Sistemas operativos móviles alternativos: enseñadnos la pasta

Esta semana tocó debate con Javier Pastor sobre si «hay opciones para otros sistemas operativos móviles que no sean Android o iOs«. Hacemos juntos un repaso a los candidatos a la lista (Windows, Tizen, Ubuntu, Blackberry, Firefox y de alguna manera Amazon y Cyanogen), los fabricantes, su cuota actual, la experiencia que a día de hoy son capaces de ofrecer… y qué posibilidades tienen.

Mi punto es que si alguna quiere tener posibilidades nos tiene que «enseñar la pasta». Se trata no ya de alcanzar una experiencia de usuario notable y tener fabricantes detrás que lo apoyen (que algunas lo tienen), sino de como construir la pila de valor (navegador, mapas, juegos, apps de fotografía, ofimática, social, etc…) que se ha ido creando sobre iOs y Android durante estos últimos años. Y para eso, a falta del atractivo de tener mucha cuota para desarrolladores, necesitan mucho dinero para hacerlo ellos mismos o para comprar tiempo y recursos de creadores de software externos.

Blackberry Passport

Si Tizen va en serio lo sabremos en 2015

Z1 Samsung Tizen

Habemus Z1, primer móvil de Samsung con Tizen, barato y para el mercado indio. En los últimos meses los coreanos han desplegado Tizen en varias categorías, en la tele, las cámaras y el reloj, pero la clave estaba si se habían rendido en el móvil….

Y no, no se han rendido. Uno que es escéptico con las posibilidades de una plataforma que no sea Android o iOs (con algo de margen para Windows, pero poco más), reconoce que el último movimiento es lo que Tizen necesitaba, poder ejecutar aplicaciones Android:

Ahora hemos podido conocer como WhatsApp podrá llegar al Z1. Gracias al Application Compatibility Layer de Open Mobile los usuarios que se hagan con un smartphone Tizen podrán instalarse tanto la famosa aplicación de mensajería instantánea como otras muchas aplicaciones diseñadas para Android.

Claro que no tendrán los servicios de Google, ni Google Play ni compatibilidad con las aplicaciones que se integran con Google Play Services. Al final lo que tendrán será acceso a lo que hay en la tienda Galaxy, que no es trivial… pero tampoco tan competitivo como el Android de Google. En última instancia, si Tizen va en serio lo sabremos en 2015: dinero encima de la mesa para crear la pila de valor que hay sobre Android, algo de lo que está muy muy lejos todavía.

Actualización: en Samsung Tomorrow acaban de publicar «Tizen in the Big Picture»

Android: la tele no es el móvil

LG con Google TV

Que la tele no es el móvil es algo que Google ha aprendido con los años, primero en la experiencia buscada y valor añadido por la parte smart que se llevó por delante el experimento Google Tv, y ahora en la postura de los fabricantes que han decidido que necesitan menos a Android en el televisor que en el teléfono.

En Los fabricantes no quieren un Android tan fuerte en la tele como en el móvil nos dan la foto. Sony y Philips sí que parece que van a entrar por la solución de Google, mientras que LG, Samsung y Panasonic se quedarán con WebOS, Tizen y Firefox respectivamente:

La acogida de Android TV ha sido, más que fría, helada. Los anteriores experimentos de Google en este segmento no juegan a su favor, pero tampoco lo hace el hecho de que durante ese lanzamiento tampoco se vieran claras las ventajas de esta nueva plataforma de Google. O no nos las supieron vender, o no las entendimos entonces.
Seis meses después las cosas no son muy distintas. Muy pocos son los fabricantes que han decidido apostar por Android TV en sus televisores o set-top-boxes, y en este CES hemos visto propuestas como las de Sony y sus televisores ultradelgados, y una singular oferta de Razer, que vuelve al terreno de las «miniconsolas» Android con Forge TV, que a ese apartado le suma el hecho de utilizar también Android TV como plataforma de funcionamiento.
En Google parecen haber querido tratar de maquillar la escasez de anuncios de una plataforma que está teniendo una acogida demasiado tímida con uno de esos típicos anuncios de «mucho ruido y pocas nueces». En el blog oficial de Android los responsables de Android TV nos explicaban que en realidad nos esperaba un año vertiginoso con productos de Sony (ya desvelados), Sharp, Huawei (que lanzará un set-top-box) y TP Vision, la subsidiaria de Philips dedicada a este segmento.

ARM: El smartphone de 20 dólares es posible

móvil arm 20 dólares

En AnandTech:

ARM cree el suelo para un smartphone de entrada con Android es de 20 dólares y que vamos a ver los primeros dispositivos a la venta en ese precio en los próximos meses

Ya hemos visto propuestas en ese entorno con Firefox OS (sobre ello escribí «El maravilloso reto del móvil de 25 dólares«), pero el llevar a Android a este nivel de entrada es sin duda una noticia fantástica.

Eso sí, sigo apostando que la barrera para una experiencia suficientemente buena estará este año en los 100 dólares.

Donde dije Google TV, digo Android TV

Android TV

Por aquí seguimos mucho el proyecto de Google TV, que conceptualmente nunca me convenció (buscar no es para la tele) y que fracasó en gran medida porque el modelo que proponía a los fabricantes era bastante peor que adoptar Android y personalizarlo.

Parece que Google ha tomado nota y que para el próximo I/O está cocinando «Android TV», filtrado por Verge y comentado en Giga OM.

Cosas que me suenan bien: diseño muy simple (la televisión no es para la complejidad, para buscar ni teclear) y enfoque absoluto hacia el consumo de contenidos (la tele no es para la interactividad). En todo caso la duda como atraer a los fabricantes (de las teles, Roku y similares) o si apuesta por su propio set-top box (competidor curiosamente no sólo de Apple TV, también de Chromecast) y en general cómo negocio con Netflix y compañía cuando también quiere ser un proveedor de contenidos con Google Play (Giga Om apunta a un control muy fuerte de la experiencia, incluyendo recomendaciones)

En todo caso me suena mucho mejor que la mayoría de las propuestas porque apunta a lo que uno mismo «exigía» hace más de un año: no hay «smart tv» sin integración de contenidos

Google quiere que sepas que tienes un Android, no sólo «un Galaxy»

powered by android

Lo cuentan en Android Police y Geek.com:

Google quiere que los fabricantes usen Android en sus productos y no tiene ningún problema con ellos personalicen el software todo lo que quieran, siempre y cuando se adhieran a algunas reglas básicas. De cara al futuro, mencionar explícitamente que sus dispositivos están equipados con Android será uno de ellos. ¿Cómo? Colocando las palabras «powered by Android» en la parte inferior de las pantallas de inicio.

En definitiva, Google quiere que sepas que tienes un Android, no sólo «un Galaxy»

El arte de seleccionar con lo que te interrumpo en la muñeca

Android Wear

En Así es Android Wear:

En este “Stream del contexto” recibiremos todas las notificaciones que nos lleguen a nuestro dispositivo Android y las aplicaciones nos podrán sugerir tarjetas con información que nos podrían ser muy prácticas en ese momento. Por ejemplo, además de las notificaciones de mensajes y llamadas, Google Now nos mostrará sus tarjetas del tiempo, resultados deportivos, vuelos y cía, y una aplicación deportiva podrá mostrarnos las calorías que hemos consumido, entre otros ejemplos.

Android Wear puede ser la cristalización de muchos de los temas que hemos venido hablando estos años sobre Google Now: cuando el descubrimiento y el contexto importan más que las búsquedas, en el producto de Google más importante en muchos años.

De entrada me suena bien, tras haber probado algunos relojes y pulseras mi impresión es que seleccionar con lo que se interrumpe en la muñeca no es tan fácil como enchufar las notificaciones: hay que conseguir un equilibrio entre sugerir lo que a priori se entiende que tiene valor para el usuario y lo que éste quiere configurar.

Rompiendo una lanza por Android en la gama alta de tablets

Samsung galaxy note 10.1 xataka

Ayer publiqué en Xataka un análisis del Samsung Galaxy Note 10.1 2014 Edition, el máximo exponente de una de las gamas que más me lleva gustando los últimos años como es la Note de Samsung.

Y el haberlo tenido varias semanas me ha servido para acabar rompiendo una lanza por Android en la gama alta de tablets, donde de momento están teniendo muy poco recorrido consiguiendo crecer compitiendo por precio. El mayor handicap sigue siendo la ausencia de optimización para tablets de la mayoría de aplicaciones, pero en lo que se refiere al sistema y el hardware (tenemos esta Note, la Xperia de Sony, la Pro de Toshiba), Android está preparado para competir.

A vueltas con «Android abierto» y la definición de sistema operativo

Nexus 4 de Google

En los últimos días se ha reavivado el debate sobre si «Android es abierto / libre», algo que sucede cada pocos meses con el ánimo de señalar esta característica como una estrategia de marketing de Google muchas veces.

En esta ocasión tenemos la tesis defendida desde Ars Technica de que «nadie puede hacer un fork de Android» y la noticia de WSJ del acuerdo al que obliga Google a quienes quieran vender un teléfono Android con su tienda de aplicaciones, en el que obligan a llevarse todo el lote de capa de apps y servicios de Google.

El caso es que, por mucho ruido que se genere, nada de esto es nuevo. El artículo de Ars tiene una buena contestación en sus propios comentarios por una desarrolladora de Google y que nos lleva a recordar que la capa de servicios y de aplicaciones no es el sistema operativo. Sobre Android se puede hacer un fork porque su licencia lo permite, con las aplicaciones y servicios de Google, no. De hecho en China es la norma habitual.

De esto hablamos en 2010 cuando decíamos que Android es abierto y libre, el móvil que compras, no. ¿Quieres montar un teléfono Android sin Google? Es factible, pero esa capa software y de servicios si la quieres ofrecer la tienes que conseguir por otro lado. En ello está, por ejemplo, Amazon.

La parte de hacer un paquete indivisible entre la tienda y el resto de aplicaciones y servicios puede ser una práctica discutible, como parece estar estudiando la Unión Europea, pero no es comparable al caso «Microsoft integrando Internet Explorer en Windows». Y no lo es porque nadie podía coger Windows y distribuirlo sin Internet Explorer, algo que sí que se puede hacer con Android.

Lo dicho, esta cantinela es repetida y una otra vez pero las más de las veces parte de una confusión sobre qué es un sistema operativo y qué es la capa superior. Android es tan libre como su licencia Apache indica. Todo lo que añade Google por encima, no lo es.

Relacionado: Los fabricantes no quieren Google en la tele, quieren Android