Safari en la segunda guerra de navegadores

Safari AppleApple y Safari han protagonizado algunos de los movimientos más sorprendentes en el mercado de los navegadores este año. Por un lado tenemos la aparición de Safari en Windows, con una primera versión bastante pobre que lograron mejorar con la 3.1; por otro, mientras se disputan con Firefox la supremacía como navegador en los Mac, Safari es el software estrella de iPhone y en el que mantienen mayor control con acciones como dejar fuera a Flash.

Ambos movimientos apuntan a que Apple tiene planes más allá de no dejar a los Mac sin un navegador alternativo a Firefox, relacionados con el que quizás sea el elemento más importante que está en juego en esta segunda guerra de los navegadores: qué tecnologías se utilizarán para construir la web del futuro, como comentamos en el caso de Internet Explorer. ¿Con qué se desarrollarán las RIA? Por un lado tenemos el modelo actual de Ajax + Javascript, el más querido por Google y que parece cerca de su límite (ejemplificado en lo de Google Earth en el navegador); por otro están los «runtimes propietarios», con Flash como líder del mercado y Silverlight como candidato de Microsoft y JavaFx de Sun.

¿Limitar el navegador con vistas a tener un mayor control de lo que se ejecuta vía aplicaciones en el iPhone? ¿Formulación de una alternativa propia que frene los planes de Adobe para configurarse como la nueva plataforma sobre la que construir aplicaciones? No hay que olvidar que Apple y Google van de la mano y que ambas parecen enfrentar el mismo problema: que el control de las tecnologías sobre la que se construye la nueva web quede en manos de Adobe, Microsoft o cualquier otro.

Google de momento tiene el poder del liderazgo en la web, pero a la vez el riesgo de que le adelanten con un nuevo modelo de desarrollo superior en experiencia de usuario (Google en la segunda guerra de los navegadores); Apple sólo controla el navegador por completo dentro de iPhone, que no deja de ser una apuesta de futuro. En cualquier caso, su interés por empujar Safari no deja de mostrar no quiere ser un invitado de piedra en el futuro de las tecnologías web.

Los comentarios están cerrados.