Criminalizando el intercambio musical

Lo que hace poco nos parecía poco más que un farol de la RIAA, hoy se convierte en una cruda realidad. Esta asociación (la Recording Industry Association of America) acaba de presentar un total de 261 demandas contra usuarios de redes Peer to peer (programas tipo Kazaa o Soulseek). El presidente de la RIAA, Cary Sherman, alega que su objetivo «no son ni venganzas ni condenas», sino «conseguir impedir que distribuyan música los usuarios de la que no son propietarios».
La noticia ha sorprendido en los medios, pues últimamente se hablaba de
una amnistía a estos usuarios por parte de la industria musical estadounidense. Sea como fuere, esta ha sido la iniciativa más agresiva llevada a cabo por esta organización, que promete continuar con cientos de demandas más.
En España no hay visos aún de acciones similares, aunque aún colea el cierre de Donkeymania y a principios de verano un buffete de abogados afirmó que presentarían querellas.
Sea como fuere, los usuarios demandados en primera instancia están siendo los que más ficheros compartían, problablemente elegidos como cabezas de turco a fin de intimidar al resto para que dejen de usar los programas de P2P. Habrá que estar atentos los próximos días a los datos de estas redes para saber si lo han conseguido…

Fuente: news.com