Lecturas de verano 2014. Biblioteca Error500

Se dice que en verano leemos diferente, que se busca más el pasatiempo, la lectura corta, incluso la frivolidad. Uno, que casi nunca lee por entretenerse, lleva con cierto sufrimiento el elegir lectura para las vacaciones – que comienzo ahora, estaré algo más desaparecido del blog que de costumbre – y al menos quiero aligerar mi culpa con este artículo.

Se trata del post de las lecturas de verano 2014. Por un lado hay libros que recomiendo, por otro los que me gustaría leer y por último los que me han recomendado y que sumo a la pila. Allá vamos

  • Después de leer “El paraíso en la otra esquina” de Vargas Llosa me reafirmé en dos puntos: uno es de lo brillante que es el peruano (algo que recordaba de mis lecturas adolescentes de su obra) y otro es que ojalá consiga antes de ir a cualquier exposición de pintura leer algo similar a lo que hace Llosa con Gauguin en este libro. (Amazon). Del mismo autor en mis pendientes está LA Fiesta del Chivo y Conversaciones en la catedral, pero dudo que llegue a ellas este verano. (Amazon).
  • De los recomendados: Chejov y sus cuentos, cortos y deliciosos me dice alguien con más criterio que yo. Lo tengo de los primeros de la lista además se puede encontrar fácil en descargas gratuitas.
  • Caníbales y reyes” de Marvin Harris es un libro muy estimulante para acercarse a las explicaciones culturales/ambientalistas de las propias culturas. Capaz de cuestionar la idea de progreso a la par que postula la no superioridad de unos pueblos en lugar de otros mientras afronta temas como el canibalismo o el asesinato de niños en la historia (Amazon). Con un enfoque menos “marxista / materialsita” y más “cientifista” recomiendo mucho a Jared Diamond que ya ha aparecido por aquí y del que más pronto que tarde leeré su “El mundo hasta ayer” (Amazon)
  • Mil páginas no me echan atrás si las firma el gran Steven Pinker. “Los ángeles que llevamos dentro” ahonda en su tesis de que la violencia está declinando en nuestra sociedad a pesar de que tengamos la impresión de lo contrario. En mi lista desde hace mucho, espero que iguale al genial “La tabla rasa“.
  • El cisne negro” de Taleb lleva años siendo una referencia como ejemplo de escepticismo crítico con el status quo del entendimiento de la sociedad y de varias disciplinas, sobre todo la economía. Yo he llegado hace poco a él y lo encuentro bastante recomendable si uno tolera su tono resabiado (Amazon); en mi lista de este verano está su “Antifrágil” (Amazon)
  • La urna rota“, varios autores del blog Politikon. Tras años siguiéndoles este libro tenía que estar en mi lista de verano sí o sí (Amazon). En Nada es gratis lo unen a otros de la corriente del “nuevo regeneracionismo”.
  • Leyendo esta pieza de Jotdown volví a caer en la cuenta de que – por suerte – todavía no he leído todo lo de Bolaño. Mi siguiente asalto será con “Entre Paréntesis” (Amazon) aunque siempre estaré recomendado Los detectives salvajes.
  • Eichmann en Jerusalén” de Hannah Arendt. Hay muchas razones para acercarse a este libro al menos una vez en la vida, quizás la más importante es la revelación que supone leer sobre el holocausto con una inteligencia y una franqueza devastadoras, a años luz del simplismo y oportunismo con el que se mete hoy día en las conversaciones (Amazon). Una vez leído imposible no proseguir con la figura de la Arendt en la película que se hizo sobre el proceso de escritura de este libro y la polémica posterior.
  • Anatomía de un instante” de Javier Cercas. Cumple una función similar, qué diferencia leer a alguien brillante e informado analizar el golpe de estado del 23F y, de fondo, la transición española y las figuras más importantes de la misma (Amazon).
  • Gödel, Escher, Bach: Un eterno y grácil bucle“, de Douglas R. Hofstadter. Aunque sólo sea porque cuando creí comprender el teorema de Godel sentí una de las mayores satisfacciones de mi vida (Amazon).
  • Ha habido varias novelas últimamente entre mis lecturas que han conseguido el efecto “quiero leer mucho más de este escritor”: “Añoz Luz” de Salter (a Salter hay que leerlo pasado los 35 en mi opinión), “En la Orilla” de Chirbes (un libro oscuro, negro, una mirada sin compasión al estallido de la cultura del pelotazo, la corrupción y la burbuja inmobiliaria… pero también al ser humano, continuación de su “Crematorio”) y también libros que siempre recomiendo como una de mis novelas preferidas en muchos años, “Verdes Valles, colinas rojas” de Ramiro Pinilla o esa maravillosa obra como es “El Mar” de Banville. Nadie escribe como este hombre, nadie.
  • Y finalmente, libros que me han recomendado y que tengo que conseguir “cuadrar”: The moral landspace de Sam Harris (Amazon), un intento de llegar a la moral desde la ciencia que me hace recelar un poco; en la misma línea “Moral Origins” de Boehm (Amazon); “El enigma cuántico” (véase reseña); volver a Lem con “El invencible” del que me deslumbró Solaris y sólo me gustó “La investigación”; “The Martian” que parece un buen libro de evasión (aquí yo estoy abonado al gran Benjamin Black y tengo pendiente saltar a Lorenzo Silva); saldar mi cuenta eterna pendiente con “La Guía del Autoestopista Galáctico”, los ensayos del provocador Byung-Chul Han (creo que alguno caerá antes de fin de año) o abonarme a la lista de Gates.
  • No me llevo libros “profesionales” sobre internet, medios, tecnología, lo social online o publicidad. Si tuviese que recomendar uno, me quedaría con “Memecracia” de Delia Rodríguez (Amazon)

Tantos libros pendientes y tan poco tiempo… de hecho, si alguien busca alguna recomendación extra, por aquí tengo el histórico de libros comentados en el blog.

3 comentarios en “Lecturas de verano 2014. Biblioteca Error500

Los comentarios están cerrados.