HP esparaba un ataque Microsoft contra el software libre con patentes

Al menos eso afirma un informe de Junio del 2002 de Hewlett-Packard en el que se advertía que Microsoft tenía intención de atacar el emergente auge del software libre a través de demandas por violación de patentes. El informe escrito por el ejecutivo de HP Gary Campbell, ha sido reconocido como auténtico por la propia Hewlett-Packard, que se ha apresurado a asegurar, desde su condición de socia de Microsoft, que carece de vigencia dada su antigüedad. No obstante, leído el texto en NewsForge, existía una honda preocupación en HP por las maniobras de Microsoft contra el software libre, siendo HP a su vez una compañía que ofrece soporte para muchos productos de software libre como MySql y JBoss.
De hecho Campbell señalaba que Microsoft pretendía utilizar una cláusula contenida en la licencia GPL para destruirla. Dicha cláusula afirma:

Si como consecuencia de una resolución judicial o de una alegación de infracción de patente o por cualquier otra razón (no limitada a asuntos relacionados con patentes) se le imponen condiciones (ya sea por mandato judicial, por acuerdo o por cualquier otra causa) que contradigan las condiciones de esta Licencia, ello no le exime de cumplir las condiciones de esta Licencia. Si no puede realizar distribuciones de forma que se satisfagan simultáneamente sus obligaciones bajo esta licencia y cualquier otra obligación pertinente entonces, como consecuencia, no puede distribuir el Programa de ninguna forma. Por ejemplo, si una patente no permite la redistribución libre de derechos de autor del Programa por parte de todos aquellos que reciban copias directa o indirectamente a través de usted, entonces la única forma en que podría satisfacer tanto esa condición como esta Licencia sería evitar completamente la distribución del Programa.

La original en inglés (ver punto 7): GPL.

En la interpretación de Campbell, la sola presentación de la demanda pararía el derecho a seguir distribuyendo un producto bajo GPL, aunque parece claro que la cláusula afirma que

se le imponen condiciones (ya sea por mandato judicial, por acuerdo o por cualquier otra causa)

.

Sea como fuere, lo cierto es que Microsoft aún no se ha lanzado a su cacería contra el software libre, patentes en mano. Quien sí lo hizo fue SCO, sin que su culebrón se haya resuelto aún. Este no es más que un ejemplo en potencia de lo que puede resultar de la aprobación de la directiva sobre patentes en el software en la Unión Europea, proceso sobre el que recientemente se levantaron algunas sombras y que aún no ha quedado cerrado tampoco.

Poco más que añadir a un informe que se comenta por sí sólo. Quizás señalar los tres proyectos que más «preocupaban a Microsof», que son Samba, Apache y Sendmail. Curiosa noticia el día después de que Microsoft se moviese un tanto al potenciar su licencia Shared Source.