Pulso Google News Vs medios alemanes

google-news-gaza2

En Genbeta, «Google News no cede frente a los editores alemanes: eliminará la foto y el resumen de sus noticias»:

De lo que se quejan los medios afectados es que Google no sólo les enlaza sino que utiliza sin permiso un fragmento de sus noticias y una fotografía. Lo que quieren, a cambio de aparecer en Google News, es que Google les pague una «compensación razonable por el uso de sus contenidos». ¿Qué va a hacer Google entonces? Eliminar ese resumen y las fotografías en miniatura asociadas a las noticias de los demandantes.

Mi postura respecto al Canon AEDE y la de Weblogs SL ya la hemos compartida por aquí varias veces. El caso con este movimiento – partiendo de que la razón de fondo está en el lado de los que enlazan y no de los que quieren cobrar por ser enlazados – es que me cuesta dar la razón sin fisuras a Google. Por un lado porque sí creo que Google News les de valor y en segunda instancia, ingresos, por otro porque movimientos como este en Alemania no hacen sino reforzar parte del argumentario pro Canon, que realmente es «sacarle dinero a Google», el buscador tiene una posición de poder.

Mi punto al final es que reducir este debate a «peleas entre empresas» es interesado por parte de los AEDE y grupos similares. El debate es contra una forma de entender la web y ahí sí que creo que la postura pro Canon es profundamente peligrosa.

PS: merece la pena echar un vistazo a lo que muestra Ricardo, Prisa por un lado exige el canon, pero por otro actúa como agregador y creador de contenido derivado. Eso sí, enlazando, claro.

Así calculan algunos editores alemanes lo que «deben recibir de Google»

Kiosko de prensa

Alrededor de las demandas de algunos grupos – minoritarios pero muy relevantes – de editores de medios hay de un debate de fondo que gira en torno al derecho de cita y enlace y en la digestión del hecho de que la cadena de valor se ha movido hacia los agregadores desde los productores. Pero también hay un tema táctico referido a cuánto dinero y cómo se calcula si es que los editores deben ser pagados por los agregadores como Google, Twitter, Facebook o Menéame.

Sobre el primer tema ya hemos hablado mucho por aquí, caso español, caso francés, caso belga. Sobre el segundo tenemos una nueva pista tras el movimiento de algunos editores alemanes que recoge Search Engine Land:

Dentro de Google News no hay anuncios. Jarvis se pregunta «¿Los editores buscan el 11% del 0?» Pero el contenido de las noticias sí aparece fuera de Google News, en búsquedas regulares de Google, donde los anuncios pueden estar presentes. Para calcular un pago del 11% de esta parte, los editores parecen querer saber en cualquier momento qué contenido apareció con anuncios en las páginas de resultados.


Entonces, si alguno de esos anuncios produjo ingresos, quieren el 11% de eso. Es una tarea difícil, pero no imposible, que Google pueda calcular esto. Ya cuenta a los editores a través de Google Webmaster Tools la visibilidad de sus páginas. Se podría decir con claridad para un editor en particular si sus páginas se están mostrando en los primeros resultados.

Al menos el movimiento tiene la astucia de pedir el cálculo sólo a partir de las páginas que generen ingresos y, presumiblemente al clickar en publicidad, no llevar nada de tráfico al medio. Esto sobre todo retira la amenaza de desaparición a pequeños agregadores en tanto en cuanto siempre se pide una compartición de ingresos y no una tasa fija que pueda superar a estos.

Lo que no elimina es la amenaza y persecución del enlace y la cita, elementos necesarios – imprescindibles – no ya para eso que llaman «esencia de internet» sino para compartir y elaborar conocimiento.

Relacionado: La exclusiva del año, ¿en cerrado y de pago o en abierto y con visibilidad?

Foto: Carlos Carreter

¿Por qué tuitean pocos los alemanes?

Twitter cards

En The Economist recogen la anomalía alemana con Twitter: con una población de 82 millones apenas llega a 4 millones de cuentas, mientras que España está en 16 millones con apenas un poco más de la mitad de habitantes.

¿Pesan el deseo mayor de privacidad en una nación que «disfrutó» a la Stasi o lo poco adecuado que es el límite de 140 caracteres para su idioma? Lo cierto es que Alemania ya era una rareza por la poca actividad en blogs que tenía para lo conectada y avanzada tecnológicamente que era su población (de hecho nunca surgió una empresa de medios del tipo y volumen de Weblogs allá).

Casi nunca me gustan las explicaciones culturales (esta cosa pasa allí por su germanidad, pero aquí pasan otras por nuestra españolidad), la mayoría de las cuales son una no-explicación. En este caso creo que difícilmente vamos a poder buscar de otro tipo: si fuese porque el idioma necesita muchas subordinadas tendríamos más actividad en blogs, pero tampoco.

Relacionado: ¿Os acordáis cuando Instagram era creatividad y Twitter compartir en público?

¿Cuánto valor hay en el titular más entradilla de un artículo?

En Alemania le están dando vueltas de nuevo al tema de intentar hacer pagar a Google (y otros agregadores, pero quien tiene pasta es Google) a los medios tradicionales. El caso es que el punto actual es que se permite la cita «breve» sin pago, al menos en la formulación actual de la ley alemana a la que queda una cámara por pasar.

El caso es que Google, como Facebook y Twitter generalmente sólo muestra el titular y un pequeño extracto del artículo, por lo que es cuestionable que con la formulación actual se les pueda hacer pagar. Aún así, es interesante el punto de los medios tradicionales, subrayando que aún en estos casos hay hay una captación del valor de la labor informativa y que eso deriva en su perjuicio frente al beneficio de los agregadores.

Aunque no resolvamos la pregunta de cuánto valor hay en el titular más entradilla de un artículo, el caso es que por mucho que se empeñen (¿nos empeñemos?) los medios hay dos aspectos que resultan muy difíciles de salvar: uno ya lo discutimos en el caso francés, si se paga por enlazar en los resultados del buscador, ¿por qué iba a cobrar el diario ABC y no forocoches si ambos son indexados igualemente?; el otro es que directamente los agregadores tienen la gran capacidad de redirección de tráfico, acaban siendo la puerta de entrada a los contenidos para muchos usuarios y, por tanto, salirse es casi un suicidio.

Hay una traslación en la cadena de valor de los contenidos, de los creadores a los distribuidores, que son quienes están consiguiendo ser los grandes negocios y de ahí el empeño en que sean los estados los que obliguen a un status quo diferente: que los agregadores estén obligados a pagar a los sitios origen de los contenidos no porque estén en una posición de poder negociar sino porque por ley deban hacerlo para poder operar