Google – Youtube y la publicidad en los vídeos

Ya lo habréis podido leer en casi todas las webs de tecnología, Google compró Youtube por 1.650 millones de dólares, unos 1.300 millones de euros. Ahora el debate es sí la compra ha sido un acierto (algo que sostenemos muchos por diversas razones) o si ha sido un error (también bastantes partidarios, véase un ejemplo en Gurús).

El gran dilema es si este Google – Youtube (se mantendrá la marca) será capaz de rentabilizar las millones visualizaciones de vídeos diarias. Una vez que se ha comprobado que el negocio no es el video bajo demanda de pago sino los contenidos gratis con publicidad, queda encontrar la fórmula para integrar anuncios en los vídeos que contente a anunciantes y a usuarios.

En alianzo también comentan este tema. La clave, como estuvo en su momento para AdWords, es que estos anuncios sean a la vez relevantes para el que los tiene que ver y no resulten molestos.

Para conseguir «personalizar» la publicidad, en vídeo lo más razonable es utilizar el histórico de visualizaciones del usuario. Ya hemos comentado muchas veces que el contexto del contenido (¿qué anuncias en una peli de vaqueros?) no es lo primordial sino los tipos de contenidos antes vistos por el usuario. Para esto es necesario que éste renuncie a la privacidad, algo que en las redes sociales se «compra» con funcionalidades extras como favoritos, contactos…

Pero se podría dar un paso más en una fórmula amigable de publicidad ¿por qué no permitir al usuario saltarse los anuncios? No digo ya que pueda eliminarlos por completo, pero sí que disponga de una opción por la que al comenzar a ver el vídeo y le sea mostrado un spot, se le permita saltárselo si no es de su interés. Con esta información, sería posible construir un sistema en el que cada vez se afine más de cara a acertar con los intereses del usuario.

Por último queda un «camino futurista», el de los anuncios como enlaces incrustados en el vídeo, recientemente comentado por Tachnovation. La idea es seductora, estás viendo un programa, te fijas en un auto que aparece y pinchas en él. Al final del vídeo (o interrumpiendo éste) se muestra información del coche, donde comprarlo, ofertas… publicidad. Se podría plantear como una extensión del product placement, aunque de momento es una tecnología que apenas ha caminado como prueba de concepto.

Caminos hay muchos y el desafío no es pequeño, queda ver de qué es capaz Google tras su primera compra de un «sitio social» y confirmar que quiere ser un actor relevante en los contenidos.

Google y los anuncios televisivos personalizados

ReplayTVY lo dice su propio CEO, Eric Schmidt, que ya señala la publicidad en televisión como próximo objetivo de Google (ZdNet). Sus argumentos son de sobra conocidos, ver anuncios por la tele que no te interesan es una pérdida de tiempo, de ahí el auge de los PVR (videograbadores personales tipo Tivo) que eliminan los «spots». Si los anuncios fuesen de productos de interés del espectador, se crearía una situación en la que todos ganan: la publicidad sería más efectiva, uno ya no tendrá que ver más anuncios en los salga Paz Padilla y Google se embolsaría un dinerito como intermediario. Eso sí, en televisión no tiene sentido la fórmula de «anuncios adaptados al contexto», por mucho que esté viendo un partido de fútbol no sólo voy a estar interesado en comprar equipaciones. Sólo se puede personalizar a partir del histórico de programas visto por el telespectador (a lo Last.fm).

En «Google quiere ver la tele contigo» ya comentábamos como Google trabajaba en un sistema que a partir del audio proveniente de la televisión se ofrecía contenido web personalizado al telespectador. A buen seguro que a la hora de armar un servicio para usuarios finales no lo harán poniendo un micro en el salón de casa, pero se ve que la idea de monitorizar lo que ve la gente por la tele les lleva rondando por la cabeza desde hace tiempo.

Claro está que para ofrecer contenido personalizado tendríamos que partir de que estamos en una plataforma de IPTV al estilo Imagenio. Eso reduce bastante el impacto que tendrá la entrada de Google en el mercado de la publicidad televisiva. Cosa que sucederá a buen seguro, al igual hicieron con la radio, una empresa cuyo negocio es vender publicidad no puede quedarse fuera del gran mercado que es la televisión. Lo que está por ver si van a ser capaces de revolucionarla como hicieron con la de la web.

Google Analytics, Urchin integrado con AdWords

Hace unos meses Google compró la compañía Urchin, poseedora de una de las herramientas más potentes de análisis web del mercado. De inmediato redujo drásticamente el precio de la licencia del producto y, según ZdNet, Urchin pasará a ser gratis hoy lunes con una nueva versión ya dirigida por Google y que se llamaría Google Analytics. La idea es su integración con los anuncios de Google AdWords y ofercer una información al detalle de todo lo que ocurre en la web que lo adopte y, de cara a los anunciantes, la posibilidad de analizar cuanto están obteniendo en ventas de productos comparado con lo que les está costando la compra de palabras clave en Adwords, de cara a medir la rentabildad de las mismas.

Dar más valor a los usuarios de AdWords. Finalmente parece ser que la compra de Urchin no estaba encaminada en principio ni a un futuro servicio de hosting de Google ni a una recopilación masiva de datos de las webs que adopten este Google Analytics. La competencia comienza a apretar en el nercado publicitario en internet (ahí esta Msn) y Google no va a quedarse dormida.

Actualización: Ya está el sitio oficial en castellano, Google Analytics.

El Adwords de MSN

MSNHoy, según el New York Times, verá la luz la plataforma de publicidad contextual de MSN que nace como competencia directa de AdWords de Google y de Yahoo, que quiere dar un paso más y construir su propio Adsense. Con años de retraso, Microsoft responde a la clave del gran éxito de Google y sobre el que este ha cimentado en gran parte su negocio: un sistema de publicidad en la web asociada al contenido y automatizado (vía News.com), divorciándose a su vez de Yahoo, que es el que actualmente provee de anuncios a la división de internet de Microsoft. En principio la nueva tecnología de MSN se utilizará en Francia y Singapur para incorporarse durante Octubre a Estados Unidos y otros países.

A pesar de estos años por detrás no hay que despreciar esta aparición. Primero porque MSN tiene mucho tráfico (en Estados Unidos es un portal/buscador casi tan usado como Google) y segundo porque provee a los anunciantes de opciones para controlar mejor el público objetivo al que van dirigidos sus anuncios al poder filtrar por edad, sexo, hora en los que son mostrados y localización del internauta (entiendo que sexo/edad sólo para usuarios registrados en el portal o aquí falla algo). Si a ello unimos la venta de anuncios para XBox Live o la improbable compra de AOL, tenemos un rival a considerar en el mercado de la publicidad en internet.

Google, los banners y el CPM

Movimiento de timón en el sistema AdWords de Google, con importantes y jugosas novedades. Eso sí, los cambios que anuncian afectan a los anunciantes más que a los editores que tenemos un sitio con anuncios AdSense. Lo más llamativo de estas novedades son la posibilidad de tener campañas en CPM (coste por mil impresiones) en lugar de pagar por click, la de elegir los sitios en los que se desea que aparezcan los anuncios y la inclusión de nuevos tipos de anuncios con imágenes animadas. Lo del CPM es un giro muy interesante, el anunciante fija el precio máximo y los sitios donde quiere ponerlos, ólvidandose ya de la publicidad asociada al contenido. Con esto se podrán orquestar campañas orientadas a la imagen de marca y no a los clicks que lleven a una determinada URL, en plan «me interesa que veas mi nombre aquí puesto, me importa menos que pinches y vayas a mi sitio». Eso sí, estos anuncios tendrán que competir a la hora de ser mostrados con los tradicionales de CPC (coste por click), eligiendo Google en cada momento aquellos que le den mayor cantidad de ingresos.

Las otras dos medidas, añaden flexibilidad y potencia de cara al anunciante, que puede encontrar en AdWords un sistema completo que resuelva sus necesidades de publicidad, incluido el regreso al modelo clásico de banner y pago por impresiones. Google pasa de mantenerse en su «invento» de la publicidad asociada al contenido a incorporar funcionalidades ya presentes en su competencia, sobre todo Yahoo y MSN en el gran pastel de los ingresos en internet como es la publicidad (véase Tintachina).

Todos los datos en novedades AdSense.


Software de Norton bloquea los anuncios de Google

Sorprendente la noticia que recoge Isedb. Según la misma, Norton Internet Security 2004 se presenta como una herramienta capaz de bloquear los pop-up (recordemos que hay otros muchos métodos), y los anuncios, estando esta propiedad habilitada por defecto. El problema está en como libra a los aunciantes de los Google AdWords: haciendo que los mismos, aunque siguen apareciendo en pantalla, no contengan enlace alguno y por lo tanto clickear sobre ellos no tenga ningún efecto.
Así el anunciante no es visitado (aunque si logra ser visto hasta el punto de que el usuario puede querer hacerlo) y Google no ve un céntimo (y si el anuncio está en una web, el editor de la misma tampoco). Al parecer Google ya está trabajando en modificar sus AdWords para evitar el filtro de Norton. MSN y Yahoo con sus enlaces patrocinados, también se ven afectados.

Un ejemplo de utilidad que sin producir beneficio, se siguen viendo los anuncios, sólo logra fastidiar a los anunciantes. Es más, en muchas ocasiones, estos enlaces relacionados con la búsqueda o con el contenido de la web visitada son realmente útiles y beneficiosos para el internauta, por lo que en realidad está sucediendo es que dicho navegante está siendo perjudicado. Aunque, claro, ese es el entendimiento de alguien que tiene anuncios de este tipo es su sitio. El usuario final es el que tiene capacidad para no utilizar Norton 2004 o, si le gustan otras funcionalidades del mismo, deshabilitar el bloqueo de anuncios.