Bélgica obliga a un proveedor de internet a filtrar el P2P

Los proveedores de internet como eslabón débil en la cadena que hace a internet ese extraordinario medio de publicación y comunicación. Por un lado tenemos sus ansias de inclinar la red a favor del mejor postor en su lucha contra la neutralidad de la red y por otro el papel que, por ejemplo, se les ha otorgado en Bélgica (GurúsBlog). Un tribunal belga ha obligado a un ISP de este país (SA Scarlet, antiguo Tiscali), a filtrar con la tecnología de Audible Magic el intercambio de archivos que realizan sus usuarios.

Interesante es la justificación de los belgas para esta medida y que comenta Andy Ramos. Se trata de la revocación de la exención de responsabilidad de los proveedores de internet. Dice el tribunal que el uso de una tecnología de filtración no constituyen una obligación de vigilar, sino de utilizar medidas que impidan la comisión de un hecho ilícito y que, al no procesar información personal sino sólo bloquear actividades ilícitas, no atenta contra la privacidad de los usuarios y el secreto de sus comunicaciones. Aunque nos pueda quedar algo lejas, no hay que olvidar que en Bélgica «implementan» los mismas directivas europeas que en España y que, probablemente, este ejemplo sea enarbolado pronto por las organizaciones «pro control y censura de internet» en nuestro país.

Claro que hay redes con ofuscación o cifrado que permiten pasar por encima de Audible Magic, además de muchos nuevos mecanismos para descargar y compartir archivos, pero lo importante es el pedazo de terreno ganado por la industria del disco. Se trata del comienzo de responsabilizar a los proveedores de internet de los contenidos que se comparten por sus redes, algo a los que algunos como AT&T están más que dispuestos. Y claro que se menoscaba el derecho a la libertad de expresión en tanto en cuanto la tecnología utilizada, Audible Magic, puede dar falsos positivos. Pero lo más grave es que se perjudica a los autores que están a favor del intercambio de ficheros como forma de promoción de su música a pesar de estar con una discográfica «tradicional». Quedan privados de este medio de darse a conocer, algo con lo que cuentan las discográficas para señalarles que las siguen necesitando.

Soapbox abierto con filtro CopySense

soapboxSoapbox, el Youtube de Microsoft, vuelve a estar en abierto tras varios meses en cuarentena. El motivo de que cerrase era incorporar la tecnología CopySense de Audible Magic, que ya utilizó iMesh, y que pretende ser un filtro para evitar que se puedan subir contenidos con copyright. La idea con este tipo de filtros es automatizar la eliminación de contenidos con copyright en las plataformas para compartir vídeos, algo que Microsoft necesita tanto para evitar las demandas como para seguir siendo socio de la NBC o News Corp en la distribución de vídeos, y que el propio Youtube está intentando añadir desde hace tiempo.

Por un lado soy muy escéptico respecto a la efectividad del CopySense de Audible Magic y tecnologías análogas. Soapbox a día de hoy parece sólo relleno con vídeos creados por usuarios, pero no sé hasta que punto es por aplicación de CopySense o por borrado a mano durante los meses de cierre (la información está en News.com). Cuando los usuarios empiecen de nuevo a alojar vídeos, sabremos si este filtro es realmente efectivo.

Por otro lado, ojo con Soapbox, va realmente bien, tiene algunas características bastante interesantes y cuando se integre con los Spaces y con Live Messenger va a tener una comunidad de usuarios muy potente.

Sitio oficial: Soapbox.

iMesh se prepara para ser de pago

KazaaLlegan los tiempos de los sistemas P2P bendecidos por las discográficas. Por un lado tendremos a redes cuyo funcionamiento exigirá un desembolso a los usuarios por canción descargada como se anunció que sería MashBox de Sony y Grokster. Por otro tendremos aquellas que establecerán un filtro para identificar las canciones con copyright, impidiendo su intercambio. En este segundo grupo entra iMesh, sistema P2P israelí que hace seis meses llegó a acuerdo con la RIAA para el cese de demandas a cambio de transformar iMesh en una nueva red y compensar a las discográficas con 4,1 millones de dólares. iMesh es uno de los clásicos del P2P, contemporáneo de Napster y con abundante spyware (existe una versión que se anuncia sin él, iMesh Light 5). Pues bien, parece que la transformación de iMesh en una red con filtro de canciones es inminente (ZdNet). Incorporará para ello la tecnología Audible Magic y además afirman que se librarán del spyware con que venía equipado su cliente. Lo que no queda nada claro es como van a financiar la red, imagino que con publicidad estática que no requiera extraer información confidencial del usuario.

Se podría pensar que este es un hecho menor, que qué más da que iMesh se transforme el gusto de la RIAA si uno tampoco está dispuesto a utilizar un software P2P lleno de spyware y existen alternativas (Soulseek, BitTorrent, eMule). Pero el asunto, de funcionar, puede servir a la RIAA en su batalla judicial como argumento de que es posible para las redes de intercambio de ficheros filtrar aquellas ocn copyright, tal como sostienen en el juicio contra Kazaa en Australia. Dentro de unas semanas, nuevo iMesh sobre la mesa.

Problemas para el intercambio de ficheros con copyright

Se avecinan nuevas batallas alrededor del fenómeno P2P tipo Soulseek, Kazaa o Morpheus. Una compañía llamada Audible Magic asegura haber desarrollado un software capaz de identificar automáticamente los ficheros que contienen música con copyright en redes P2P. Este software, aunque todavía se encuentra en fase de pruebas, ha conseguido que la RIAA ponga sus ojos en él gracias a los primeros resultados . Por un lado, la legalidad de estas redes se basa forzosamente de ser una herramienta que no conoce el contenido de lo intercambiado. De hecho la desaparición del original Napster estuvo motivada por la existencia de información en sus servidores de los ficheros compartidos por los usuarios de su red. Los responsables de Kazaa siempre han sostenido la imposibilidad de instalar filtros que impidan los intercambios de material con copyright. Ahora si este software se revela como lo que promete, la cosa cambia.

Las discográficas tardarán poco en exigir que se añada a las redes P2P. Queda un margen dedicado a la privacidad del usuario. Aunque el mecanismo por el que el software de Audible Magic se insertaría en la red aún no está claro, en principio para cortar una conexión tanto de descarga como de subida concreta, hay que detectar que usuario particular la está haciendo. Y, claro, eso es fisgonear qué contenidos está compartiendo o bajando.

Fuente: News.com