Comentarios Facebook: pérdida del anonimato y de la riqueza de grafos sociales

Hace unos meses nos preguntábamos por aquí cuántos grafos sociales vamos a tener, ante el caso de Spotify y Facebook, si los usuarios finalmente querrían una separación entre la gente con la que comparten gustos musicales y la gente que son «amigos / familiares». El debate ha vuelto a estar sobre la mesa tras la salida del servicio de comentarios de Facebook en webs de terceros y análisis como el de Steve Cheney que apuntan a la pérdida de autenticidad de los mismos al obligar a hacerlos con la cuenta Facebook y tener visibilidad entre los amigos de siempre, algo en lo que abunda Mariano.

En la discusión de que caminamos hacia una web menos anónima gracias a la ubicuidad de Facebook faltaba un debate más a fondo de cuánto perdemos con el anonimato – siempre más o menos relativo – de los sistemas de comentarios independientes. Existe la censura social por la cual no deseo que todas mis opiniones las conozca todo el mundo y también el deseo de «no molestar» a mis amigos cuando estoy discutiendo temas de tecnología e internet. Internet trajo encontrar a los pares, nuevos «grafos sociales» cuya reducción a uno único resulta finalmente empobrecedora… y aún así no descartaría en absoluto que sistemas como el de identificación y comentarios de Facebook acaben siendo el estándar de facto, toda vez que han conseguido un esquema de incentivos estupendo para páginas y usuarios.

Los comentarios están cerrados.