Menos asimetría de la información y el cerrajero en internet

fontanero

Hace unos días me interesó mucho una pieza sobre «El fin de la asimetría de la información» y cómo los cambios legislativos (uso del cuentakilómetros) y tecnológicos (la solución que lo posibilita, por ejemplo, o el desarrollo de mejor «inteligencia artificial») están impulsándolo.

A la vez el sector de los «marketplaces» de servicios profesionales tipo «el fontanero o cerrajero que necesito en casa» se está calentando con la entrada de Amazon y la plausible de Google.

Llevo usando uno de estos servicios, Etece, y en parte he valorado mucho la disminución de la asimetría de la información con el sistema de reputación: ahora es más fácil saber el histórico del profesional en cuestión y si no lo tiene, sospechar; por otro está el tema del precio, que en Etece es «por subasta»: pongo mi tarea y un precio que estoy dispuesto a pagar por ella, que puede ser igual, mayor o – como suele hacerse – menor que el que sistema apunta como habitual para la tipología de trabajo. Los interesados en hacerlo al precio marcado, se ofrecen y uno elige entre ellos.

Se articule el «marketplace» bajo esa lógica o bajo la del precio fijo por tarea (que es la que menos me gusta, no permite competir a los que todavía no tienen reputación) o precio fijo por ofertante (un fontanero pone su precio y es lo que hay), estas plataformas me interesan mucho en tanto en cuanto introducen una fuerte eficiencia en la economía: en muchos casos el cliente se sentía prisionero al contratar un servicio así, perdido sin garantía de la calidad del proveedor y asumiendo un precio alto por la dificultad de comparar.

Supongo que es inevitable que poco a poco muchos sectores vayan cada vez a este modelo en el que el cliente gana poder en la relación al tener mucha más información y competencia a su alcance. Es probable que los profesionales que antes entren a este modelo tengan mucho que ganar: más trabajo al recoger la demanda que busca en internet y una reputación construida antes de que llegue la gran masa, pero también que a la larga esta eficiencia será un techo para los márgenes de toda la categoría.

El sector editorial seguirá igual, de momento

Kindle paperwhite

Amazon y Hachette firman meses después un acuerdo, lo cuentan en GigaOm:

Hachette tendrá la responsabilidad de establecer los precios al consumidor de sus libros electrónicos, y también se beneficiará de mejores condiciones cuando ofrezca precios más bajos para los lectores. Amazon y Hachette reanudarán de inmediato el comercio normal y los libros de Hachette tendrán un lugar destacado en las promociones.

Amazon cede en lo más importante – quien pone el precio, no logrando obligar a la editorial a bajarlos – y a la vez concede incentivos extra para que Hachette cuando quiera baje los precios hacia donde quería la tienda de Bezos.

El resumen parece claro, Amazon ha perdido el asalto en lo que tenía tintes de abuso de posición dominante por el empleo de la táctica de castigo (al usuario, a la editorial y a los escritores) para forzar el acuerdo… pero dudo mucho de que este sea el final de la guerra.

Apostaría a que volveremos a ver esta disputa en los próximos años, quien sabe si Amazon en una posición más fuerte y con un colectivo de escritores quizás menos identificado con el sector editorial que, de momento, seguirá igual.

Riesgos y competidores de Google como buscador

google-news-gaza2

Hace unos días, al hilo del artículo de Thiel, surgió el recurrente debate de si «Google es un monopolio» y de la enorme barrera de entrada que existe para entrar en el sector de los buscadores. Ha sido interesante leer a Schmidt que, entre otras cosas, afirma que el mayor competidor para ellos no es Bing sino Amazon.

El peligro para Google no es que surja un buscador mejor – algo que parece muy muy improbable y si sucede se darían toda la prisa del mundo en comprarlo – sino que en su mercado real (el de la publicidad encaminada a la conversión) aparezcan alternativas más eficaces o que, directamente, el usuario sustituya la búsqueda por otras herramientas y hábitos.

Esta es la foto que pintan en BI, el patrón de la web móvil no es tan beneficioso para Google a pesar de tener Android y, retomando el tema de Amazon, si en la cabeza del usuario se queda que una tienda que le da seguridad por su marca y experiencia casi siempre tiene el mejor precio… muchas de esas búsquedas de productos que tantos ingresos dan a Google, dejan de hacerse.

Concluir que la situación de Google es inamovible porque hace una década que nadie le tose en búsquedas, por tanto, es mucho decir.

Relacionado: Amazon en el camino de Google

Adiós Pricenoia

En su blog este viejo rockero (hablamos de él en ¡2004) dice adiós a su sistema de comparación de precios de los distintos sites de Amazon:

Mirando el panorama con perspectiva, esto es una confirmación más de que no es una idea acertada atarse a un ecosistema único, depende de una sóla empresa, sólo tienen que cambiar sus criterios y estás muerto .. sin derecho a replicar o argumentar nada .

Amazon sólo ha tenido que sacarles de su programa de afiliados y fin, se quedan sin ingresos.

Amazon en el camino de Google

Jeff Bezos

En Qz, «Amazon está yendo agresivamente a por el negocio de Google»:

Pero lo que hace de Google y Amazon tan buenos rivales es que ambos han demostrado que están dispuestos a invertir fuertemente para convertirse en las grandes fuerzas del mercado. Google está lanzando nuevos productos – que oscilan entre entrega de compras el mismo día y nuevos servicios de publicidad – que compiten ostensiblemente con el negocio principal de Amazon. Las empresas están participando en una guerra de precios en el mercado de cloud computing. Y ahora Amazon va tras la publicidad online, que aún representa el 90% de los ingresos de Google.

Sumamos su «adwords» a la compra de Twitch y se ve la convergencia, aunque creo que es más preciso apuntar a que Amazon va a cada terreno en el que ve convergencia con sus negocios actuales. Con Local Register va a por Square viendo su oportunidad siendo capaz de procesar pagos y distribuir el lector de tarjetas; de igual manera Twitch es una oportunidad adyacente: venden mucha publicidad pero no de vídeo y pueden además rebajar los costes del servicio a partir de usar su propia infraestructura.

En Pando subrayan que en Twitch escogieron Amazon perdiendo dinero respecto a la oferta de Google. No niego que pudiera pesar en la decisión que les gustara más la cultura de integración – o casi «no integración» – de Amazon, pero presumo que también Google podría haber subido la oferta y despejar esa variable: cuando no se fueron más allá de los 1000 millones de dólares es porque confían en que Youtube podrá ganar el streaming de videojuegos en directo al igual que está ganando el mercado del gameplay.

PS: a ese conflicto en publicidad y cloud computing entre Amazon y Google sumaría la competencia en contenidos digitales y, sobre todo, en plataformas con Kinfle Fire y su «fork» de Android.

Relacionado: Diego Pacentini y los debates alrededor de Amazon

El AdWords de Amazon

Amazon Ads

Lo adelantaba WSJ apuntando a una primera etapa en la que Amazon crea un sistema de publicidad para gestionar su propio inventario y una segunda en la que, como hace Google con Adsense.

En TC dan más detalles basados en testimonios de primeros «beta testers», sería un sistema basado en CPM y no en pago por click, lo que sería un movimiento realmente agresivo de cara a captar inventario no vendido de grandes y pequeños sitios.

El caso es que el CPM efectivo que podrían conseguir al final dependería de que la personalización publicitaria de Amazon mejorase en efectividad a la que hace Google. Amazon tiene muchos históricos de compra, búsquedas en su tienda y listas de deseos, Google cada vez sabe más pero son datos más lejanos a la decisión de compra.

«En el sector editorial se consideraba a Amazon un juguetito»

Kindle paperwhite

Gran pieza en NYT sobre Amazon y su posición de negociación con autores y editores, con la disputa con Hachette de fondo.

Dos citas a destacar de un artículo que merece ser leído entero:

«Me siento como si estuviéramos viendo un cambio en el paradigma de la edición ante nuestros propios ojos»

«En los últimos cinco años, ni un solo autor vino a quejarse de no poder encontrar sus libros en una tienda física. Ahí no es donde está ya la acción».

Y es por esto último – sumaría la alegría de Vincent Zandri como autor – por lo que Amazon tiene las de ganar si ningún regulador interviene.

En 2010, Un día las editoriales se pueden despertar y descubrir que Amazon es el gran editor global. Por cierto, que pregunté al VP de Amazon Diego Piacentini al respecto en entrevista reciente.

Diego Pacentini y los debates alrededor de Amazon

Diego Pacentini Amazon

Los debates alrededor de Amazon son muchos y variados. Los he llevado frente a uno de sus vicepresidentes, el responsable de internacionalización Diego Piacentini, y éste me ha respondido con franqueza a casi todo lo que le he preguntado en ésta entrevista en Xataka: estrategia hardware / contenidos, el espinoso tema de los impuestos y las condiciones laborales en logística, su técnica de negociación con Hachette, el vídeo en España…

¿Ha dejado Amazon de creer en rentabilizar hardware con ventas desde el dispositivo?

Amazon Fire Phone

Rumiando la información sobre Fire Phone la conclusión que parece derivarse de su propuesta no es otra que Amazon ha dejado de creer en el modelo de rentabilizar el hardware que vende a precio de coste con las ventas.

Este Fire Phone viene a ser un Android con especificaciones de un gama alta del año pasado (en pantalla ni eso, aunque tienen el acierto de empezar en 32 gigas) a un precio de 650 dólares con el añadido de que se pierde la tienda de aplicaciones de Google y los servicios de éste. A cambio Amazon propone como gran novedad FireFly, una funcionalidad que permite reconocer con la cámara hasta 100 millones de objetos – físicos como libros o alimentos, también música, películas – para luego ofrecer la compra – en Amazon claro – o la reproducción del contenido. Eso y un modo que simula el 3D.

Si tu gran funcionalidad está más alineada con tus intereses – vender más potenciando el showrooming, consumo de sus servicios de música y vídeo – que con los del usuario y pasas además de un modelo con los tablets muy competitivo en precio a otro en el que estás por encima de competidores mucho mejor armados, no queda sino concluir que todo apunta a que Amazon ha dejado de creer en rentabilizar hardware con ventas desde el dispositivo y que, como bien analiza Javier Pastor, hace una apuesta con escasas posibilidades de romper el mercado.