El caso Pablo Soto

El caso Pablo Soto está consiguiendo gran atención en los medios y en la red, no todos los días discográficas y Promusicae piden una indemnización de 13 millones de euros a un creador de software P2P. En Soitu publican una crónica detallada del mismo, incluida la tesis de la acusación: si el uso mayoritario de tu herramienta es la de compartir obras con derechos, entonces te estás lucrando de ellas.

Más allá de la búsqueda de un chivo expiatorio – entiendo que han demandado a Pablo Soto porque es más fácil que demandar a las telecos, culpables bajo la misma lógica de la acusación – lo que resulta preocupante es que…. lo tienen ahí, Pablo Soto debería ser una referencia en este país, uno de los mayores expertos en tecnologías P2P por el que la industria de los contenidos debería estar dándose de tortas por fichar para dibujar sus sistemas de distribución de contenidos en internet. Y sin embargo prefieren demandarle para hacerle desaparecer, no sé si buscando intimidar a otros agentes del mundillo del P2P o simplemente incapaces de sumar a sus filas por resentimiento a quienes ven «culpables de su ruina». En definitiva es seguir buscando empeorar la experiencia del P2P, en lugar de plantear fórmulas para ofrecer experiencias de usuario y de valor añadido por las que la gente esté dispuesta a pagar.

Relacionado: Animersion cierra, demanda contra Pablo Soto.

Los comentarios están cerrados.