Phorm, datos del usuario para publicidad en los proveedores de internet

Agregar los datos de navegación del usuario desde el proveedor de conexión a internet y, a partir de esa información, armar un sistema de publicidad segmentado. Es la idea del Open Internet Exchange de Phorm, empresa británica que ya ha llegado a acuerdos con BT, TalkTalk y Virgin Media (Yahoo.com). El funcionamiento técnico de la tecnología de Phorm consiste en redirigir la petición que hace el internauta, interceptando su navegación y creando un perfil con su histórico, con el objetivo de proporcionar publicidad más segmentada basada en sus hábitos. Para ofrecer esos anuncios, los sitios web deberán unirse al Open Internet Exchange de Phorm, al igual que el proveedor de conexión a internet.

Desde Phorm se asegura que el sistema es «completamente anónimo», se crea un perfil con los hábitos de navegación de un usuario, pero no se liga a una persona física. Insisten en que además permite al usuario desactivar el trazado de su navegación y que se le ofrece como valor añadido un sistema para «detectar sitios fraudulentos».

Que el proveedor de conexión a internet trace los hábitos de navegación y conserve un historial podría considerarse como una extensión de la ley que ya obliga a la conservación de los mismos por parte de los sitios web, pero en realidad va mucho más allá. Que un sitio web almacene las IPs de sus visitantes y que los proveedores de internet guarden a que cliente han dado una IP en cada momento es un juego de niños si lo comparamos con lo que propone Phorm, que es un espía de nuestros intereses y lecturas. Tim Berners-Lee ha puesto el grito en el cielo ante este sistema (Bbc), poniendo ejemplos que cualquiera puede entender: la inquietud que sentiríamos al saber que el ISP almacena un perfil con nuestra visitas sobre temas sexuales, políticos, religiosos o de salud.

Un análisis técnico de Phorm en lightbluetouchpaper.

Los comentarios están cerrados.