Blockbuster y los set-top boxes cerrados

slingcatcherBlockbuster estaría preparando un set-top box a través del cual ofrecer su servicio de alquiler por streaming. La idea es vender el decodificador de televisión (al menos esa es la traducción que ofrece Wikipedia de «set-top box»), siguiendo el camino que la mayoría de los servicios de venta de contenidos están siguiendo: intentar estar lo más cerca posible de «la tele del salón».

El problema es que muchas de estas aproximaciones – y la de Blockbuster promete seguir dicha senda – se plasman en set-top boxes cerrados, ligados a un único operador y sin permitir el acceso a otras plataformas de contenidos. Desde el Apple Tv hasta los planes de Joost hay bastantes propuestas de decodificador que promete llevar el vídeo online al salón… pero son una trampa para el usuario, su objetivo es replicar el modelo de televisiones tipo Digital o Imagenio a través de aparatos cerrados que atan a un único proveedor. Por contra, otros actores del sector están haciendo una aproximación completamente diferente; es el caso de Netflix, que apuesta por llegar a acuerdos con diversas plataformas (Paid Content).

Los media center, las consolas (XBox por ejemplo), Mediaroom, los set-top boxes (los hay incluso más abiertos, como SlingCatcher)… la competición por quien se sitúa junto al televisor del salón va a ser encarnizada y promete un premio suculento, ser el perfecto trampolín para la venta de contenidos por streaming. Por suerte estamos asistiendo a como se forma un mercado muy fragmentado y en el que no hay un actor dominante (aunque las consolas son quienes mejor están colocadas). Siendo así, la competencia está en quien crea un set-top box más atractivo para el usuario y no quien explota una situación de monopolio, por lo que propuestas que aten a un único proveedor y no den libertad al usuario para acceder a los contenidos que le venga en gana (incluidos los que descargue y tenga en su equipo) no tienen visos de llegar muy lejos.

Microsoft Mediaroom y el interfaz entre los vídeos y el usuario

Microsoft Mediaroom

La pugna por ser el interfaz entre la televisión, el cine y los vídeos creados por los usuarios y los espectadores, es el objetivo final de varias empresas que entienden que quien impone la tecnología para visualizar, conseguirá adicionalmente el negocio de la venta de contenidos. Es la historia del iPod y su lock-in con iTunes, que Apple intenta repetir con Apple TV con idéntica estrategia cerrada: un dispositivo cool que reproduce contenidos de iTunes.

Pero en esta lucha hay varios actores ya establecidos y con un fuerte potencial. Uno de ellos es Microsoft, que cuenta con Xbox en el salón y vendiendo contenido de alta definición y una plataforma de IPTV que tenía planeado utilizar Ya.com antes de la compra por parte de Orange. Es en este segundo frente donde ha anunciado novedades: rebautiza la plataforma como Microsoft Mediaroom y, entre otras cosas, permite desarrollos de terceros encima de ella y traer contenidos almacenados en el PC (eso sí, sólo fotos y música, nada de vídeo, véase su nota de prensa, vía PaidContent). De momento, sin integración con Windows Live TV.

Pero al margen de estos dos y las ya establecidas plataformas de IPTV como Imagenio, tenemos algunos movimientos interesantes. Está Joost y sus planteamientos de entrar en el salón, propuestas más abiertas como SlingCatcher que permiten acceder a todos los contenidos que tengamos en el PC y los PVR del tipo TiVO. Eso, sin olvidarnos de los que tienen gran cantidad de contenidos y pueden buscar alianzas beneficiosas para su propio modelo de negocios (como Youtube con vídeos con publicidad).

Por supuesto a uno le gustan mucho más las propuestas abiertas que plataformas como Microsoft Mediaroom armadas con DRM hasta los dientes o Apple TV, que a eso añade el estar cerrado a cal y canto. Joost replica el modelo de televisión tradicional mediante otras tecnologías y las plataformas tradicionales ya sabemos que pueden acabar ofreciendo. Personalmente creo que en el salón voy a poner un Woxter o un media center fabricado en casa que sea neutro a la hora de «obligarme» a escoger el sitio de donde obtengo los vídeos, pero es probable que muchos proveedores de televisión apuesten por Mediaroom o similar, utilizando la XBox como descodificador. De hecho, la consola podría erigirse en uno los movimientos estratégicos más importantes de los últimos años de Microsoft.