Lively, salas de chat 3d de Google

Lively de Google

Sorprendido estoy de la presentación de Lively, un pseudo chat tridimensional embebible en webs, por parte de Google. El sitio oficial es Lively.com, pero sigue siendo parte «Google Labs», lo quele confiere la etiqueta de proyecto «muy beta».

A Lively se accede a través del navegador (utiliza Flash) y precisa de instalar un pequeño software, disponible de momento sólo en Windows, en este punto sigue la misma estrategia que Google Earth. Aunque las comparaciones apuntaran inmediatamente a Second Life, realmente Lively lo que permite es crear «habitaciones» inconexas entre sí y embebibles en páginas web. En ellas los usuarios – que precisarán de una cuenta de Google – podrán comunicarse (chat, gestos, acciones de sus avatares) y compartir vídeos o fotos.

Hay que tomarse Lively como un comienzo en la exploración de los entornos tridimensionales por parte de Google, porque de otra forma habría que catalogarlo como un «weblin con pretensiones» (tipo de servicio que siempre me ha parecido una forma de complicar la experiencia de una web sin aportar mucho a cambio). Hay avatares, salas en 3d y chateo embebible en web… demasiado poco para tomarse Lively en serio, al menos, de momento.

11 comentarios en “Lively, salas de chat 3d de Google

  1. Esta chulo la capacidad de interaccion y eso, y segun he oido en noticias algunos televisores podran ver Yoututuve en lively 🙂

    En cambio, auqnue no he probado Second life, este chat no se puede comparar con Second life, que es muy distinto. Second life es como un San Andreas a lo bestia y online. capaz de hacer muchas cosas, y muchas opciones. Sin embargo, lively, parece funcionar simplemente de Chat.

    Esta aun muy lento, pero weno, ke le haremos 🙂 es un Beta, una version de prueba.

  2. Presentar este experimentos de estudiante de informática no ya como un producto, sino como un mundo virtual es algo que roza la fantasia.
    Este «mundo virtual» no pasa de ser un chat 3D lento y pesado que lo unico bueno que tiene es su integracion en la web como si fuera un video de youtube.
    Por lo demás, es pésimo, lento, falto de creatividad, espacios amplios y personalización, y para nada comparable con Second Life.

    Second Life lleva ya 5 años en el mercado y ha sabido sobrevivir a todo tipo de ataques y de cirisis. Second Life con su capacidad de comunicación (soporta voz, lively no), y su versatilidad (se pueden ver videos de youtube dentro de Second Life, crear tus propios programas, etc) lo convierte en uno de los mundos virtuales (que no juegos online 3d como WOW) con mas futuro ahora mismo en la escena de la nueva era de internet.
    Por cierto, muy bueno lo de «Second life es como un San Andreas a lo bestia y online» jaja pero no olvides que los muñequitos que te rodean son personas tambien 😉

    Gracias a Lively, Second Life se consolida como un verdadero mundo virtual 3D cada vez mas.

  3. Presentar este experimentos de estudiante de informática no ya como un producto, sino como un mundo virtual es algo que roza la fantasia.
    Este «mundo virtual» no pasa de ser un chat 3D lento y pesado que lo unico bueno que tiene es su integracion en la web como si fuera un video de youtube.
    Por lo demás, es pésimo, lento, falto de creatividad, espacios amplios y personalización, y para nada comparable con Second Life.

    Second Life lleva ya 5 años en el mercado y ha sabido sobrevivir a todo tipo de ataques y de cirisis. Second Life con su capacidad de comunicación (soporta voz, lively no), y su versatilidad (se pueden ver videos de youtube dentro de Second Life, crear tus propios programas, etc) lo convierte en uno de los mundos virtuales (que no juegos online 3d como WOW) con mas futuro ahora mismo en la escena de la nueva era de internet.
    Por cierto, muy bueno lo de «Second life es como un San Andreas a lo bestia y online» jaja pero no olvides que los muñequitos que te rodean son personas tambien 😉

    Gracias a Lively, Second Life se consolida como un verdadero mundo virtual 3D cada vez mas.

Los comentarios están cerrados.