B de Books, el primer paso para matar Libranda

Grupo Zeta abre B de Books en lo que parece ser un programa piloto de venta de libros electrónicos que cumplen dos premisas: no tener DRM y ofrecer un precio ajustado a las expectativas en el libro digital con un tope de 10 euros. Con lo primero se aseguran ser compatibles con todos los lectores del mercado (Amazon fuerza la incompatibilidad cuando un libro tiene DRM y es un actor con el que contar necesariamente), además de librarse del infernal proceso de compra de Libranda.

Interesante también que hayan abierto camino en solitario, no sólo refugiándose en los distribuidores tradicionales (webs de El Corte Inglés, Fnac, Casa del Libro) o nuevos (Amazon), aunque también estarán allí. Parece como si B de Books fuese un intento para que la editorial mantenga una relación directa con el lector, todavía tímida (sólo compra), pero que debería ir a más si quieren sobrevivir en un entorno de fuerte desintermediación

Los comentarios están cerrados.