Google como buscador social y personalizado

Marissa Mayer

La búsqueda social es el futuro y no lo digo yo, son palabras que han salido de la boca de Marissa Mayer vicepresidenta de productos de búsqueda y experiencia de usuario en Google en una entrevista publicada esta semana por Venture Beat. Como señalan en el artículo, esto supone un cambio de visión importante respecto a lo que afirmaba hace apenas unos meses, cuando afirmó que este paradigma no se mostrada «demasiado prometedor».

¿Y de qué va esto de la búsqueda social? Sucintamente se trataría de que los resultados de las búsquedas estarían influenciados por nuestros amigos/contactos. La idea es que atribuiríamos más autoridad a una página que un amigo haya visitado y Google ofrecería un orden personalizado en función de lo que hayan buscado y visitados mis contactos. Se trata por tanto, como indica Mayer, de una convergencia entre buscador social y personalizado, con elementos de «resultados mejorados por los usuarios»

Todo esto, dicho así, parece una buena idea, pero hay numerosos obstáculos en el camino a una implementación de la misma. De entrada hay problemas de privacidad (no quiero ni pensar en un escenario en el que mis contactos pudieran atisbar qué páginas visito); a eso hay que sumar que se puede caer en los – a mi juicio – errores de Wikia Search: yo voy a un buscador a obtener respuestas rápida e información inmediata, no a pasarme horas etiquetando y clasificando webs. Por último, ¿dónde están mis contactos? De nuevo creo que el enfoque de Wikia Search era erróneo, no se trata de volver a replicar los contactos que tengo ya en multitud de sitios y plataformas.

A estos problemas Google parece tener ya algunas respuestas bien armadas. Al parecer van a valorar la red implícita de contactos del correo electrónico que tenemos en GMail y Google Talk, que además les puede dar una información del «grado de cercanía»: si hablo con alguien todos los días, eso indica mayor influencia. Como no todo el mundo usa Gmail y – en mi opinión – la red social basada en el correo no sirve, apuestan también por indexar las relaciones de usuarios como hacen con las páginas web. Justo ayer hablábamos de su API basada en XFN y FOAF, con la que pretenden no necesitar a Facebook para conocer los contactos del usuario.

Aún así, mi impresión es que estamos lejos de poder ver una implementación completa del paradigma de buscador social. Parte del problema es que «ser contacto» no implica un reconocimiento de la autoridad, puedo tener un contacto por múltiples motivos no relacionados con ella y, aún salvando este punto, partiríamos de la presunción de que valoro la opinión de cada contacto por igual en todas las materias, lo que es un error. Tengo un amigo que me recomienda muy buenos bares de marcha, pero que le gustaría ir a ver la nueva de Rambo: quiero que me influya cuando busque sobre antros nocturnos, pero no en páginas de cine.

Una última consideración, medio en serio, medio en broma. Si Google realmente apuesta por un paradigma de buscador social y personalizado, ¿qué harán ahora los SEO? ¿meterse en cada red social e intentar hacer muchos amigos?

Artículos relacionados con esto de la «búsqueda social»:

Los comentarios están cerrados.