Sco tendrá que presentar pruebas

En el culebrón de SCO y sus reclamaciones sobre el código fuente de Linux se ha producido el primer revés para la firma del System V. En su demanda a IBM por entregar código suyo a Linux, un juez ha dictaminado que deberá pruebas en un plazo de 30 días. Así no sólo ha de probar que «las millones de líneas de código» que afirma son suyas, sino que también habrá de demostrar que la irregularidad la cometió IBM.
En juego ni más ni menos que mil millones de dólares y una base importante para pedir royalties a todas las compañías que han creado soluciones basadas en Linux. Parece que por fin asistiremos al final de un caso que no ha hecho sino crear una gran incertidumbre alrededor de Linux y el software libre, que parece pronto (para bien o para mal) se librará de ella.

Fuente:

InternetNews.com