Amazon y la posición dominante

Jeff Bezos

Parece que ya tenemos sobre la mesa el primer caso en el que la posición dominante de Amazon en la venta de libros en Estados Unidos se podría estar haciendo patente. En Bits:

En un esfuerzo para ejercer presión sobre Hachette, Amazon comenzó a eliminar los botones de «preorder» en muchos títulos de Hachette. También ha subido el precio de repente en algunos libros de Hachette y ha cambiado su diseño de página para recomendar en un lugar destacado otros títulos. Estos movimientos siguen semanas de tácticas cada vez más duras. Entre otros movimientos de castigo de clientes, los tiempos de envío para los títulos de Hachette han pasado desde unos pocos días a semanas.

De fondo las negociaciones con Hachette. Siendo estas privadas resulta difícil tomar partido, pero en todo caso Amazon haría bien si explica públicamente cómo son y, además, deja de castigar a los clientes para negociar con un proveedor. Porque esto último es lo que más invita a pensar en que, si consiguen aumentando su posición dominante, el efecto para los usuarios será de peores condiciones y peor experiencia.

PS: por cierto, un punto a reflexionar para Hachette respecto a Kindle es replantearse cuánto les perjudica publicar con DRM.

Relacionado: Jeff Bezos: “Pequeños libreros y editores, quejarse no es una estrategia”

Tony Soprano en Amazon Prime y el streaming insostenible

Tony Soprano

Amazon ha conseguido para su servicio de streaming por suscripción – Prime Instant Video – varias joyas de HBO, desde Los Soprano hasta otras series que no son la mejor de la historia (como sí es la de Tony y compañía) pero que siguen siendo geniales (The Wire, A seis metros bajo tierra…).

En Twitter el debate que hemos tenido algunos gira en torno a la sostenibilidad. Amazon invierte y pierde pasta con Prime (práctica habitual, con Kindle y el libro electrónico ya lo hacían), lo que lleva a plantear dos hipótesis de cara a futuro: Prime Instant Video es una apuesta con la que no buscan ganar dinero sino que es un medio para generar ingresos de otra forma (fidelizar para aumentar ventas del comercio electrónico, por ejemplo) o sí que quieren que sean un negocio a futuro pero aprietan invirtiendo ahora para crecer rápido y, de paso, ahogar a la competencia que como Netflix ahora se ve sin las series de HBO porque no puede pagar esa factura.

En el primer caso la expectativa para los usuarios es que de mantenimiento de precio o de ligera subida como hicieron hace poco, pero es una noticia bastante negativa para los actores puros del streaming como puede ser Netflix o incluso los Filmin o Wuaki (estos con el matiz de que tienen a Rakuten y podrían replicar con la misma estrategia); en el segundo caso habrá un momento en que financieramente quieran parar una sangría que no se puede sostener de forma indefinida, eso llevaría a precios más altos o menos calidad de catálogo sí o sí, amén de que si aguantan lo suficiente sí que habría sitio para actores puros del streaming.

En todo caso el enfoque se parece mucho al que tienen con el libro electrónico. Experiencia completa desde el cliente con el que se reproduce el contenido hasta la venta (su Amazon TV) cuidada, el catálogo más completo y competitivo en precio del mercado y, al final, dudas sobre si al final del camino hay una puerta abierta al monopolio.

Relacionado: ¿Hasta cuándo necesitará HBO a los intermediarios?

Amazon Fire TV, un nuevo invitado al salón de casa

Amazon Fire TV

Habemus Amazon Fire TV y con él Amazon entra de lleno en una batalla que llevamos años contando: la de ser el dispositivo más cercano a la pantalla del salón y, con ello, la puerta a un gran negocio de contenidos.

La discusión con Fire Tv y sus competidores no es tanto tecnológica – por debajo anda el Android modificado por Amazon – sino de contenidos. Disponer de Prime y además sumar el acceso a Prime y la mayoría de proveedores que funcionan sobre Android es una gran ventaja de entrada, a lo que hay que sumar la integración con los juegos de esa plataforma con lo que la apuesta es doble.

Tengo mis dudas sobre esas simpáticas consolas Android, pero la jugada de Amazon de unirlas a un dispositivo con una buena experiencia de contenidos online y con su oferta propia es mucho más potente que la de las Ouya de turno.

En España de momento no se le espera, después de todo aquí parecen haberse enfriado sus planes de servicio de vídeo, ya sea porque están viendo los resultados de venta de ebooks y anden dudando del mercado digital, ya sea porque las negociaciones de derechos estén siendo complicadas. Pero mientras Wuaki sigue creciendo…

Chromecast en España, Amazon al acecho

Chromecast

Ya tenemos Chromecast en España, por 35 euros se puede conseguir en Google Play y algunas tiendas físicas (dicen que lo tendrán Fnac y MEdia Markt), aunque yo lo he comprado en Amazon al mismo precio aprovechando la tarifa plana de gastos de envío.

Entro dentro del perfil «no estoy al 100% de que me vaya a valer, pero por la escasa barrera de entrada me voy a animar a probar». En unos días sabré si Chromecast es para mí o para mí en los viajes o en ningún caso… aunque el hecho de que la salida haya sido un tanto precipitada y no haya ni una aplicación / servicio de contenidos local preparado (ni Wuaki, ni Filmin…) no es empezar con buen pie.

En el horizonte el escenario competitivo de otros muchos que están viendo en el formato «dongle HDMI» de Chromecast y su sencillez la vía para ser la puerta de contenidos de internet a la tele. Roku ya lo ha hecho, pero sobre todo la posibilidad de que lo haga Amazon con un concepto más amplio reafirma que Chromecast ha abierto camino.

Y el mejor lector de libros electrónicos sigue siendo…

Kindle PaperWhite 2013

Kindle Paperwhite. Hoy publico el análisis en Xataka de la nueva versión 2013 y, a pesar de que no hay cambios de calado, sí que hay una mejora incremental que lo afianza como mejor lector de libros electrónicos.

Donde más he notado el cambio son en pequeños detalles de usabilidad que mejoran la experiencia de lectura: la posibilidad de saltar a otras partes del texto sin perder el punto de lectura o la mejor integración del diccionario son dos ejemplos. En el hardware, la pantalla sigue siendo magnífica (salva el pequeño problema de distribución no uniforme de la luz de la versión anterior) y, aunque Amazon habla de mejoras, me ha resultado complicado notar el aumento de fluidez puesto que el Kindle Paperwhite original ya carecía de «lags».

El estrecho espacio para la competencia en el libro electrónico

La excelencia de Amazon con Kindle nos devuelve al debate de la competencia en el libro electrónico. Recientemente Casa del libro y El Corte Inglés firmaban una alianza para compartir plataforma Tagus de los primeros. Es un buen paso para enfocarse en ofrecer una buena experiencia, pero acaba 2013 y sigo manteniendo dos elementos clave en este debate: quien no haga “hierro” no va a liderar el libro electrónico (el diseño y desarrollo de dispositivos debería pasar a ser clave para ECI y Casa del Libro) y la categoría oscila entre monopolio y oligopolio, algo que esta alianza reafirma.

El Paperwhite está en Amazon a 129 euros la versión Wifi y es, creo que con bastante claridad, la mejor opción en calidad/precio del sector.

Jeff Bezos: «Pequeños libreros y editores, quejarse no es una estrategia»

Jeff Bezos

Jeff Bezos, tal como lo cita ATD cuando le preguntan por las pequeñas compañías a las que la estrategia de margen diminuto de Amazon les deja sin poder competir:

Internet está provocando una disrupción en cada industria de medios, Charlie. Ya sabes, la gente puede quejarse de eso, pero quejarse no es una estrategia. Amazon no se está llevando la venta de libros, el futuro se está llevando la venta de libros.

El caso es que, por duro que suene, yendo a un mercado online donde aplican las economías de escala, tiene razón. Otro escenario es en el que editores y libreros consigan que se legisle a su favor, como con el precio fijo del libro.

En todo caso anotaría que hay muchos actores que no sólo están en la queja sino que están creando el futuro de las librerías.

«Los chicos de dieciocho años ya no leen»

Jorge Herralde Jowdown

Muy interesante la entrevista a Jorge Herralde, un hombre al que siempre estaré muy agradecido como editor de Bolaño (que inevitablemente revolotea en la conversación). Sobre libro de papel, digital, modelos de negocio, etc… hace varios apuntes que creo que reflejan a las claras la posición de los grandes viejos editores del siglo XX:

¿Electrónico o de papel? Es un planteamiento que para mí no existe: libro de papel. Como profesional estamos desde el primer día en Libranda. Todas las novedades de los últimos años salen simultáneamente en libro electrónico, también un buen número de reediciones, pero con resultados mediocres…

…como hipótesis personal sin ninguna base científica, pero sí con muchos ejemplos que me han comentado, es que una mayoría de los chicos de dieciocho años, que son los lectores naturales del libro de bolsillo, ya no leen, sino que se entretienen con sus cacharritos y así pasan las horas. Esto explicaría la caída mundial del libro de bolsillo. El libro de bolsillo que era fundamental para muchas editoriales, como Random House, ha dado un bajón estrepitoso. Esto es porque sus lectores naturales han desertado…

Amazon está destruyendo el tejido librero y editorial. En la Europa continental aún tenemos la fortuna de haber peleado por el precio fijo. Esto no lo pueden sortear, pero inventan cosas, como entregarlo gratis a las veinticuatro horas

Creo que el señor Herralde tiene en su discurso varias de las claves del futuro: el libro no compite en un mercado aislado, lo hace con otras muchas formas de ocio y disfrute de la cultura (que llegan en esos cacharritos, que en parte se utiliza para leer contenidos gratuitos online que roban tiempo de consumo al libro) y lo que se supone que protege al status quo de editoriales y librerías (el precio fijo) les impide competir en el nuevo escenario. Y esto, quizás, no tenga remedio.

Como comentamos cuando el desastre de Libranda, no cabe esperar la permanencia de los mismos procesos, los mismos actores, el mismo negocio y los mismos márgenes con bits que con átomos.

Sé que no lo va a leer, pero siempre estaré agradecido al señor Herralde por haber podido vivir lo que cuento en Los detectives salvajes en el Kindle

Fotografía: Alberto Gamazo

Amazon y datos en la producción de televisión

betas-amazon

En The Verge:

Cuando Amazon decidió apostar por el contenido original tenía sentido aprovechar la gran cantidad de personas que visitan Amazon.com, así como Imdb. «Pensamos que claramente debemos implicar a los clientes en el proceso, y, básicamente, desarrollar con ellos y pedirles opinión», dice. Eso significaba solicitar la retroalimentación del usuario en sus pilotos, y cuando Betas apareció a principios de este año, sus creadores se vieron en la posición única de ver a internet reaccionar en tiempo real, a sabiendas de que el destino de su show podría pender de un hilo.

Relacionado: El guión de esa película que te gusta lo cambió un análisis de datos

El liderazgo de Amazon en cloud computing frente a IBM, Microsoft, Google y Salesforce

Amazon cloud computing

Poco que añadir a la estimación del mercado de cloud computing que hace Synergy. Amazon no sólo ingresa más que IBM, Microsoft, Google y Salesforce sino que su cuota va en aumento en el mercado IAAS y PAAS.

De momento el crecimiento rápido de Microsoft Azure que esperaba no se está produciendo, manteniéndose la ventaja competitiva del pionero: hay mucho conocimiento alrededor de la nube de Amazon, un gran producto que retiene clientes y una estrategia clara para llegar a la plataforma desde dar infraestructura a partir de las necesidades de los clientes y no al revés.