Zune sin Play For Sure y el DRM viral frente a las CC

zune

Muy interesante repasar las reacciones a la presentación de Zune. Mientras que respecto al precio, el diseño y la mayoría de las características técnicas parece que Microsoft si que obtiene cierto beneplácito de la “crítica”, hay dos aspectos polémicos de Zune que están levantando ampollas.

Uno de ellos es que definitivamente Zune no reproducirá canciones con el DRM que Microsoft ha licenciado a numerosas tiendas, el PlayForSure. Con esto imita la estrategia de iPod – iTunes, sólo canciones compradas en la tienda de Zune (o en tiendas que no añadan DRM a los archivos) con el agravante de que Microsoft deja en la estacada a sus socios MTV-Urge, Napster, Rhapsody, Yahoo o Movielink (véase Eff). El “beneficio” es una supuesta “mejor experiencia” consistente en sólo poder acudir a un proveedor en muchos casos, lo cual es siempre antónimo de competencia y mejoras continuas en las condiciones de venta.

El otro punto negro alrededor de Zune. Al compartir una canción mediante la conexión Wi-Fi se añade DRM al fichero de manera que sólo pueda ser escuchada tres veces durante los tres días siguientes. La canción origen podría tener ya DRM o no, por lo que en MediaLoper han bautizado esta funcionalidad como “DRM Viral“, añadiendo que con Zune se violan las licencias Creative Commons, que establecen que si alguien añade DRM a un contenido protegido con ellas, está violando la licencia. En este caso, no tengo claro si la pelota quedaría en el tejado del usuario de Zune o en el del creador del aparato que añade DRM automáticamente al compartir.

Claro que este problema tiene fácil solución: no permitir cambiar canciones a través de Zune que no vengan de la propia tienda. Así estaría mucho más limitado, sí, pero al menos no elegiría por los autores que quieren conseguir la máxima difusión posible.

El problema de raíz es que con Zune no se han atrevido a plantear una tecnología que no fuesen a bendecir las grandes discográficas, que no pondrían las canciones en la tienda. Claro que como comenta Idaho, pagar por una funcionalidad que no te dejan utilizar como quieres y que encima añade DRM a canciones cuyos autores quieren que circulen libremente es pagar por nada.