Colegiación y titulación obligatorios en periodismo en el planeta FAPE

En el blog del Colegio de Periodistas de Castilla y León :

En el escrito, los colegios consideran que la sensibilidad de los derechos vinculados al ejercicio del periodismo conlleva la necesaria colegiación, por lo que entienden que una ley estatal ha de recoger dicho requisito para el ejercicio de la profesión en los términos de desarrollar las actividades propias y genuinas del periodista, previa la posesión del título universitario habilitante.

En el planeta FAPE es buena idea lo de crear un escasez artificial a partir de la disparatada idea de que de la carrera de ciencias de la información se sale con una capacidad ¿diferencial? para ejercer el «periodismo».

No puedo ni imaginar la de piruetas – o más bien sí, algunas hay en su texto – para sostener en el siglo XXI que otorgar el monopolio del «periodismo» a un grupo determinado de individuos bajo el más que discutible aval del título universitario (que a mucha gente le puede venir muy bien haber estudiado, pero que desde luego no es necesario ni suficiente). Al final lo que tenemos detrás de cualquier colegio que, por supuesto vela por «el interés público»: que los «insiders» sean más protegidos y puedan crear una escasez artificial frente a los «outsiders».

Rafael Díaz tiene un extenso análisis de la constitucionalidad de la medida.

2 comentarios en “Colegiación y titulación obligatorios en periodismo en el planeta FAPE

  1. No me sorprende en absoluto. Hace como año y medio, discutiendo con la presidenta de la APM sobre la responsabilidad de los periodistas en el futuro de nuestra profesión, yo le proponía que debíamos asumir esa responsabilidad y crear nuestro futuro, con una serie de medidas (que podrían ser mas o menos discutibles). Me contestó, tajante, que eso es asunto de los editores, no nuestro.

    Esos editores tan responsables y con enorme proven track record en crear futuro para el periodismo como Cebrián, por ejemplo.

    Imagínate si le llego a decir que hay periodistas que ya son sus propios editores, y que los hay incluso que saben llevar las cuentas de su empresa periodística. Hay locos que hasta hacen cooperativas. Pero para los máximos responsables de asociaciones como la APM, o la FAPE que citas tú, quizá eso solo sea una especie de perroflautismo periodistil. Es mejor seguir delegando en editores como el citado para asegurar el futuro de un periodismo decente, de servicio público, libre, independiente y autosostenible económicamente.

    Qué inventen Cebrián o Arianna, o que lo pete Pedro J. con Orbyt. Nosotros, como periodistas no-especuladores o como periodistas no-políticos-disfrazados-de-periodista, no somos nadie para inventar nuestro propio futuro.

    Para mí, padecen el mismo problema que el resto de instituciones, como los partidos políticos, los sindicatos y los propios medios tradicionales. El suelo se mueve bajo sus pies y se agarran a lo conocido, a sabiendas que esa palanca no es la que frenará el terremoto, sino la que sigue dándole más gas al asunto.

    Como anécdota, el despacho del máximo responsable de la APM no tiene nada que envidiar al de un ministro.

  2. Lo de tener una carrera, evidentemente, ayuda, pero, ¿me puede explicar alguien en que mejora un periodista por el hecho de estar o no colegiado? A mi me parece que eso solo mejora las cuentas del Colegio de turno.

    A mi es que eso de pagar para poder trabajar… como que no me acaba de entrar en la mollera…

    Solo como una de las muchas razones por las que me parece mal esto, mencionaré que en nuestros días no me parece bien poner más trabas para encontrar un trabajo aparte de las que ya tiene todo el mundo en la situación actual. Los corporativismos, las influencias y los «cortijitos» me sobran.

Los comentarios están cerrados.