BlackBerry Curve

blackberry curve

Hacía tiempo que no hablábamos de aparatitos por aquí y en estas que RIM presenta oficialmente el BlackBerry Curve, un smartphone dirigido a usuarios medios y no a su típico cliente corporativo.

Las armas del BlackBerry Curve son sin duda un diseño muy cuidado (estamos en la era del iPod), su teclado (del tipo de los me está costando acostumbrarme con el Samsung Blackjack) y la apuesta por la multimedia (audio con AAC, MP3 y WMA, vídeo con MPEG-4, H.263 y WMV). Se nota su orientación hacia el consumidor no corporativo en la potente cámara que incluye, característica que dejan fuera de sus terminales «serios» como el Blackberry 8800. Y claro, como siempre, el fuerte sigue siendo su utilización para leer el correo.

Pero lo que me parece más interesante es lo que no tiene la BlackBerry Curve. No tiene conectividad Wi-Fi ni HSDPA, apenas soporta EDGE (ese GPRS con esteroides) que lo convierten en un terminal muy poco orientado al internet móvil. Quizás uno ande demasiado preocupado por este tema y el gran público no demande terminales capaces de conectarse a gran velocidad (sin ir más lejos Oscar no lo quiere para su nuevo móvil). En todo caso, me resulta chocante que BlackBerry Curve tenga la misma carencia que iPhone, nada de 3G.

Y otra cosa que no tiene, GPS integrado. Este aspecto imagino que lo habrán decidido por razones de tamaño (porque los costes son escasos), pero creo que RIM está más que interesado – al igual que Nokia – en facturar por servicios adicionales al correo y las rutas por GPS pueden ser una fuente de ingresos bastante interesante. Pero, por encima de todo, BlackBerry Curve va de diseño… y es que quien más (LG, Apple, ahora RIM), quien menos (HTC, Sony, Nokia) va buscando el «efecto iPod» en sus terminales.

Más información en bb curve.

Los comentarios están cerrados.