Ponga un VPN en su vida

Ahora que asistimos a un revival del pago en internet no quería dejar pasar la oportunidad de recomendar el uso de una VPN, algo para lo que habitualmente tendremos que contratar un proveedor de servicio si no queremos complicarnos demasiado. Más allá de la definición técnica de una VPN (una red privada virtual), lo importante es que nos permitirá navegar con privacidad, encriptando el tráfico de forma que ni nuestro propio proveedor de conexión tiene acceso a qué páginas y qué contenidos accedemos, subimos o compartimos. Y aunque nunca he sido un obseso de la seguridad, cuatro son las razones por las que decidí poner una VPN en mi vida:

  • Seguridad y eventos Wifi: Wifi nunca fue diseñado para que cientos de personas se conectaran en la misma red y utilizaran servicios ligados a información privada. De hecho, Firesheep es un juego de niños de lo que puede conseguir alguien con conocimientos de seguridad avanzados en cualquier evento con Wifi abierto y en el que el personal se dedica a Tuitear y a mirar el correo (aplica lo mismo para el wifi del hotel o de cualquier sitio en el que es abierto). Si no hay otra que usar la Wifi (mejor siempre si uno puede llevar su propia conexión 3G), un servicio VPN nos cubre las espaldas.
  • Servicios localizados, típicamente USA: Hulu, Netflix, Pandora… hay un montón de servicios que sólo funcionan si te conectas con IP de un determinado país. Lo interesante de disponer de un servicio VPN es que la mayoría proveen de muchos nodos alrededor del mundo a través del cual conectarnos, por lo que podremos decidir si nuestra IP de cara al servicio es de San Francisco o de Buenos Aires con sólo configurarlo. Así que si uno tiene prisa por disponer de Netflix o sigue pensando que Pandora es el mejor servicio de música online, un VPN le puede ayudar a desenredar las fronteras que establecen. Aplica también cuando visitas un país que bloquea servicios.
  • Tu página desde otro país: muchas veces tienes webs y para ciertos países de la publicidad se encarga una agencia local. Un VPN nos sirve para descubrir qué ven los usuarios que se conectan desde otro país y qué tipo de publicidad nos están integrando.
  • Extra de privacidad: cuando no quieres que el proveedor de internet (sea una teleco o sea una wifi que te encuentras) pueda monitorizar a donde te conectas o prefieres que la página web que visitas no tenga tu IP real.

Proveedores hay muchos y también tenemos distintas modalidades y protocolos de VPN. Servidor utiliza el servicio de pago PPTP de Witopia: los hay más baratos (este sale por unos 30 euros al año), pero hasta ahora me ha funcionado perfecto cada vez que lo he necesitado.

Los comentarios están cerrados.