Tony Soprano en Amazon Prime y el streaming insostenible

Tony Soprano

Amazon ha conseguido para su servicio de streaming por suscripción – Prime Instant Video – varias joyas de HBO, desde Los Soprano hasta otras series que no son la mejor de la historia (como sí es la de Tony y compañía) pero que siguen siendo geniales (The Wire, A seis metros bajo tierra…).

En Twitter el debate que hemos tenido algunos gira en torno a la sostenibilidad. Amazon invierte y pierde pasta con Prime (práctica habitual, con Kindle y el libro electrónico ya lo hacían), lo que lleva a plantear dos hipótesis de cara a futuro: Prime Instant Video es una apuesta con la que no buscan ganar dinero sino que es un medio para generar ingresos de otra forma (fidelizar para aumentar ventas del comercio electrónico, por ejemplo) o sí que quieren que sean un negocio a futuro pero aprietan invirtiendo ahora para crecer rápido y, de paso, ahogar a la competencia que como Netflix ahora se ve sin las series de HBO porque no puede pagar esa factura.

En el primer caso la expectativa para los usuarios es que de mantenimiento de precio o de ligera subida como hicieron hace poco, pero es una noticia bastante negativa para los actores puros del streaming como puede ser Netflix o incluso los Filmin o Wuaki (estos con el matiz de que tienen a Rakuten y podrían replicar con la misma estrategia); en el segundo caso habrá un momento en que financieramente quieran parar una sangría que no se puede sostener de forma indefinida, eso llevaría a precios más altos o menos calidad de catálogo sí o sí, amén de que si aguantan lo suficiente sí que habría sitio para actores puros del streaming.

En todo caso el enfoque se parece mucho al que tienen con el libro electrónico. Experiencia completa desde el cliente con el que se reproduce el contenido hasta la venta (su Amazon TV) cuidada, el catálogo más completo y competitivo en precio del mercado y, al final, dudas sobre si al final del camino hay una puerta abierta al monopolio.

Relacionado: ¿Hasta cuándo necesitará HBO a los intermediarios?

Amazon Prime Instant Videos a lo Netflix

Mientras, en una galaxia muy muy lejana, aparecen ofertas de contenidos en streaming como Amazon Prime: pago de 80 dólares al año por acceso a un catálogo de 5000 películas y series bajo demanda y sin publicidad. Para todos los que utilizamos una VPN con IP americana, se puede probar con un mes gratis, de hecho Amazon lo potencia al incluirlo en el paquete «Prime», que ofrece gastos de envío gratis en Estados Unidos para las compras «físicas». Todo en jaque a Netflix con el que desde ahora empezará a competir con el mismo tipo de servicio.

Relacionado: ¿Amazon y Netflix en España en 2011?

Más información en BI