Jamendo se queda sin pasta y quiere vender

Jamendo, servicio que plantea hacer negocio con música Creative Commons, ha quemado la inversión recibida y busca compradores (Tc Europa). Es una noticia a analizar por lo que supone de fracaso en lo que a ejecutar un modelo diferente alrededor de la música, en el que se hace negocio sólo a partir de los usos comerciales de la misma y la publicidad en el sitio y en la que se comparten ingresos al 50% entre artista y distribuidor. De hecho tienen un servicio para bares con música disponible 24 horas pagando menos de 100 euros al año, una alternativa mucho más económica que pagar SGAE.

No está claro que Jamendo vaya a desaparecer, pero sí que está lejos de las expectativas que había desde su gestación. Y si hay que buscar un culpable de ello no señalaría a la ejecución del servicio o en la calidad de los artistas que utilizan la plataforma, más bien apuntaría a quien está eclipsando a su mayor herramienta de marketing: la música gratis en la red. La propuesta de publicar en Jamendo o en servicios similares bajo licencia Creative Commons es invertir para tratar de conseguir atención, eliminar barreras entre creador y oyentes. Pero cuando toda la música está disponible gratis y es fácil de compartir (redes P2P antes, Spotify y Youtube más tarde), esta ventaja se evapora. Cierto que quedan sectores en los se sigue viendo a Jamendo como una opción valiosa – los podcast y videoblogs que necesiten música que admita usos comerciales, esos bares que no quieren pagar SGAE – pero al oyente medio no le interesa la licencia de una canción.

Os dejo con una de las canciones más escuchadas en Jamendo, «Painted Dream» de «The Dada Weatherman»

  

Los comentarios están cerrados.