A favor de Quaero y contra Quaero

Ha costado, pero por fin han aparecido algunas voces que no sean de políticos en favor de Quaero. En los blogs hispanoparlantes (al menos hasta donde he leído) la crítica ha sido casi unánime, con excepciones como las de Telendro y Jasp. La presencia de capital público y el hecho de que Quaero se haya justificado como un buscador para “contrarestrar la hegemonía anglosajona” en la red han sido el blanco más habitual de estas crítias negativas.

Yo quería esperar a jugar un rato con el producto (lo anunciaron para final de mes, pero parece que se retrasa un poco más) para formarme una opinión sobre la calidad de sus resultados. Pero en cualquier caso, tener una alternativa más en en el terreno de las búsquedas me parece estupendo y el hecho de que su aproximación difiera mucho de la que hacen Google y el resto de buscadores también. No queda nada claro cómo va a ordenar Quaero los resultados, pero al menos parece que no va a ser un clon de Google. En cuanto a lo de proceder de capital público, pues quizás le permita a Quaero no someterse a la censura de algunos países.

Ahora bien, la presencia de grupos como Bertelsmann (vía Rinzewind) no me hace nada de gracia, si hay una empresa con intereses en posicionar sus contenidos, mal vamos. Además empezar presumiendo de tener cuatro millones de páginas inxedas (El País, gracias Miguel) no es un buen síntoma cuando el valor de un buscador se encuentra en la calidad de las diez primeras que presenta al internauta. Veremos de qué es capaz este Quaero.

Críticas a Quaero en: Retiario, Microsiervos o ALT1040.

Etiquetas: Quaero, europa, Bertelsmann

Los comentarios están cerrados.