Rodi, privacidad sobre BitTorrent

BitTorrentBram Cohen, creador de BitTorrent, siempre afirmó que su creación no estaba orientada a la privacidad de los usuarios, siendo relativamente sencillo el espionaje de qué se comparte y quién lo comparte en esta red. Para paliarlo un israelí ha creado Rodi una aplicación P2P que se sitúa por encima de BitTorrent prometiendo privacidad en las comunicaciones establecidas a través de él. Lo explican en los blogs de ZdNet, detallando que Rodi está escrito en Java y es GPL (así no tenemos nada que temer como ocurría con el spyware en eXeem).

Si algo le faltaba a BitTorrent, además de un buscador efectivo, era conseguir privacidad. Es poco probable que Cohen opcione por incorporar este tipo de mecanismos a BitTorrent, sobre todo ahora que se encuentra en el punto de mira de la industria del cine y de la música, que estarían encantadas con ello para echársele al cuello, acusándole de diseñar BitTorrent para infringir las leyes norteamericanas de propiedad intelectual. En cualquier caso, los usuarios más avanzados ya tienen a su disposición Rodi, que de momento tiene un aspecto bastante provisional, siendo complejo de instalar y utilizar. Me queda la duda de sí enlentecerá sobremanera las descargas. No lo he probado todavía (aún no he logrado descargar nada) porque el método que utiliza para ocultar las IP, basado en usar intermediarios para comunicar la información, puede enlentecer las descargas si la conexión de este es pobre.

Azureus y el BitTorrent descentralizado

La guerra de las industrias cinematográficas y de la música contra el sistema de intercambio de ficheros BitTorrent inauruga un nuevo episodio con la salida de una versión de Azureus, cliente de esta red basado en Java y por tanto multiplataforma. Esta persecución de BitTorrent por las grandes de la industria del cine se ha cobrado ya varias «víctimas» en el camino como han sido el cierre de Torrentz.com y UK-Torrents.com, así como Suprnova y TorrentBits. La clave del éxito de esta persecución que ha fracasado judicialmente con otros sistemas P2P como Grokster es que BitTorrent es una red centralizada en la que los trackers tienen conocimiento de lo que los usuarios están intercambiando (este fue también el motivo de la condena de Napster), hecho que no sucede en otras como la mencionada Grokster. Hubo un primer intento por «descentralizar» BitTorrent, protagonizado por la aplicación eXeem, pero con el defecto de contener spyware en su primera versión (aunque luego afirmaron que había sido retirado). Ahora es Azureus con este Azureus 2.3.0.0 el que presenta cierto grado de descentralización, permitiendo cosas como seguir descargando aunque el torrent haya sido eliminado del tracker o este no se encuentre disponible, aunque carece del potente buscador de eXeem (ver lo nuevo de este Azureus 2.3.0.0), pero con la ventaja de ser software libre (GPL), aspecto muy importante en los clientes P2P para que se conozca qué hace realmente. Yo estoy ya mudando de cliente, aunque BitCommet ocupa muchos menos recursos, la verdad es que esta nueva funcionalidad es el primer paso de lo que estaba necesitando BitTorrent para desbancar a eMule.

Actualización: en Slyck detellan este cambio: Azureus lo que hace ahora es implementar el DHT (Distributed Hash Table) de Kademlia.

Cerrados Torrentz.com y UK-Torrents.com

BitTorrentLa MPAA ha comenzado una cruzada y parece que no va a parar hasta extinguir los sitios con torrents. Desde que comenzó su lucha contra el P2P se desmarcó de la RIAA eludiendo ir a por los usuarios finales y eligiendo a los servidores como sus víctimas. En una segunda fase ha comenzado a atacar a las páginas con enlaces a descargas. Si ya fueron conocidos los casos de LokiTorrent y de Suprnova y TorrentBits, ahora le ha tocado a «UK-Torrents.com» y a «Torrentz.com». El caso es que UK-Torrents.com redirige ahora mismo a LokiTorrent y su mensaje amenazante desde la industria del cine: «You Can Click, But You Can”t Hide». Parece que el futuro de BitTorrent como sistema para compartir ficheros se pone bastante complicado al menos para la internet anglosajona. Ante eso quedan dos opciones: cambiar a otro sistema P2P (el mejor candidato sigue siendo acceder a eDonkey con eMule) o apostar por eXeem y confiar en que hayan eliminado realmente su spyware Cydoor como dicen que han hecho.

La industria del cine a por BitTorrent, eDonkey y Direct Connect

emuleEra cuestión de tiempo que la industria del cine siguiese los pasos de la industria musical. Así la MPAA (Motion Picture Association of America) estadounidense ha seguido los pasos de la RIAA en pro de criminalizar el intercambio de ficheros. Eso sí, ha marcado una diferencia clara de estrategia: no ha demandado a los usuarios finales que intercambian contenidos sujetos a derechos, sino a los que gestionan servidores que sirven para conectar a estos usuarios en las redes eDonkey y Direct Connect y los trackers de BitTorrent. La operación es internacional y en Filandia – según cuenta de una manera extremadamente confusa The Register – se han registrado casas y requisado equipos de los 34 colaboradores de un sitio sobre BitTorrent que mantenía un tracker y una comunidad de unos 10000 usuarios. Cuenta el Navegante que la operación también contempla demandas en Estados Unidos, Reino Unido, Francia y Países Bajos. Esto ocurre apenas unos días después de que el supremo norteamericano acepte revisar la sentencia Grokster por la que se exculpaba a este red P2P del uso que de ella hicieran sus usuarios.

Y es que Grokster es completamente descentralizada, motivo por el cual se exculpó a sus responsables de lo que en ella se comparta. Si echamos la vista atrás, Napster fue condenada porque existía un nodo central que tenía indexado lo que compartía cada internauta conectado al servicio. Sin embargo en eDonkey y BitTorrent tienen un papel importante los servidores y trackers, que ponen en contacto a los usuarios que intercambian ficheros, aunque en ningún caso llegan a alojar ningún contenido. BitTorrent y eDonkey no tienen un nodo central como Napster, pero la MPAA traza la analogía con Napster basándose en que los servidores y trackers sí que tienen un listado en cada momentos de lo que se está compartiendo gracias a que ellos ponen en contacto a los usuarios.

Ante esto, sólo comentar que aunque la MPAA pueda ganar los juicios, tanto BitTorrent como eDonkey llevan tiempo estudiando el salto tecnológico hacia redes que prescindan de trackers y servidores, con eXeem y Overnet. Cortan la cabeza a una serpiente y surgen otras más, la vía de la criminalización y la persecución de este tipo de redes siempre choca con una realidad: o se demanda a millones de usuarios o se adapta la industria a la tecnología que permite distribuir contenidos con coste cero. Si consiguen prohibir las redes descentralizadas, cobrarán protagonismo aquellas que encriptan las comunicaciones y ofrecen mayor privacidad y así sucesivamente.

Finalmente, asombro ante este despliegue internacional sólo comparable a los operaciones contra el terrorismo. ¿Cabe preguntar la cantidad de recursos policiales destinados a defensa la propiedad intelectual de un puñado de multinacionales? ¿En serio esto es una amenaza para la sociedad equiparable a otros fenómenos tristemente cotidianos? Perdónenme el puntito demagógico, consecuencias de observar como se salva a las pobres víctimas que son Paramount, Sony-MGM, Warner Bros, Universal, Walt Disney y 20th Century Fox.

Weblogger une a BitTorrent con RSS

Andrew Grumet es un weblogger responsable además del sitio LegalTorrents, donde se publican «torrents», archivos con las instrucciones para que un cliente de la red BitTorrent se descargue un determinado contenido. En los últimos meses ha estado trabajando la integración de este sistema P2P, con la otra tecnología de moda: el RSS. Aunque de momento sólo funciona bajo el agregador de Radio Userland, el matrimonio(ver detalles) de estas dos tecnologías permitirá descargar el contenido publicado en cuanto esté disponible, sin tener que estar presente ni buscarlo explícitamente, mientras se comparte con otros usuarios.

Este contenido podría ser discriminado por búsquedas. Así podría dejar mi agregador alerta por si alguien comparte un contenido de, por ejemplo, mi grupo preferido. En cuanto esté, mi cliente BitTorrent – otra limitación actual es la de trabajar con cliente oficial pero no con los populares Azureus o ABC, se pondrá a descargarlo y, por la filosofía de este sistema P2P, a compartirlo. Cuestiones legales al margen, una mejora muy considerable de cara a los usuarios para acceder a los contenidos de BitTorrent y para la distribución de contenidos. Una razón más para no tener que reparar en costosos servidores para distribuir contenido de gran tamaño a muchos clientes, cuando los propios usuarios se pueden convertir en servidores con redes como BitTorrent.

Es de esperar que el mecanismo evolucione hacia otros agregadores como Bloglines y hacia otros clientes de BitTorrent. Es probable que los sitemas como Tivo sean los que más van a evolucionar tecnológicamente, al permitir a sus usarios compartir mediante la dupla RSS+BitTorrent sus contenidos con otros usuarios.

BitTorrent, P2P y las descargas ilegales

BitTorrentBitTorrent sigue siendo noticia en muchos y variados frentes. Tanto que en una muy interesante entrevista a su creador Bram Cohen, el New York Times (requiere registro) se hace eco de su funcionamiento y de la existencia de sitios como suprnova.org, portal de referencia para este sistema P2P con multitud de descargas de contenido con copyright. De dicha entrevista se extraen dos conclusiones, por un lado la no existencia de anonimato dentro de la red, por otra su validez para uso comercial en la distribución de contenidos que requieran un gran ancho de banda.

De hecho, como Coen afirma, no hay un mecanismo de ocultación de la IP en BitTorrent, como sí existe en otros sistemas de P2P como Mute. Así sería sencillo desarrollar un software que espíe las descargas que está realizando un determinado usuario que se encuentre conectado a la red. Llegando a calificar como estúpido su uso para descargas ilegales, Cohen se desmarca de la cantidad de sitios que ofrecen «torrents» (ficheros con las instrucciones para que un cliente de la red BitTorrent como Azureus o BitCommet se descarguen contenidos) con copyright. Al hilo de este hecho, surgen sitios como LegalTorrents que tienen como premisa el enlazar contenidos de libre distribución.

El éxito de BitTorrent va a llegar por otra vía y es en la distribución de contenidos en banda ancha. Un problema para compartir contenidos como vídeos de gran duración son las exigencias para el que los sirve: un ancho de banda descomunal y una capacidad de procesamiento también muy alta. La idea que detrás de BT es el de una red P2P distribuida en la que es para poder descargar te conviertes a la vez en servidor para otros usurios. Un fichero de gran tamaño se divide en cientos de pequeños fragmentos que se van descargando y en cuanto están en tu equipo, otros usuarios pueden a su vez bajárselos. Se rompe así el problema de redes como Gnutella, en las que el 10% de los usuarios compartían el 90% de los contenidos, existiendo un alto grado de «parasitismo». BitTorrent no es el primero en descentralizar una red P2P, de hecho la red edonkey sigue premisas similares y es anterior, aparte de la propia Gnutella, pero la eficiencia con que funciona le han hecho auparse como una de las tecnologías más potentes a seguir en este 2004.

Sus aplicaciones pueden ser muchas. Desde la distribución de contenidos en una Intranet hasta la difusión gratuita y a nulo coste de grandes ficheros. Distribuciones Linux y el software libre son quienes más están aprovechándolo. Cuando salió FireFox, el servidor de mozilla.org se colapsó durante más de un día, haciendo un milagro su descarga, en BitTorrent en cambio era cuestión de minutos poder bajarlo. Posiblemente en el futuro asistamos a la fusión de esta tecnología P2P con otras como la de sindicación de contenidos mediante RSS o Atom. El futuro del P2P «legal» está en este sistema, para las descargas ilegales, si es lo que se busca, habré que decantarse por otras opciones.

Microsoft obliga a cerrar sitio sobre BitTorrent

Un sitio con torrents viene a ser una página en la que se facilitan enlaces para poder descargar ficheros del sistema P2P BitTorrent, uno de los más populares en los últimos meses. Mucho de ese contenido tiene copyright y por ello, y en virtud de la Dmca, Microsoft ha pedido al hosting en que se albergaba el cierre de Torrentz.com.

La Dmca es una ley estadounidense que marca las pautas a seguir a los distintos agentes como proveedores de Interner o hosting en caso de que la titularidad de los derechos del copyright de un contenido esté en entredicho. Bastante conservadora, es partidaria de un cierre o corte al acceso a contenidos aunque no haya sentencia en firme. Los dueños del sitio han preferido a no enfrentarse a una disputa legal con Microsoft, que ha actuado así debido a la publicación de descargas de contenido realizado por ellos, léase versiones de Windows u Office.

No es la primera vez que Microsoft se enfrente a una página personal con descargas, a finales del años pasado pidieron el cierre de un blog por motivos similares, aspecto al que Google accedió hace poco.

Por un lado se antoja imposible que los dueños de las discográficas puedan controlar e ir amenazando con demandas a todas las páginas, millones, con descargas. Últimamente hay una tendencia a ello, como refleja el reciente cierre por la policía italiana de un sitio con elinks para eMule. Por otro el mecanismo de anunciar las descargas en una página web se ha convertido en peligroso para sus dueños, probablemente Microsoft intente crear temor a poner descargas de su contenido de manera similar a como la RIAA intenta atemorizar a los usuarios que se bajan música. No será la última noticia de este tipo que comentemos.

El P2P del 2004 se llama BitTorrent

Si bien el P2P no atraviesa por su mejor momento después de las demandas de la RIAA, la irrupción de las tiendas de música legal que aún no ha eclosionado en el mercado hispano y la constante amenaza de que se incremente el proceso de criminalización de sus usuarios y webs dedicadas a fomentarlo (recordemos el caso Donkeymania), quedan muchos usuarios en las redes de Kazaa, Soulseek y edonkey. A ellas se suma ahora un nuevo sistema que trae muchas novedades tecnológicas y una velocidad e inmediatez en el comienzo de las descargas que pueden encumbrarlo al podio de estos sistemas.
Me refiero a BitTorrent (BT). Por ese nombre se conoce la red en la que se intercambian los ficheros como el cliente – programa – que utiliza el usuario para descargarlos. El sistema para «engancharse a la red BT» es muy sencillo. Primero descargar e instalar el cliente BitTorrent, este funcionará incrustado en el Internet Explorer. Se activará cuando pulsemos un enlace en una página web con la extensión «.torrent», momento en el que nos preguntará el directorio donde guardar el contenido que queramos descargar. Es por eso que es necesario para descargar contenido ir a una página que contenga links «.torrent» – hay muchas – enlaces que contienen en el nombre la explicación del contenido a descargar.

Así prácticamente se oculta al usuario que está en una red P2P, pareciendo que está realizando descargas directas. No obstante una vez finalizada, se mantendrá abierta la ventana del cliente BT indicando que hemos cambiado de rol. Justo lo que acabamos de descargar ahora lo «subimos» a otro usuario, hecho que sucederá hasta que no haya más peticiones de dicho archivo o cerremos la ventana. Así de fácil.

El cliente BT es software libre. Así han aparecido multitud de otros clientes, de entre los que cabe destacar ABC, que ya no se incrusta en el navegador sino que funciona como una aplicación independiente.

BitTorrent es una red casi totalmente descentralizada, los servidores o Tracker sólo contienen información suficiente para conectar a los distintos usuarios. Estos a su vez juegan un doble rol: por un lado los que descargan o Downloaders y los que proveen o Seeds. Como hemos visto el cambio de rol ocurre al terminar la descarga en el cliente oficial, aunque en otros como en ABC se asemeja más a los «clásicos del P2P» y ambos roles son simultáneos.

Realmente BT es el sistema P2P más rápido que he probado. Para su funcionamiento se hace necesario que los usuarios sigan compartiendo el fichero tras su descarga, aunque el método clásico de dejar el software P2P corriendo mientras haemos otras cosas le ayuda a que se se acceda rápidamente a los archivos. Otro problema es que el acceso a contenidos se hace necesariamente a través de links, estando el buscador de «torrents» (TorrentSearch) aún en pruebas y siendo los resultados de páginas con esta función bastante irregulares.

En definitiva, si eres aficionado al P2P, estás tardando en probar este sorprendente sistema.