Nokia N96 y el síndrome de Hotmail

Algunos ya están probando el Nokia N96, aunque la puesta a la venta será el el 25 de septiembre en España (669 euros libre). Cuando se presentó en Febrero (siete meses antes de ponerlo en el mercado), ya comentamos que el N96 es más de lo mismo, un Nokia N95 con esteroides: más memoria, mejor pantalla, receptor DVB-H para televisión en el móvil, más software de Nokia (Sport Tracker, Maps, Ovi), más autonomía… pero un interfaz y una experiencia de usuario que apenas han evolucionado.

Nokia N96 es el ejemplo claro de que la compañía finlandesa se enfrenta, como gran líder del mercado, al síndrome de Hotmail. Tiene la ventaja de que una gran base de usuarios sabe como utilizar sy tecnología y no necesita aprender otra vez cómo se hace cada cosa. Cuando deciden sustituir su terminal por uno nuevo, Nokia parte con la ventaja de la familiaridad, de que mucha gente tiene teléfonos de su marca y por ello cada usuario puede preguntar dudas a sus allegados. Hasta ahí todo es positivo.

Pero el gran problema de este síndrome de Hotmail es que aparecen competidores en el mercado que innovan en el interfaz y experiencia de usuario. RIM, HTC, Apple, Sony, Samsung… ninguno de ellos ha estado parado en los últimos meses y cada uno ha ido presentando mejoras en la navegación, interfaces táctiles o teclados QWERTY, elementos que inciden en la productividad y las posibilidades de sus terminales. A veces un teléfono con mucha capacidad técnica queda infrautilizado porque la experiencia de usuario del GPS, del reproductor multimedia o del gestor de fotografías es muy pobre.

Y ahí es donde tenemos el dilema de los grandes líderes del mercado en tecnología. Si cambio el interfaz, el modo en que los usuarios utilizan mi producto, perderé esa gran ventaja de haber sido masivamente adoptado. Cuando Microsoft cambia una opción de su servicio de correo, crea un dolor de cabeza a millones de usuarios, no hay más que mirar los comentarios a este post sobre Windows Live Mail. Es la ventana de oportunidad los Gmail y los Yahoo Mail, (bueno, Y!Mail es líder en Estados Unidos) con interfaces mucho más atractivos y se llevan a todos los usuarios avanzados a su plataforma. El equipo de Windows Live Mail tiene que elegir, o seguirles en la evolución de su interfaz y perder su gran ventaja competitiva o resignarse a ser el correo del pasado, para usuarios básicos, sinónimo de obsolescencia tecnológica. Corto plazo frente a largo plazo.

Claro que hay matices diferenciadores en el caso de Nokia. El mayor de ellos es que se pueden permitir tener varias líneas de teléfonos y ahí es donde entra Nokia Tube. También habría que añadir que la base de usuarios de telefonía es todavía más amplia que la del correo electrónico, es un producto de consumo masivo en el que haber aprendido a utilizarlo es un factor aún más determinante. Pero todo ello no impide que, como líder de un mercado tecnológico, Nokia tenga que enfrentarse al síndrome de Hotmail… de hecho Microsoft con su sistema operativo, también se lo tiene que plantear.

Por cierto, el vídeo de Javier para Xataka.

Los comentarios están cerrados.