Lo que no veo con tan buenos ojos es que sea un «ecosistema completo», para acceder al servicio tengo que tener un Slacker y en el Slacker sólo puedo acceder a este servicio y no a los de la competencia. Prefiero muy mucho un reproductor neutral en el que pueda instalar Last.fm.

En esto de los reproductores portátiles con Wi-Fi, conviene recordar al Sansa Connect y al BluSens G14.

Blusens G14, Wi-Fi sin limitaciones

blusens g14
Mucho hablar del iPhone, ese pretendidamente «teléfono revolucionario» que viene con un buen montón de limitaciones de serie, cuando hay nuevos productos que sí que aportan novedades más que interesantes para los usuarios. Hablo del Blusens G14, un reproductor de música portátil del que ya hablamos por aquí, y cuya apuesta principal es la de ofrecer conectividad Wi-fi sin limitaciones, por lo que permite a sus usuarios el intercambio de contenidos.

El mayor error de Zune fue la de infectar de DRM las canciones que sus usuarios se pasan a través del Wi-Fi. Los responsables del Blusens G14 (es una empresa española fundada en Santiago de Compostela en 2002) aseguran que el reproductor permite «compartir archivos multimedia sin limitación alguna entre múltiples dispositivos», tanto a través del Wi-Fi como de Bluetooth. Si a eso le sumamos que soporta Divx de forma nativa, la verdad es que el Blusens G14 es de lo mejorcito que se puede encontrar en el mercado de los reproductores MP3 y vídeo portátiles. Le falta reproducir archivos «.flac», aunque con MP3, OGG Vorbis y WMA tampoco va mal (además de radio FM).

Vale, tengo que probarlo, quiero saber cuan fácil es intercambiar contenidos con otros usuarios, si realmente este Blusens G14 puede servir de base para las redes de intercambio personales, basadas en la cercanía física y no sistemas a través de internet. Sus responsables (que amablemente han respondido a mis correos, gracias David) aseguran que Blusens G14 permite la conexión del dispositivos con otros equipos, no sólo reproductores MP3, sino con capacidades WiFi y Bluetooth de manera que es posible interactuar con un PC, un reproductor de música, el autorradio…).

En definitiva, sería un reproductor centrado en los usuarios y no en deseos de los sectores más reaccionarios de una industria que insiste en criminalizarlos. Algo que hoy en día es noticia, aunque resulte absurdo.

Blusens G14, reproductor MP3 con Wi-Fi

blusens g14
Dentro de unos días se celebra la CES en las Vegas y uno de los «cacharros» más interesantes que se va a presentar es un reproductor de música portátil BluSens con conectividad Wi-Fi y Bluetooth y cuyo precio de venta en España estará entre los 180 y los 199 euros (La voz de Galicia, vía Menéame).

En la web podemos encontrar algo de información del reproductor BlueSens G14 (blusens), y, aunque no es demasiada, sí que hay algunas características la mar de interesantes: autonomía de batería de 20 horas en reproducción, conectividad Bluetooth, soporte de OGG (si hiciese lo mismo con FLAC, sería perfecto), pantalla LCD-TFT de 2″ 256K colores…

Pero lo mejor de los BlueSens G14 es lo que – a priori y por la información que he estado mirando en su web – no tiene: limitaciones artificiales respecto a lo que puedes hacer con la conectividad Wi-Fi o bluetooth como si traen los Zune. Y es que poder conectarse de manera inalámbrica con otros reproductores otorga a estos gadgets la capacidad de articular redes sociales móviles y sistemas P2P personales (lo que cabía esperar de Zune, 1, 2 y no cumplió). Por cierto BlueSens es una compañía española, más concretamente de Galicia.